RABIA Y PERDÓN

La rabia es una emoción parecida a un camaleón, se mimetiza, se disfraza y se oculta, puede que no podamos verla pero sus efectos los sentimos.

Muchas veces me han preguntado ¿cómo me libero de la rabia?, la respuesta es una sola: con aceptación.

Entrenándonos cada vez en aceptar que las cosas no siempre salen como queremos, a veces salen peor o mejor o simplemente no salen y que lo que nos conviene es estar siempre listos a recomenzar una y otra vez con lo que tenemos.

Nuestras ideas son fijas y el mundo está en constante movimiento, entonces no es raro que la mayor parte de las veces no sucedan las cosas como esperamos, eso no quiere decir que pueden salir mucho mejor y eso nos traerá alegría, pero si no es así, comienza la frustación y la rabia.
¿Qué hacemos con esa rabia?

Generamente no nos damos cuenta que la tenemos. ¡No la reconocemos!

El reconocimiento es un aprendizaje, pasamos por la vida experimentando una serie de emociones que simplemente suceden y no nos detenemos a preguntarnos ¿qué es lo que en realidad estoy sintiendo?…

Y así es como vamos acumulando, conflictos, resentimientos, etc.

De pronto me resiento con alguien porque no se acordó de saludarme en mi cumpleaños, o porque no me agradeció lo suficiente algún favor, o porque no me hizo un favor…

¿Alguna vez me he puesto a pensar que lo que siento es rabia?

¡NO! me víctimizo y no me doy cuenta que nadie es más rabioso que una víctima.

La rabia es motivadora del miedo, ira, celos, envidia, etc, etc, etc.
Sólo puede ser amansada, y eventualmente erradicada con la aceptación sin victimización. Sin esa palabra ambígüa que es la resignación, porque en la resignación puede haber mucha rabia oculta.

Aceptación, es “esto es lo que tengo, con esto trabajo”, tratar de mejorarlo sí, por supuesto pero con entusiasmo, con alegría, perseverancia, paciencia que son los frutos de amor verdadero.

Recuerda que todo resentimiento hacia los demás es sólo rabia en tu interior.

Entonces podemos hablar del perdón.
¿cómo perdonar si en realidad no sé qué es lo que tengo que perdonar?

¿ me ofendiste?
¿ me engañaste?
¿ no me quieres?

Hay un dicho antiguo que dice “Me puso el dedo en la llaga”, es decir justo te tocó en donde estaba herido.

¿Te das cuenta que la que tiene la llaga eres tú?, nadie puede ponerte el dedo en la llaga ¡si no hay llaga!

Primero es la rabia, la rabia genera la herida, y tengo rabia porque las cosas no salen como yo quiero.

Puedes preguntarte ¿ cuándo hay una traición?,
… la verdad es que lo que más duele de una traición es haber sido ingenuo, no habernos dado cuenta, entonces los cuestionamientos son con uno mismo, la rabia es hacia uno mismo, si me perdono, ya no hay a quien más perdonar.

La lección 5 de “Un curso en milagros“ dice:

“Nunca estoy disgustado por la razón que creo”

y en otra parte del libro dice:

“Si estoy molesta con una persona en el mundo: estoy molesta con todos”.

Entonces el secreto radica en estar bien conmigo misma, ¡nada más!, cuando conseguimos perdonarnos a nosotros mismos, podremos perdonar al mundo entero.

¿Por dónde comenzar?, si no estoy entrenada, si aún no sé reconocer, si no sé cómo hacer para no generar rabia, puedo comenzar por no juzgar y no criticar.

¿Sólo eso?, SÍ.

Tratemos de hacerlo y veamos cómo nos sentimos en los próximos días.

No trates de perdonar, es inútil, si no te perdonas a ti mismo. Pero si dejas de juzgar puede que el perdón llegue sin que lo esperes.

Comencemos esta semana sin críticas ni juzgamientos y dejemos que nuestras llagas internas vayan cicatrizando poco a poco.

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo UNO. Te entrego todas mis memorias de rabia para que Tú, las transmutes en luz.

Dame lucidez para observarme y detenerme antes de comenzar a criticar o a juzgar.

¡Y así se ha hecho!



Lo siento, por favor perdóname



Te Amo

Gracias
 



Ana María


Aloha Ke Akua


“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”


Add a Facebook Comment

2 pensamientos en “RABIA Y PERDÓN

  1. Buenos dias, te doy infinitas gracias por tus consejos, hace un tiempo sigo el ho’oponopono, hice todo para perdonarme, consciente que soy responsable de mi realidad y todo lo que hay en ella, se que hay mucha ira en mi, y la verdad no es con quien me traicionó, si no con mi persona por haber confiado, haber sido tan ingenua, en creer en las personas, en creer en la amistad verdadera, etc. Y ahora que te leo, me doy cuenta de lo que debo hacer en verdad, no juzgar mas, no criticar mas, sin querer me veia cayendo en esa actitud toxica. Pues ahora me pongo las pilas y voy con todo a soltar, a dejar ir, sin juzgar, sin criticar a nadie, a ver si ya pronto puedo recuperar mi paz interior. Mil gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anti-Spam Quiz: