Yo, tú, él. Nosotros: YO

 “En cada respiración ustedes repiten Soham “Yo soy Él”, y no sólo ustedes, sino todo ser vivo en la creación.

Cuando observen su respiración y mediten en esa gran verdad, Yo soy Él, lentamente ambos se fundirán, y para siempre desaparecerá la dualidad”.SSSB

 

La dualidad ese estado de separación que nos confunde es la razón de muchos juicios errados.

Entender que todo sucede en nosotros y se refleja en nuestra realidad, nos provee de una visión clara.

 

Cuando entendamos y realicemos que nuestra presencia en este plano de existencia es para aprender a reconocer ESO y saber que somos una parte de ello, habremos cumplido la misión por la que encarnamos.

 

Hay una enseñanza en el libro “Un curso en milagros” que dice que cuando las antiguas escrituras se referían al “pecado original”, lo que hacían, es recordarnos que el error que todos cometemos es creer que hemos sido separados de la fuente.

 

Recuerda que la palabra “pecado” ha sido traducida y orientada erróneamente al sentimiento de culpa, la culpa nos lleva al miedo y allí nos quedamos esperando ser castigados, la verdadera traducción es “error” , los errores se corrigen y reparan.

 

De la misma forma, cuando traducimos la palabra hawaiana Ho´oponopono, decimos que significa corregir un error.

Entonces el error principal que debemos corregir es el de sentirnos separados.

Morrnah enseño que al compartir todos la misma existencia, cada cosa que corrijamos en nosotros también, será corregido en la humanidad.

 

La separación no existe y todos estamos viviendo solo la reacción reflejo y resonancia de lo que llevamos dentro.

 

Nuestras memorias vienen todas del pasado y al repetirlas vamos creando futuros potenciales que muchas veces no son favorables.

 

Cuando entregamos memorias, cuando corregimos en nosotros y como dice el Ho´oponopono, corregimos un error o enderezamos lo torcido, estamos creando en el presente posibles futuros favorables.

 

Es importante entender que no solo se trata de repetir una y otra vez “Te amo, gracias”, esperando que todo sea transmutado.

También será necesario acompañar ese “te amo , gracias”, con la voluntad de cambio y mejora.

Recuerda que todo comienza con el libre albedrio, esa facultad de nuestro intelecto-consciencia.Uhane- La Madre.

Si no hay esa elección de cambio, todo seguirá repitiéndose una y otra vez.

 

Primero es la voluntad, que acepta la memoria como propia, y luego viene la entrega con humildad para que esa memoria regrese a nosotros en forma de iluminación.

 

“Nada es afuera: Todo es adentro”, nada esta separado, YO SOY ESO

 

ESO es el TODO, la existencia que esta en todas partes y en cual estamos conectados y entrelazados, es más, estamos impregnados de la misma existencia.

 

Este pensamiento es inmenso, es intenso y parece difícil, pero comencemos a vivirlo paso a paso.

 

Comencemos por el ingrediente básico, la observación de nosotros mismos, y corrijamos en nosotros, no es necesario más.

 

Hoy reconozco que desde la antigüedad este mensaje estaba latente en algunos dichos y refranes:

“No veas la paja en el ojo ajeno, sino la viga en el propio”

“No le hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti”

 

Hay sabiduría en estos refranes si los vemos con la mirada del amor, no ver la paja en el ojo ajeno, ¿No sería un recordatorio de que el re-conocer es porque ya lo conocía, porque está en mí primero?¡¡

 

No hacer a otros aquello que no quisiéramos para nosotros es reconocer que no hay otro solo hay un YO manifestándose desde nosotros y hacia nosotros.

 

Un pequeño trabajo para comenzar que puede cambiar nuestra realidad, no ver la paja en el ojo ajeno, es decir no criticar. Y no hacer, ni decir nada que no nos gustaría que nos hicieran o dijeran de nosotros

 

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

 

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno, Te entrego todas mis memorias de separación para que Tú, las transmutes en luz.

 Enséñame a ver la unidad en la diversidad.

 ¡Y así se ha hecho!
 

 Lo siento, por favor perdóname
 


 Te amo,  Gracias

 Ana Maria
 

 

Aloha  Ke Akua


“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”