Introducción

Destacado

HO’OPONOPONO es una técnica de sanación basada en la tradición y creencias hawaianas. Ho’oponopono significa “corregir un error” o “hacer lo correcto”. Esta técnica se basa en la creencia de que nosotros creamos nuestra realidad, por consiguiente nosotros somos los responsables de lo que ocurre en nuestro mundo.

Es fundamental comprender que, cuando tenemos problemas de, enfermedad, carencia de cualquier tipo, de trabajo, estudio, de pareja, con nuestros hijos, económicos, etc. Es algo que debemos sanar en nosotros mismos, son patrones de conducta que debemos borrar, cuando limpiamos esas memorias o patrones, el problema dejará de existir.

Esas memorias, tengamos o no conciencia de ellas, son creadoras de nuestra realidad, de lo que vivimos diariamente.

El HO’OPONOPONO nos enseña a borrar o limpiar de nuestra mente esas memorias erróneas, que nos generan enfermedades, carencias, problemas y situaciones dolorosas de manera repetitiva en nuestras vidas.

¿Cómo se hace?

Según el Ho’oponopono para resolver el problema se debe recitar: 
 Divino Creador Padre, Madre e hijo todos uno, te pido perdón si yo, mi familia, mis parientes y o mis antepasados, te hemos ofendido a ti, tu familia, tus parientes o antepasados en pensamientos, palabras, actitudes o acciones, desde el comienzo de la creación de mi alma hasta el presente. Nosotros rogamos tu perdón. Permite que esto se limpie, purifique y libere, corte todos los recuerdos, bloqueos, energías y vibraciones negativas, transmutando estas energías indeseables, en pura luz.

Y así está hecho.

LO SIENTO, PERDONAME

TE AMO

GRACIAS

COMPARACIÓN

Existe un impulso natural en el ser humano que es el de compararse

Si supiéramos cuán negativa puede ser esta conducta, quizá podríamos
comenzar a corregirla.

Con la comparación activamos una serie de emociones que nos lastiman. Para
comenzar la rabia, esa energía de baja vibración y mala consejera para
sea lo que fuera que hagamos.

La envidia va acompañada de la carencia, porque en toda comparación hay
carencia, duda, frustación, etc.

Nos comparamos por costumbre, por inseguridad y por miedo.

Muchas veces pensamos que al compararnos con otras personas nos ponemos
retos o metas para avanzar, y no es verdad.

Podemos admirar los logros de otros, sinceramente sin necesidad de
compararnos.
La forma correcta para mejorarnos a nosotros mismos es contrastándonos.
¿Qué quiere decir esto?
Con la autoregulación, que es con nosotros mismos

Por ejemplo:
“Hoy pude hacer 10 minutos de ejercicios, mañana trataré de hacer quince”.

Yo puedo ir mejorando, con mi propia medida.

Con la comparación, se inician también los celos, los más tempranos son entre
hermanos, cuando se compite por la atención y el cariño de los padres.

También en la escuela cuando la competencia por las notas, hace que
perdamos la satisfacción que representa el aprendizaje.

La comparación es fomentada de forma regular por los medios, las redes
sociales, etc.

Comencemos una etapa diferente, en donde podamos alegrarnos por el bien
ajeno como si fuera propio y sobre todo sin compararnos.

La comparación es infantil.

Entendamos que a cada uno de nosotros nos corresponde desempeñar un rol
o un personaje en esta gran obra maestra que es la vida.

En una obra de teatro cada personaje es imprescindible, aunque admiremos al
personaje principal , éste no sería tal si los demás personajes no
desempeñaran su papel.

En los talleres siempre hablamos de las etapas del método:
Reconocer, aceptar y corregir

Este método nos sirve para todo en la vida.

Reconocer, que es la primera etapa, es el primer aprendizaje.

Pasamos por la vida sin reconocer cada experiencia.

Puede ser que hoy que te digo que la comparación no nos conviene comiences
por reconocer que has estado comparándote toda tu vida.

Una vez que reconocemos podemos recién aceptar que esa conducta es
nuestra y finalmente corregirla.

¿Te das cuenta que no podemos corregir algo que no sabemos que
tenemos?

No es necesario compararse, sí, es muy bueno contrastarse y autorregularse
para mejorar.

¿Qué hacer para no compararse?
Aplicar el principio de “no juzgar, no criticar”, es decir simplemente observar.

Puedo no estar de acuerdo con muchas cosas, porque siempre tendré mi propia
opinión, pero esa opinión no tiene porque ser con crítica o juzgamiento.

Con la observación recaudo información y luego elijo lo que puede ser útil y lo
que no.
Mi maestro siempre decía: “Lo mejor que un ser humano puede tener, es un
buen discernimiento”.

Es con el discernimiento que podemos elegir lo que nos conviene para seguir en
nuestro avance y saber qué dejaremos de lado.

Que tengamos una maravillosa semana llena de paz, más allá de todo
entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te
entrego todas mis memorias de demostración y orgullo para que Tú las
transmutes en luz.

Enséñame a vivir la compasión verdadera en donde sólo existe unidad.
Y Asi se ha hecho

Lo siento, por favor perdóname

Te amo, Gracias

Ana Maria
Aloha Ke Akua
“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”

DEPRESIÓN: RABIA CONGELADA

Si de algo se ha hablado en los últimos años, es de la depresión, hay
diagnósticos médicos, sicológicos, hasta genéticos.

Pero ¿cuántas veces hemos escuchado que la depresión es rabia congelada producida por la incapacidad de aceptar que las cosas no salen como queremos?

Este artículo no pretende ser un tratado científico, puesto que no soy sicóloga ,no soy científica, pero sí puedo decir que hoy día:
¡yo no tengo depresión! …

Que la tuve y que quedó atrás, cuando acepté que las cosas no tienen porqué ser como yo deseo y que lo mejor de todo, es que no hay errores, ¡que la Divinidad siempre me dará lo que es mejor para mí!

Contar detalles está demás, si hoy tu crees que tienes depresión ya sabes loque se siente, para que decir más.

¡Es la pura expresión del egoísmo!

Egoísmo, es una palabra muy usada, en el diccionario la definen como: “amor excesivo e inmoderado que una persona siente por si misma y que le hace atender exclusivamente su propio interés”.

Yo me pregunto ¿alguna vez el amor puede ser excesivo? o será que a
¿aquello que llamamos amor es otra cosa, como apego, miedo, inseguridad, afán de controlar?

En Ho´oponopono no tengo que explicarme nada, no busco las causas, todo lo que me molesta, simplemente lo entrego para ser transmutado, pero hay veces que esa decisión, esa voluntad de entregar no se activa hasta que no me doy cuenta cuáles son los mecanismos o memorias que he estado activando, por eso comparto contigo estas reflexiones.

La depresión es egoísmo y el egoísmo lejos de ser amor desmedido por uno mismo es desamor desmedido. Es vacío que quiere ser llenado con ser el centro de atención y de pedir, pedir y pedir que todo venga de afuera. Es centrarse en “Lo que no tengo y no me dan”. ¡El estado de víctima en su mejor expresión!

Pero, ¡qué le vamos a hacer! ¡de allí venimos! Todos hemos experimentado ese grado de exigencia en la primera infancia y en ese momento era válido, pero ¿ahora…como adultos…?

Recuerdo nuevamente el principio “A lo que me resisto, persiste, lo que acepto se transmuta”. Si reconozco que estoy o he estado en esa situación, la acepto, es una memoria mía y no la rechazo, pero sí hago el proceso de la entrega.
En los últimos talleres de Sanación del Niño Interior, ha habido experiencias extraordinarias en el proceso de entrega, de memorias tan arraigadas que hubieran parecido imposibles de transmutar. Si no te es posible participar de los talleres, puedo orientarte a seguir el proceso, estos artículos te dan las primeras pautas.

Cuando finalmente entiendo que todo lo que está en mi realidad no es sino la repetición de lo que ya conocía, para hablar en términos cibernéticos, son programas de mi disco duro que activo, y que van formando lo que vivo día a día.

Alguna vez pregunté a mi maestra, sobre qué pasaba con la muerte, si todo es recreado por mi misma, ella me contestó “Morimos porque como humanidad, re-conocemos que existe la muerte”, igual pasa con los desastres naturales, tenemos memorias ancestrales, que han nacido con nosotros.

En este momento me pongo a pensar, en la historia bíblica de Adán y Eva,
cuando Dios los crea les dice que vivirán para siempre y cuando ellos eligen desobedecer, graban ya las primeras memorias de temor y culpa, luego vendrá la memoria del egoísmo y muerte con Caín y Abel. ¡Que increíble!

Ver todos estos conceptos desde el Ho´oponopono, a mí, me hace comprender cada vez más.
Vuelvo entonces al tema de la depresión, ya entendí. Me deprimo por que no obtengo lo que quiero, entonces no es depresión, es pataleta infantil!!
¡Que simple! Suelto el deseo, me entrego… y llega la paz.
Alguna vez te conté y te la cuento ahora nuevamente, la historia de cómo atrapan a los monos en la India, el cazador pone en el fondo de una vasija de barro de cuello angosto y muy pesada, un trozo de sal, el mono viene, mete la mano y empuña la sal, cuando quiere sacar la mano con el puño cerrado ya la mano no pasa por la boca angosta y el mono no puede correr porque la vasija pesa, entonces viene el cazador y lo atrapa sin dificultad ya que el mono es incapaz de soltar la sal y así obtener su libertad.

Te parece conocida esa situación?, cuántos trozos de sal tengo empuñados?

Que ilógico ¿no? Perder la tranquilidad por un trozo de sal!!!
¡Todo es cuestión de prioridades!

Te dejo con esta reflexión, hoy acepto que las cosas no tienen que salir como yo deseo, que la Divinidad siempre me dará lo que es mejor para mí, aunque en el momento yo no lo vea así y que ningún apego vale la pena de ser cambiado por la paz de vivir en estado de entrega constante.

“La paz comienza conmigo” y cuando la paz se instala en mi vida, todo lo
demás llega por añadidura.

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te entrego todas mis memorias de rabia para que Tú, las transmutes en luz.

Enséñame a aceptar que las cosas muchas veces no son como yo deseo, sino que obedecen a Tu orden perfecto.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria


Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


L A AUTOACEPTACIÓN

Cuántas veces escuché hablar de la autoestima y siempre, esa palabra
llevaba consigo la carga de alguna opinión externa a mí, cuando aprendí
que el secreto está en la autoaceptación, aceptarme yo misma, amarme y
reconciliarme internamente, entonces supe, que eso era lo que yo quería.

Autoaceptación significa reconocer que soy valiosa y digna de ser
querida y respetada a pesar de no ser perfecta. Mi valor es la existencia,
esa existencia que es una sola y que compartimos todos.

Tengo 63 años, y cuando uno llega a esta edad la vida te regala algo muy
bueno: la ventaja de observar cómo fueron los resultados.

He convivido con tantas personas, y he vivido tantas experiencias, que
hoy puedo valorar muchas situaciones en su dimensión correcta.

Aquellos que aprendieron a aceptarse, valorarse y contrastarse,
invariablemente han llegado a un estado de estabilidad emocional y paz,
independientemente del trabajo que realizan, su condición social o
económica.
La autoaceptación es un bálsamo, deja la comparación y la competencia
de lado, y sólo es el contraste consigo misma. Ahora hago eso, me
contrasto, como estaba ayer y cómo estoy hoy, y mantengo muy presente
mi tendencia a los defectos de carácter para no repetirlos; borro, limpio,
limpio, gracias a Dios tengo esta herramienta maravillosa del
Ho´oponopono, nunca sabré cuántas memorias avalan esos defectos de
carácter, entonces me mantengo alerta y limpiando.

Estar alerta, es estar despierta, atenta, presente y feliz.

Vivir en el presente es aceptar que hoy estoy en paz, sólo por hoy, hoy
hago mi mejor esfuerzo, hoy enfrento los retos de hoy, hoy es
interminable porque es el único tiempo que existe: HOY.

Aceptarme y aceptar mis errores de cálculo, no quiere decir que me
gusten, es que ya no voy en “contra de”, recuerdo el principio básico: “a
lo que me resisto, persiste, lo que acepto se transmuta”, mi educación
me orientaba a la perfección y mientras más perfecta quería ser, ¡más
infeliz me sentía!

Lamentablemente esa misma medida la usaba para la exigencia que ponía
en quienes me rodeaban.

Me revelaba en contra de lo que me disgustaba de mí, quería ser siempre
más delgada, más exitosa, más inteligente, más bella: Perfecta según la
imagen y modelo que, en algún lugar mi memoria tenía grabada.

El sentir que mi felicidad estaba condicionada a llegar a esas metas
inalcanzables era agotador.

Y de pronto descubro que la verdad es que soy “perfectamente
imperfecta”, que valgo porque existo, que toda mejoría es ganancia, y
que cada caída es experiencia y que me puedo levantar cuando me caigo
y ¡me levanto con más sabiduría!

Autoaceptación es sabiduría y la sabiduría lejos de venir con el
aprendizaje intelectual, llega con el conocimiento de uno mismo, y
cuando finalmente llegamos a conocernos, nos integramos a la creación,
¡ya nada nos es ajeno!

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno, te
entrego mis memorias equivocadas para que Tú las transmutes en luz.

Enséñame a tener tolerancia, flexibilidad y alegría de vivir.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria



Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


HO´OPO BOLETÍN DE SETIEMBRE 2016

“Allí donde va mi atención va mi energía”

Muchas veces he tratado este tema por este medio y en los talleres, hoy lo
vuelvo a tratar porque repetirlo me despierta.

¿En dónde estoy poniendo mi atención?

Sin quererlo muchas veces alimento aquello que no deseo tener en mi vida,
según la atención que yo pongo en ello.

Antes, cuando se me presentaba un problema, mi atención estaba totalmente
puesta en el problema, es cuestión de enfoque, esto no quiere decir que no me
ocupe del problema, una cosa es ocuparse y otra pre- ocuparse, lo primero es
tomar acción luego de haber entregado la situación a la Divinidad para que sea
transmutada, luego con la seguridad que ya está en Sus manos me dejo guiar
por la inspiración, y la inspiración me llevará poner mi atención en la solución,
ya no en el problema. Pre-ocuparme es divagar en situación de víctima y
simplemente dar vueltas sobre lo mismo. Algo por demás inútil.

Mi vida es como un juego y existen por así decirlo “las reglas del juego” y estas
reglas funcionan inexorablemente, así las conozca o no, no importa mi edad,
situación social, laboral o económica, igual funcionan y están activas.

Yo he sido creada para ser feliz y todo está a mi alcance, sólo tengo que estirar
la mano y allí está.

Si conozco las reglas me será más fácil. Acá va el repaso:
-Como es dentro es fuera

Mi mundo exterior refleja mi mundo interior, si quiero cambiar algo de mi
realidad, tengo que cambiar yo, si cambia mi actitud, cambiaran las condiciones
externas de mi vida, para eso comienzo tomando el 100% de responsabilidad,
lo que sea que esté viviendo es una creación mía, por lo tanto yo también
puedo cambiarlo.

Recuerda que “Responsabilidad es la capacidad de generar cambios”.

-La ley de la atracción

Todo en el universo es aparentemente sólido, pero no es así, todo es un
conjunto de moléculas, partículas y átomos, que son energía, todo es energía y
mi pensamiento también es energía.

Pero mis pensamientos están basados en mis memorias y ellas son tantas, tan

variadas y ancestrales que nunca podré saber de dónde vienen. Es allí donde
el Ho´oponopono trabaja, siempre y cuando me mantenga en una limpieza
constante. ¿Cómo limpio? Sólo diciendo “Te Amo” “Gracias” a todos y a todo.

-Ley del Reflejo

Observo lo interior y cambio lo exterior. Las personas que me desagradan me
están mostrando aspectos de mi interior que no me agradan y que no me gusta
reconocer. Cuando siento que soy incompatible con alguna persona es bueno
reconocer que somos maestros mutuos nos estamos mostrando uno a otro
aquellos aspectos que están allí, aún sin resolver y listos para ser limpiados.

-Ley del desapego

Puedo tener lo que quiera en mi vida, primero tiene que ser pensado y luego ¡me
desapego del resultado!

Un maestro es una persona sin apegos, que tiene paz interior. No es fácil
lograr el desapego y es normal y motivador tener metas, pero he aprendido a
dejar la puerta abierta para que la Divinidad me sorprenda. He dejado de
empuñar desesperadamente mis deseos, ahora abro la mano y la dejo en
libertad.

-Ley del esfuerzo mínimo

Cuando acepto cada reto como un paso adelante en mi camino espiritual y la
expansión de mi consciencia, dejo la “lucha en contra de”, y por consiguiente
dejo de sentir rabia y frustración.

Aceptación no es resignación. La resignación viene desde el estado de
victimización y la aceptación desde la responsabilidad.

Me amo, acepto mi luz y acepto mi sombra y ese amor que siento por mí, el
Universo me lo devuelve con amor y aceptación.

-La ley de la Gratitud

Al universo le gusta que yo agradezca y por eso me da cada vez más motivos
para expresar mi gratitud.

Cada día me pregunto ¿qué tengo hoy para agradecer? Y en ese estado de
gratitud inmediatamente cambia mi punto de enfoque, mi vibración de carencia
desaparece y estoy abierta a recibir.

El desaliento ya no forma parte de mi vida, porque sé que es una vibración muy

baja y sólo trae carencias de todo tipo.

Hoy sólo digo ¡GRACIAS!

-La ley de dar y recibir

Soy lo que doy en pensamientos, obras y acciones. De aquello que más quiero
recibir, eso mismo doy. Dar es recibir.
Esta ley nunca falla, es una ley exacta, lo mismo que yo pienso, digo o te hago a ti, eso mismo recibiré yo.
Si falta amor en mi vida es que no estoy dando amor, si falta alegría o comprensión, es
igual… todo vuelve a mí y muchas veces no vendrá de la misma dirección a
donde yo lo envié, por eso no espero retribución, sólo estoy abierta a recibir.

Saber recibir es un don y requiere humildad, es parte de tener conciencia de
merecimiento.
He aprendido que la frase “No me lo merezco”, no es humildad es soberbia
enmascarada.

Lo que creo: crea.

-La ley del Dharma

Dharma es una palabra sánscrita que significa RECTITUD, en este caso es
hacer lo correcto en mi vida: cumplir mi misión.
Cuando practico el Ho´oponopono la claridad llega y entonces reconozco mi pasión, los dones que he recibido y las habilidades que puedo poner en práctica.
Esa guía que me da la inspiración, me empuja a seguir mi verdadero camino. Elijo entre la inspiración o mis memorias, aquellas memorias dolorosas las entrego a la
Divinidad para ser transmutadas y las memorias positivas las combino con la
inspiración para poner en práctica lo que he venido a hacer.
Cuando tomo el camino correcto todo fluye, el universo me apoya, mis pensamientos se
materializan más rápido y vivo en un constante estado de sorpresa y gratitud.

-Ley de la vibración

Todo en el universo vibra y atraigo lo que tiene mi misma vibración, por eso no
es casual que si vibro en temor, crítica, rencor y preocupación, en pocas
palabras CARENCIA, atraeré más de lo mismo, incluyendo personas de baja
vibración.

En cambio si mi vibración es tan alta como el amor y la aceptación, será eso
lo que llene mi vida y las personas que estén en mi realidad tendrán esa alta
vibración.

-La ley de los milagros

San Agustín dice:” El milagro no acontece en contradicción con la naturaleza,
sino en contra de cuanto nosotros sabemos de la naturaleza”.

Y la verdad es que sé tan poco, todo lo que ocurre en mi vida tiene una causa y
es casi imposible saber cuál es la causa de cada efecto, pero cuando practico
el Ho´oponopono muchas veces ocurre algo que me permite deslizarme por la
senda de la energía Divina y conectarme con el universo y sus infinitas
posibilidades y es allí en donde ocurren los milagros en mi vida.

Y en la tuya…

(Diez leyes- Fuente: Libro Ho´oponopono de M.J. Cabanillas)

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador Padre, Madre, Hijo, te entrego mi tendencia a vibrar en baja
frecuencia para que Tú la transmutes y me devuelvas la capacidad de
vibrar en Tú frecuencia de amor y creatividad.
.
Y así se ha hecho
Lo Siento, por favor perdóname
Te amo
Gracias
Ana María


Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


ESO QUE ES DIOS

Es muy osado de mi parte querer escribir este artículo sobre Dios.
¿Cómo puede una mente finita explicar lo infinito que es Dios?

No se puede.

Pero si puedo compartir contigo un poquito de lo que encontré en mi búsqueda
hasta este momento.

Para comenzar te diré que nada está fuera de Dios. Él, es absoluto, algo
absoluto que lo abarca todo y lo contiene todo, por lo tanto no puede haber nada que no sea Suyo.

Voltaire dijo:
“Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza, y el hombre le devolvió el
cumplido”.

¿Qué quiere decir esto?

Que le atribuimos a Dios características humanas. Dios es existencia pura sin
atributos.

Cuando decimos Dios es amor, pensamos en el amor humano, con apegos,
preferencias y aversiones.

El amor que es Dios, es verdad y existencia. La verdad es aquello que no tiene
variación.

La verdad es el continente y el amor universal es el contenido.

Por lo tanto Dios no castiga, Dios no se alegra, Dios no se enfurece, Dios
simplemente: ES.

En el libro “El Kibalion” interpretan que si todo está dentro de Dios y nosotros
somos parte de Dios entonces somos el pensamiento de Dios.

“Todo es mental” dice el principio.

El ser humano sólo recibe atisbos de la realidad de Dios, mientras estemos
viviendo en la dualidad, en donde existen el bien y el mal, la oscuridad y la luz,
la vida y la muerte. Nunca podremos comprender lo que es lo absoluto, la
eternidad.

En la unidad, el libre albedrío desaparece, porque se requiere de donde
escoger para ejercerlo y cuando todo lo que tengo, es existencia, sin atributos
¿de dónde escojo?

Se dice que la luz es la sombra de Dios, entonces imposible imaginar la luz
verdadera con mi cerebro limitado.

En cuanto a la vida y la muerte, también desaparecen. Lo eterno es lo que no
termina: el no tiempo.

Durante los talleres cuando fácilmente contactamos con nuestro
supraconsciente (Aumakua, para los hawaianos) El Padre, la chispa divina en
nosotros, nos damos cuenta que siempre ha estado allí.

Tal vez hasta ese momento no sabíamos lo fácil que era contactarlo y que es
aquello que realmente somos nosotros, que no tiene límites , está en un
estado de serenidad constante y absoluto.

Esa sola experiencia es un atisbo de la Divinidad latente en cada uno de
nosotros. Y un camino hacia la paz permanente.

Para concluir, este artículo osado, totalmente rudimentario e incompleto me
gustaría compartir contigo alguna experiencia más.

Es algo muy interesante que aprendí del Maestro Subba Rao en la India ,
sobre numerología explicando lo existente.

Si pudiéramos explicar en números parte de la naturaleza, Dios o lo absoluto
sería el número 9, es el único número que multiplicado por cualquier cifra, al
sumar todos los números componentes del resultado siempre será 9, no tiene
variación.

Cuando este absoluto decide crear, adquiere un atributo y baja al número 8,
Dios Creador es el 8.

Cuando Dios se manifiesta en un Ser superior, un Avatar, un Profeta, este
representa el número 7.

El ser humano es el número 6, con la posibilidad de ascender y fundirse en el 9.

La naturaleza es el 5.

Subba Rao, fue embajador científico en la ONU por cuarenta años, cuando se
retiro, decidió regresar a la India a vivir austeramente en el ashram de mi
maestro.

Tuve el privilegio de escuchar sus charlas, se sentaba debajo de un gran
árbol de baniano (higuera de Bengala), y quienes lo escuchábamos lo hacíamos sentados en el suelo a su alrededor.

Él nos regalaba su sabiduría, con humildad mezclada con un gran sentido del
humor y la delicadeza y el refinamiento de un embajador.

En alguna oportunidad fui a su pequeña casita dentro del ashram, él y su
esposa me recibieron con la tradicional reverencia hindú, que indica “atender al
huésped como a Dios”.

El humor y delicadeza de Subba Rao, contrastaban con la austeridad y
firmeza de Ratan Lal, otro maestro del ashram.

Ratan Lal, enseñaba a quienes temerosamente nos acercábamos a él, a
sabiendas que seríamos duramente recriminados cuando demostrábamos
alguna curiosidad que no fuera estrictamente espiritual. Él siempre decía:

“Todo lo que no te sirve para tu desarrollo espiritual: es ego”.

Se refería a que nuestra indagación debiera ser sólo referente a la búsqueda
de la divinidad yacente en cada uno de nosotros.

Alguna vez dijo: “Si estoy en mi oficina, debo estar informado sobre mi trabajo,
el querer saber otras cosas como, si alguien se divorció o viajó, etc., es ego,
no sirve y entorpece el camino”.

También decía. “ Tan sólo en el silencio absoluto, encontrarán a Dios y serán
iluminados”.

Hoy yo interpreto esto como llegar al cero.

El silencio absoluto se da en los momentos en que nuestra limpieza de
memorias permite que la inspiración nos llegue fluidamente.

Estar en cero es estar en vacío.

El vacío es la ausencia de todo, y todo se puede manifestar en ese vacío.

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como uno solo te
entrego todas mis memorias negativas para que Tú las transmutes en luz.

Llévame de la mano al cero para ser una pizarra en blanco en donde Tú
describas el camino de mi vida.

¡Y así se ha hecho!




Lo siento, por favor perdóname




Te Amo,
Gracias




Ana María

CHAKA RUNA

“Si un pájaro entra en una sala de espejos, ve muchos reflejos de su
propia forma. Se imagina que hay una multitud de pájaros y que son
sus competidores. Por lo tanto, sigue precipitándose hacia los espejos
y los vidrios se rompen en pedazos. Ahora se ve como muchas aves,
ya que hay trozos de espejos. Cuando los espejos se hacen añicos, no
se ve ninguna imagen y el pájaro se va volando.
Este es un estado de ignorancia.
Por el contrario, cuando un hombre de sabiduría entra en la habitación,
reconoce que todas estas son sus propias imágenes y se siente feliz.
De la misma manera, el que se ve a sí mismo en todos los demás y ve
en ellos las propias imágenes, es un verdadero ser humano”. SSB

En este mensaje ¿quién es el hombre de sabiduría? es aquel que ha
llegado a comprender la VERDAD y que puede vivir en ella y compartirla
con sus semejantes.

En la antigua tradición incaica se respetaba a los maestros espirituales y se
les llamaba CHAKA RUNA, que quiere decir hombre puente. Es decir era el
puente entre la tierra y el cielo.
El maestro que te alcanza una información profunda y espiritual.
El maestro comparte una experiencia de vida. Es por eso que conmueve y
estimula a quienes lo siguen.

En este puente entre el cielo y la tierra, el cielo es lo etéreo, es la existencia
sin limites ni variación, lo inmaterial pero que sustenta a lo material.
La tierra es lo denso, lo material, que está modificándose a cada momento:
lo permanente.

El hombre puente sabe conectarlos.

Los seres humanos siempre hemos buscado la trascendencia, en todas las
culturas, pero lo que me sorprende en esta teoría incaica del Chaka Runa,
es que tenga gran afinidad con la teoría del físico francés Jean Pierre Garnier,
él explica que todo lo existente tiene dos aspectos, un cuerpo corpuscular,
el material y un cuerpo ondulatorio, el espiritual.

El cuerpo espiritual tiene acceso a la información que toma de otro tiempo,
el que Garnier llama el “no tiempo”, y la información a la que accede es el
puente entre esos dos mundos. Es una teoría fascinante y accesible para
todos nosotros.

Se dice que los griegos sabían de esta comunicación entre los que
accedían a la información y que servían de puente, y es así como utilizaron
la información obtenida para hacer increíbles diagnósticos médicos sin
utilizar ninguno de los aparatos que se usan hoy, como los microscopios,
los rayos X y el scanner por ejemplo.

Y así quisieron representar esta comunicación con el símbolo del Caduceo
que es el símbolo de la medicina y que representa a los cuerpos entrelazados:
el corpuscular y el ondulatorio.

Como humanidad estamos comenzando una nueva era y los maestros
están allí para todos nosotros, los buscadores, los auto convocados, porque
es por voluntad propia que nos convocamos a seguir la búsqueda hacia la
realización.

Sabemos que para acceder a un estado elevado de conciencia lo primero
es dejar de juzgar y criticar, pero esa decisión que representa una forma de vida diferente, la tomamos con nuestro libre albedrío.

Elegimos cruzar el puente.

Hoy acá y ahora, a ti y a mí, se da la oportunidad de avanzar, elevarnos,
crecer, pero esa oportunidad sólo puede ser aprovechada si decidimos
tomarla.

Desde que el hombre es hombre ha buscado ese “algo más”, hay quienes
pensaban que la respuesta estaba en buscar placeres, complacer al cuerpo,
sin embargo se dieron cuenta que por ese camino nunca llegan a la
satisfacción real.

Quienes buscaron la satisfacción intelectual, buscaron información y en cada
descubrimiento se abrían mil espacios más para estudiar, esa búsqueda no
termina y no es completa.

En cambio quienes buscaron el conocimiento de sí mismo, la relación con
su propio yo, hicieron uso de los chaka runas que se acercaron a sus vidas y
con su guía llegaron a encontrar la paz.

Ese encuentro satisface todos los aspectos.

Busquemos, puentes, seamos puentes, crucemos puentes y que tengamos
paz más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te entrego todas las limitaciones que no me permiten ver la realidad verdadera, para que Tú , las transmutes en luz.

Enséñame a reconocer los puentes que pones en mi camino para poder cruzarlos sin vacilación.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria



Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


LA MIRADA DEL OBSERVADOR

“…Dios tiene muchos nombres y formas, pero la Divinidad es una…
Al tomar consciencia de esta verdad, respetan a todos, aman a todos y
brindan alegría a todos. ¡Entonces se convierten en Dios! Una vez
identificado el hecho de que la Divinidad en todo es la misma, no habrá
sentido de la dualidad. Pueden pensar que esto es muy difícil, pero es
extremadamente simple.
Su incapacidad para reconocer esta verdad se debe al defecto de su
visión y no al Creador…” (SSS, discurso del 23 de noviembre del 2000).

Este mensaje totalmente espiritual se repite en el lenguaje científico cuando la
física cuántica comprueba una y otra vez que:
La mirada del observador modifica lo observado.

¿Te das cuenta del poder que subyace en cada uno de nosotros?

Nuestra mirada tiene el poder de modificar la realidad. Si vemos las pruebas
como un castigo, terminaremos lastimados y víctimizados. En cambio, si en
cada prueba vemos una oportunidad de aprender y avanzar nuestra mirada
modificará lo que podría ser algo doloroso.
Algo que he aprendido es aceptar que sea lo que fuere que me toca vivir es lo
mejor para mí. Toda prueba tiene una potencialidad de cambio y superación.

Hay algo que siempre comparto en los talleres y es cómo cambiaron
determinados hechos en mi vida cuando modifiqué la manera de ver a algunas
personas.

Muchas veces cuando estamos frente a un ser querido que sufre o que está
pasando por una situación difícil, es común que nos refiramos a él, como
“pobrecito”, “el pobre de Juan”, o “me da tanta pena…”

Si algo nos enseña el Ho´oponopono es a utilizar las palabras adecuadamente
con su energía creadora.

Si veo a alguien y pienso o digo “pobrecito”, es un pobrecito lo que me
vendrá de vuelta, si expreso que me “da pena”, sólo estoy diciendo estoy
activando mi culpa, ya que la palabra pena y culpa son afines, puedo sentir
empatía, compasión, y eso es auténtico, es la unión con el otro ser.
Aprendamos a ver con gratitud, mirar con alegría y vivir en amor.

El resultado será que tendremos de vuelta, mucho para agradecer, cosas que
celebrar y amor en nuestro entorno.
De nada sirve alzar la voz de protesta cuando no me he analizado

interiormente primero para ver desde dónde estoy generando la situación por la
protesta y más aún, si estoy dispuesta a corregir lo que me ha llevado a esa
situación, pero si mi protesta es tan sólo un acto público para demostrar algo,
vuelvo a caer en el mismo error de siempre, cuando trato de demostrar algo es
porque en realidad ni yo misma me lo creo.

Cuando SOY, no tengo que demostrarlo, simplemente SOY.

En uno de los últimos talleres alguien mencionó que lo que entendía del
Ho´oponopono, es que podría ser el camino para llegar a repetir las palabras
que Moisés dijo haber recibido de la energía Divina que encontró en el monte
Sinaí, cuando preguntó ¿quién eres? Y escuchó: “Yo SOY el que SOY”.

Yo me pregunto ¿Quién soy?, ¿Cuál es mi mirada cuando me veo en el
espejo? ¿Me acepto?

Cuando la respuesta a esas preguntas sea coherente con mi forma de vivir, de
pensar y de actuar, habré llegado a la autorrealización.

La observación para llegar al reconocimiento es un aprendizaje.

A cada momento estamos recibiendo señales e información, pero si no hemos
aprendido a observar, esas señales pasarán de largo sin que hayamos recibido
su mensaje.

Comencemos a mirar la abundancia que nos rodea y tendremos abundancia,
las bendiciones que llegan cada día a nuestra vida y tendremos más, mucho
más, la belleza que se encuentra en todas partes, la salud, el amor, la alegría,
la constancia y la perseverancia de la naturaleza que se mantiene.

Todo eso, si lo observamos, modificará ¡nuestra realidad!

También será necesario que observemos para corregir: nuestro lenguaje y
pensamiento crítico, nuestro desasosiego, nuestros miedos, dudas, y la
necesidad de demostrar.

Que esta semana que comienza sea nuestra mirada la que modifique nuestra
realidad.

Y que tengamos paz más allá de todo entendimiento

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te entrego la energía de mi mirada para que Tú, la transmutes en luz de creación.

Enséñame a ver lo bueno, decir lo bueno y hacer lo bueno.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria



Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


¿A QUIÉN SEGUIR?

…”Las personas hoy en día tienden a ser ingenuas en sus acciones. Van
detrás de preceptores anodinos y buscan de ellos mensajes. Cuando los
mismos preceptores están sumidos en la esclavitud, ¿cómo van a
liberarlos a ustedes? ¿Cómo puede alguien lleno de ilusiones hacer que
ustedes se liberen de sus ilusiones?…”
Sathya Sai Baba del discurso del 7 de Julio de 1990

Cuando buscamos soluciones y respuestas en otras personas puede que
algunas veces las encontremos, ya que todos somos maestros para nosotros
mismos y para alguien más, pero cuando ponemos toda nuestra fe en otro ser
humano, corremos el riesgo de ser decepcionados.

Es común que en etapas de crisis busquemos desesperadamente quién nos
puede ayudar u orientar y siempre guardamos el deseo secreto de ese alguien
solucione nuestros problemas. Tarde o temprano nos daremos cuenta que la
ayuda de otros seres humanos es limitada y que la única ayuda que nunca falla
y nunca termina es la ayuda divina.

Hay un principio que es parte de la enseñanza de los doce pasos, que dice:
“Hay que seguir principios y no personalidades”, si comprendemos y ponemos
en práctica esta enseñanza, estaremos a salvo de decepciones.

Nos peleamos con la religión porque un sacerdote falló, recordamos con
resentimiento a las monjas del colegio porque una de ellas fue injusta, no
creemos en la justicia, porque no nos favoreció y así sucesivamente.

Los principios son estructuras firmes, las personalidades pueden ser débiles,
fallar, equivocarse o caer.

Si mitificamos o endiosamos al maestro puede que terminemos renegando de
toda su enseñanza, y no tiene porqué ser así.

Hay momentos en que las personas recibimos la inspiración y podemos
compartir alguna enseñanza y en ese momento estuvimos iluminados, eso no
quiere decir que en todo momento lo estemos.

En Ho´oponopono siempre nos mantenemos entregando toda memoria negativa
y decimos, ”Te entrego esta memoria para que Tú, la transmutes en luz”, eso
no es otra cosa que iluminación, entregamos una memoria oscura y la
recibimos de vuelta, transmutada en luz.

El Ho´oponopono cuando es bien entendido y bien practicado es una técnica
de entrega constante y esa entrega nos trae más y más lucidez, y de pronto
nos encontramos entendiendo a otro nivel las cosas, las respuestas fluyen y las
dudas son cada vez más escasas.

De la misma manera se trabaja con la Teoría del desdoblamiento del tiempo,
entregamos a nuestro yo superior lo que sea que necesitemos trabajar,
entonces gracias a una técnica bien aprendida, nuestro supra consciente hará
uso de las aperturas temporales (a las cuales tenemos acceso durante el
sueño) y nos traerá las respuestas claras.

Nuestro yo superior o supra consciente es una célula de Lo Absoluto, si quieres
puedes llamarlo Dios, El Universo o Poder Superior, sin importar el nombre que
le des, puedes tener la absoluta seguridad que tiene toda la capacidad de
aportarnos soluciones y respuestas sin límite.

Somos seres todopoderosos, sin embargo no hacemos uso de ese poder, sólo
creemos en lo que nuestro cuerpo con su información intelectual limitada, sus
sentidos y sus emociones contradictorias nos quiere hacer creer como cierto.

Cuando comenzamos a conectarnos con nuestra parte divina, se terminan las
decepciones, las dudas y las limitaciones. TODO ES POSIBLE.

Tenemos a nuestro alcance las herramientas perfectas, el Ho´oponopono para
limpiar las memorias que trae el pasado y que condicionan el presente y con el
Desdoblamiento aprendemos a utilizar las aperturas temporales para mejorar y
saber elegir el mejor futuro posible que nos ayude en nuestro avance hacia la
realización total.

En Marzo de 1989 sucedieron unas explosiones en el sol que afectaron a toda
la humanidad favorablemente, estas explosiones abrieron nuevamente nuestra
capacidad intuitiva de manera sorprendente, según Garnier, esta apertura
sucede cada 26 mil años y durará 120 años aproximadamente, es por eso que
en los próximos años veremos el cambio de era con mayor dinamismo, tú y yo
formamos parte de ese cambio, la luz está entrando a raudales en nuestra
tierra y es nuestro momento de iluminarnos.

El Ho´oponopono es una técnica con una vibración muy alta y no es casual
que tantas personas estén utilizándola, es una forma de vida, más pura y llena
de amor.

Esta forma de vida es una opción personal, la enseñanza está allí para todos y
nos trae paz duradera, pero no todas las personas están dispuestas a ponerlo
en práctica.

Se requiere dejar, confiar y aceptar, con paciencia , tolerancia, clemencia y
constancia.

Mi opción ya fue tomada, seguiré por este camino y espero que tu recorras
también el mismo camino.

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te entrego todas mis memorias de fanatismo y abandono para que Tú, las transmutes en luz.

Enséñame a conectarme con mi propia divinidad y descansar en ella.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria


Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


HO´OPO BOLETÍN de AGOSTO 2016

¡NO TRATES: HAZ!

Comenzamos el octavo mes del año, Agosto fue nombrado así, en honor al
emperador romano César Augusto. El supo rodearse de las personas
correctas y llegó al poder gracias a la ayuda de Cicerón y al financiamiento de
algunos mecenas.

Dice la enseñanza Védica que hay cuatro tipos de personas que hay que
mantener lejos de nosotros, porque si están en nuestro entorno traerán
dolor a nuestra vida, y esas son:
El sirviente astuto
El avaro y codicioso
La pareja perversa y
El falso amigo

Durante mi vida he experimentado toda clase de pruebas. Cuando era más
joven, las pruebas siempre parecían ser más grandes que yo y me sentía
desamparada ante ellas.
Durante las malas épocas, siempre fueron los buenos amigos, las personas
desinteresadas, los fieles empleados y Gonzalo, mi compañero de toda la vida
quienes me mantuvieron en pie. A todos ellos mi gratitud eterna.

Hay una enseñanza espiritual que dice “Mientras mayor es la Luz, mayor es el
monstruo”.

Esto quiere decir que a medida que crecemos en el descubrimiento de nuestro
propio ser, avanzamos en fortaleza y así como a un niño en sus primeros años
de colegio se le pone como examen el poder leer o escribir, cuando ese mismo
niño crece y va a la universidad los exámenes son sumamente complicados.

Las pruebas a estas alturas de mi vida suelen ser muy intensas. Pero ya no me
quitan la paz.

Cada vez que dudo y decaigo, me acuerdo, la voz de mi Maestro diciendo:
¡NO TRATES: HAZ!

Tratar, es muchas veces víctimizarse, “estoy tratando de estar en paz”.
Esa frase suena bastante a víctima ¿no?.

Que diferencia es decir, “sí, la situación es difícil, pero acá estoy para vivirla en
paz”.

Nunca me cansaré de decirme a mi misma y compartirlo contigo, que lo que
nos lastima es resistirnos a una situación, no la situación misma.

Sólo es posible vivir sin sufrimiento, si nos desapegamos.

Desapegarse es muy difícil, es una tarea casi imposible, pero que se logra por
etapas, ¿cómo desapegarte de tus seres amados?! sin embargo es en el
desapego que vamos encontrando grados de paz.

Hay niveles de desapego y es necesario ir lográndolos.

Uno de mis más grandes amores ha sido mi nieto mayor Joshua, él ha sido
siempre el armonizador en la familia, el que congrega a grandes y chicos; hace
dos años cuando tenía 19 años se fue a estudiar a Francia, y fue entonces que
me di cuenta que había alcanzado algún nivel de desapego porque me dio
mayor satisfacción saberlo cumpliendo sus sueños que tenerlo cerca a
nosotros.

Mientras mayor sea la unión con nuestro propio SER, mayor será la
comunicación con Dios, sea cual fuese la idea que tengamos de ese ser
superior, y lo increible es que mientras más nos unimos a nuestro Ser, el
desapego crece, entonces la frase “no te necesito para ser feliz” será una
constante en la vida porque la felicidad siempre está en uno mismo.

El desapego no es que no te importe, es no poner tu interés personal antes que
todo.

Saber que quienes amas están bien y tienen paz es suficiente, es cierto que
uno quisiera tener cerca a todos nuestros seres queridos, pero no siempre es
posible. Y la Frase “Es que te extraño tanto” es una frase manipuladora y
víctimizante.

Decirle a un persona que se le recuerda con cariño es totalmente diferente al
famoso “Te extraño”.
Lo mismo pasa con la salud, vivimos temiendo enfermedades que nunca llegan
y si llegan habrá que vivirlas no queda otra cosa, sin resistirse, asumiendo una
actitud de aceptación positiva es decir buscar los médicos y tratamientos que
nos ayuden pero sin miedo y desesperación.

El desapego con la pareja, también es necesario; dice el poeta que las cuerdas
de una guitarra tocan juntas una melodía pero cada una se mantiene
independiente.

Finalmente en el trabajo, desapegarnos del elogio tanto cuanto de la crítica.
Del reconocimiento como de la autoconmiseración. El trabajo es una bendición
y si la vivimos como tal, daremos nuestro mejor esfuerzo y eso será nuestra
mejor satisfacción.

Que Agosto comience con nuevas bendiciones y que tengamos paz más allá
de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te
entrego todos mis apegos y mis memorias de victimización, para que Tú,
los transmutes en Luz.

Dame la fortalece para hacer y no quedarme tan sólo en el “tratar”.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria



Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


EL SILENCIO

“No caigan en discusiones ni disputas;
El que clama en voz alta no ha comprendido la Verdad,
¡créanme!
El silencio es la única lengua de los realizados.
Practiquen la moderación en el habla; eso les ayudará en muchos
aspectos…”. SSS

El silencio es el mejor camino hacia la iluminación, cuando la mente se acalla,
los pensamientos se calman y si tan sólo estamos en el silencio, podremos
encontrar las respuestas que habitan en nuestro interior.

Sólo cuando hay silencio podemos observar a cabalidad aquello de lo que
podemos aprender.

El silencio no sólo es dejar de hablar, mantenernos en un lugar aislado y
silencioso, el silencio que nos conviene buscar es el silencio de nuestra mente.

Si bien es cierto la mente nunca se silencia, tenemos algo a nuestro favor,
hemos sido dotados de libre albedrío, que nos faculta a ESCOGER en qué
pensar.
Si dejamos que el bullicio natural de la mente nos aturda con sus pensamientos
catastróficos, violentos, pesimistas, agresivos, la voz de nuestro SER nunca
será escuchada.

Tenemos tanta velocidad en nuestros pensamientos que no nos detenemos a
identificarlos.

Reconocer es un aprendizaje, y esa es nuestra tarea: reconocer nuestros
pensamientos y reorientarlos hacia dónde queremos ir.
Cuando la enseñanza dice: ”ver lo bueno, decir lo bueno y hacer lo bueno” se
refiere a hacerlo primero en nuestra mente.
Los seres humanos tenemos la tendencia natural a la crítica y el juzgamiento, y
el sonido de estas dos características retumba en el universo.

Cuando la polémica se vuelve una costumbre, no es buena. Habrán muchas
cosas con las que no estemos de acuerdo y eso es válido, pero el respeto a la
opinión de otros es tan valioso como el respeto de mi propia opinión y sin
rigideces, puedo cambiar de opinión.
Si en algún momento del camino me doy cuenta de que estaba equivocada,
tengo toda la libertad (¡Oh maravilla¡) de cambiar de opinión y eso es liberador.

Cuando polemizamos o queremos que los demás piensen como nosotros es
porque en realidad no estamos tan seguros de lo que creemos, esa es la cuna
del fanatismo, el fanático tiene mucho miedo porque no está firme en lo que
predica.

A veces sólo se trata de llamar la atención, hacernos notar o tratamos de llenar
el vacío interno con polémicas interminables. Eso nos desgasta, tratemos de
evitarlo.

Los seres humanos somos seres gregarios y buscamos a nuestros iguales para
congregarnos, es una cuestión de vibración.
Si el grupo con el que crees congregar te deja una sensación de malestar: ¿Qué
haces allí?
Quiere decir que no estás segura de lo que quieres, piensas u opinas, y si te
congregas para polemizar y quedarte desgastada, el problema no está en el
grupo está en ti.

Eso no quiere decir que no tengamos diferentes opiniones y que nos
respetemos.

Hay una historia que me contó mi querida amiga Marcela cuando aún vivía,
que relata lo maravilloso del respeto.

El padre de Marcela era médico, un hombre muy respetado y reconocido.
En una oportunidad el líder político Víctor Raúl Haya de la Torre fue
abaleado, éste pidió ser atendido por el papá de Marcela, aun sabiendo que
era un férreo opositor a su doctrina, lo respetaba como un buen profesional.

El papá de Marcela, atendió y sanó a Víctor Raúl y cuando éste le preguntó por
sus honorarios, él respondió que nada, Haya de la Torre le dijo que no
aceptaba tal regalo, entonces el doctor le dijo “Págueme usted con una rosa”,
Haya de la Torre le aceptó y después de un tiempo el padre de Marcela recibió
un rosal bellísimo traído de Turquía con características únicas. El mismo que
cuidó hasta el día de su muerte, y ambos hombres siguieron por su camino
continuando en su oposición pero respetándose profundamente.

Es muy bueno poder admirar al oponente, respetarlo y aún así diferir. Eso nos
habla del respeto a la diversidad.

El buscar el silencio es bueno, pero seamos coherentes, el silencio debe
comenzar en nuestro interior, en esa vibración armónica de quien está en paz.

Cuando el bullicio interno se halla calmado, nos será muy fácil encontrar el
silencio exterior.

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te
entrego la abundancia de mis pensamientos, para que Tú, los transmutes
en luz.

Enséñame a reconocerlos y reducirlos hasta que queden sólo los positivos.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria


Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”