¿PEDIR O ENTREGAR?

En la practica del Ho´oponopono no se pide: se entrega
.

¿Cual es la diferencia?

Cuando pido, tengo expectativas, controlo el resultado, cuando entrego, dejo el control.

Dejar el control es confiar , que lo que sea que he entregado,  está en buenas manos. Para nada quiere decir que detenga la acción.

Es como cuando viajamos en un bus, un avión o cualquier otro vehículo como pasajeros ,en ese caso,  nuestras actividades siguen, nos movemos, conversamos, podemos leer o hacer cualquier otra actividad, sin preocuparnos,  pues sabemos que estamos siendo conducidos a nuestro destino.

Muchas veces la entrega es mal interpretada como un estado abandono, y no lo es, la entrega es un estado de tranquilidad que acompaña a mi acción.

 Tal vez no tenga trabajo, y le entregue a la Divinidad mi necesidad de trabajo.

 Eso no quiere decir que me quede en mi casa esperando la llamada “milagrosa” que me ofrezca una gerencia. No.

Entrego mi necesidad y sigo en mi acción, veo el periódico, busco entre los conocidos, sin desesperación, sin desaliento, solo con la confianza que ya mi asunto está en manos de Dios y que llegaré al trabajo correcto, en el tiempo correcto.

Dejar, confiar y aceptar, es la formula perfecta.

Dejo en manos de la Divinidad mis asuntos, mi salud, mis negocios mi familia , mi vida entera.

Confío que aquello que he entregado está en las mejores Manos.

Acepto el resultado,  porque lo que sea que venga será bueno, aunque “bueno” no sea precisamente lo que yo esperaba.

Cuando entrego me convierto en pasajera, soy guiada a un destino que será el mejor, entonces si se trata de salud, seré guiada al medico correcto con el tratamiento correcto.

De la misma manera fluirán los caminos en mis relaciones personales, familiares , en los negocios y trabajos, todo aquello que llegue a mi realidad vendrá purificado.

Siempre trato de estar atenta en la observación de mi misma, esa es una disciplina que se desarrolla con paciencia, tolerancia clemencia y constancia.

Estas características son las mismas que surgirán cuando observe a mi prójimo, ya que sea lo que sea que venga a mi realidad,  es activado por mis memorias.

Paciencia porque tiene un ritmo, la observación de mi misma la hago con calma y detalladamente.

Tolerancia, por que no me apresurare a juzgarme ni criticarme, soy un ser humano falible, sujeto a error y corrección

Clemencia, es el ejercicio de la justicia revestida de amor, hago prevalecer la rectitud sin rigidez. PONO, es la palabra hawaiana para este estado.

Constancia, es la continuidad al mismo ritmo, es mantenerme alerta pero relajado.

Entonces , una vez mas recoradaré el camino de la entrega. Desde mi consciencia, Uhane- La Madre, hare uso de mi libre albedrio y escogeré, entre quedarme envuelta en determinada memoria negativa o entregar a la Divinidad,

La Madre toma esa memoria del banco de memorias, mi subconsciente- Unihipili, El hijo, y juntos la elevan al Padre- Aumakua.Unidos los tres entregan la memoria a la Divinidad y ésta la devuelve transmutada en luz, iluminación, claridad.

Este proceso es instantáneo y solo se activa con un “TE AMO, GRACIAS”

Culturalmente hemos hecho uso de la victimización al acercarnos a Dios, ¿cuantas veces habremos escuchado eso del “Castigo Divino”?.

Recuerdo de pequeña haber escuchado decir,  “Dios te va a castigar” , y allí  creo que radica el inicio de una mala relación con Dios.

 
Dios no castiga, Dios es amor.
 

Lo que sea que nosotros vivimos , es fruto de acción sin entrega, es causa y efecto.

El ejemplo es muy claro, serían,  dos vehículos corriendo por un camino de tierra, el polvo que levante el  que va adelante, va ensuciando al viene atrás.

¿Es inevitable o hay una solución?

¡Si!, la solución es subirse a la carretera asfaltada, y esa carretera asfaltada es la entrega a Dios.

Entonces nos liberamos del polvo de nuestras acciones ya que al haber sido entregadas con sinceridad y coherencia, pertenecen a Dios.

Y digo con sinceridad y coherencia, porque la entrega es DEJAR EL CONTROL, si lo que entrego lo sigo controlando, entonces no lo he entregado y sigo en la carretera de tierra.

La entrega es un acto de amor, desde la comunicación con mi YO SOY,

 Pido desde  el apego, la carencia y el temor.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias de control, desconfianza y ansiedad, para que Tú, las transmutes en Luz.
 

Enséñame a Dejar, Confiar y Aceptar.


 
¡Y así se ha hecho!
 



Lo siento, por favor  perdóname


 
Te amo,
 Gracias


 
Ana María
 

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Demostraciones


“Haz de tu vida una rosa, que hable silenciosamente con el lenguaje de la fragancia” SSB

 Cada vez que deseo demostrarle quien soy  a alguien, estoy expresando temor, cuando me siento inferior,  surge en mi el deseo de demostrar quien soy.

 Cuando estoy segura de quien soy yo, ya no hay necesidad de demostrarlo, simplemente SOY.

 Los grandes conductores del dolor en nuestras vidas,  son la comparación y la envidia, una lleva a la otra indefectiblemente.

 Cuando nos comparamos estamos sujetos a encontrarnos mejores  o peores, en ambos casos el resultado es irreal.

 La base de auto aceptación es entender, que valgo porque existo, mi valor no está dado por lo tengo o por lo que hago.

 En este largo camino recorrido he aprendido a reconocer con ternura y humildad, que aquellos que muestran mayor braveza o competitividad, son las personas más temerosas e inseguras.

 Atacamos por temor a ser atacados, y creemos que seremos atacados porque nos  sentimos culpables, ¿de qué? No es importante, el sentimiento de culpa siempre es irracional.

 Podemos sentirnos responsables y eso es diferente, porque al aceptar nuestra responsabilidad, podremos buscar la reparación, en cambio la culpa aparte de la victimización,  solo da vueltas sobre lo mismo, por eso es irracional.

 Todo descubrimiento,  comienza con la observación, si nos observamos sinceramente, podremos descubrir cuando estamos haciendo,  lo que sea hagamos, para demostrar algo, a alguien más.

 Esas son memorias negativas que se nos muestran para ser entregadas para su transmutación.

 Hay un dicho popular que dice “Dime de que abundas y sabré de qué careces”.

 Cuando tratamos de alardear, ya sea nuestros logros y cualidades y pertenencias, es casualmente cuando no estamos totalmente seguros de quienes somos en realidad.

 Lo mejor es  ser humildemente exitoso, nada de lo que creemos poseer es realmente nuestro, se nos ha sido dado temporalmente.

 En 1929 en la época de gran depresión en los Estados Unidos, las personas, se suicidaban saltando por  las  ventanas.

 Median su valor por lo que tenían y al perderlo dejaron de valorar sus vidas.

 No cometamos el mismo error, nuestro valor primero es la existencia, esa misma existencia que compartimos con toda la creación y que lejos de tener que ser demostrada, simplemente sucede.

 Lo mismo pasa con las creencias religiosas, quienes están firmes en su fe, aceptan con respeto la fe de los demás

 La verdadera espiritualidad busca las coincidencias y no las diferencias, finalmente Dios es Uno solo y cada quien lo llama a su manera particular.

 Entonces no dejes que  nada te deslumbre,  nadie posea más o menos luz, todos somos luz y la expresamos según sea nuestra capacidad.

 En los años que viajé a la India, buscando iluminación, muchas veces estuve compartiendo un estrecho lugar con mujeres de pueblos primitivos, semidesnudas, con sus cuerpos pintados  con polvo de cúrcuma, o tal vez con alguna actriz famosa o una reina europea, todas buscábamos lo mismo, el camino hacia Dios.

 Allí nadie valía más que otro, éramos almas en busca de luz.

 Y entonces, cuando  me alejaba y me ponía observar, ese despliegue de hombres, mujeres y niños de todos los rincones del mundo, con las mismas necesidades básicas y el mismo afán de resolverlas, me daba cuenta que todos somos iguales, seres divinos,  pensando equivocadamente que somos el cuerpo, y no el conductor de este vehículo llamado cuerpo.

 Une tu humanidad con cada ser viviente, observa a aquel que maneja ese autobús, a quien te vende la verdura en el mercado, a tu vecino;  cualquiera de  ellos, cuando termine su día de trabajo, deseará regresar a su casa, ver a sus hijos, recostarse en  su cama y descansar, lo mismo le sucede al presidente, a tu jefe, a tu empleado más humilde, tanto como a tu hijo y ti mismo.

 ¿Qué podríamos demostrarnos o presumir entre iguales?

 Tanto como la demostración ostentosa es desgastante, el contrastarse con uno mismo es saludable.

 Es como el deportista que va mejorando su marca con cada entrenamiento, así funciona el contrastarnos, es ver,  como vamos mejorando nuestras marcas en ésta carrera de ser mejores seres humanos.

 Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todo mi afán de demostrar y compararme para que Tú, lo transmutes en luz.

 Enséñame a contrastarme conmigo mismo y avanzar hacia Ti.

 ¡Y así se ha hecho!

 Lo siento, por favor  perdóname


 Te amo,
 Gracias


 Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


 

 

¿Soledad?

 

El secreto de la soledad es que no existe soledad

 Joseph Cook

 

La soledad es un estado mental, es diferente a la falta de compañía, la soledad no existe como tal, somos más de siete mil millones de seres humanos que convivimos en un pequeño planeta, en donde es muy difícil hallarse sin compañía.

El estado mental de soledad es diferente, podemos sentirnos solos en medio de un estadio lleno de gente.

La soledad es un vacío interno, una desconexión con nuestra YO SOY, recuerdo siempre que la distancia entre yo y Dios, es la misma que hay entre yo y mi propio SER.

Cuando trato de llenar mi vacío interno con la compañía de otras personas, puede que en mi desesperación,  me relacione con quienes no comparten mis valores y entonces esas relaciones serán cortas o conflictivas También sucede que para llenar mi necesidad, hago uso,  de los amigos, de mi pareja, de mis hijos o mis nietos, y nunca será suficiente.

Si en mi dialogo interno, me repito cosas como “que sola me siento”, .”nadie se acuerda de mi”, “que vacía se siente la casa”, etc., será mejor que ponga  atención,  en qué está pasando con la relación conmigo misma.

En el libro “Un Curso en Milagros” dice:

…”El mundo que vemos refleja simplemente nuestro marco de referencia interno: las ideas predominantes, los deseos y las emociones que albergan nuestras mentes. “La proyección da lugar a la percepción” (Texto, pág. 497). Primero miramos en nuestro interior y decidimos qué clase de mundo queremos ver; luego proyectamos ese mundo afuera y hacemos que sea real para nosotros tal como lo vemos. Hacemos que sea real mediante las interpretaciones que hacemos de lo que estamos viendo”…

El ser humano tiene cierta predilección por estar en grupo, pero también necesita espacios de soledad para comunicarse consigo mismo, en el caso de  una pareja, por más unida que se encuentre,  es necesario que ambos  mantengan su individualidad,  para que esa relación sea saludable, de lo contrario tendremos una relación de  dependencia o de controlador y controlado.

En cuanto al vacío interno, éste nunca se llenará con algo que venga de fuera, ese vacío solo se llena con Dios,  y por supuesto un Dios interno, no uno que  vive en los cielos, y desde allí nos bombardea con castigos, éste último es una creación humana.

Has escuchado el dicho “Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza,  y el hombre le devolvió el cumplido”

Eso significa que Dios nos hizo divinos y se instalo en nosotros, en cambio nosotros tratamos de entender a Dios desde nuestra mente limitada y creamos un Dios lleno de nuestras limitaciones.

Cuando hablo de Dios, o escucho hablar de Él, se alegra mi corazón, no podría poner en palabras esta sensación, pero en cambio, si cuando escuchas hablar así,  piensas que la otra persona es fanática o  cucufata, lo que sucede es que aun no has encontrado tu conexión interna.

Búscala, aliméntala y espera recibir la gracia. Solo entonces podrás compartir la verdadera felicidad.

 En cada taller, cuando hacemos la experiencia de sentir e identificar a nuestro Aumakua o supra consciente, podemos redescubrir , aquello que está en nosotros. Lo Divino vive en ti y en mi.

 Durante toda la vida sentiremos que algo falta, y sólo cuando encontremos la conexión con Lo Divino, esa sensación se irá.

“Ajenas a la presencia de lo Divino en su interior, las personas se embarcan en la búsqueda de Dios. Se comportan como quien va a pedir prestada leche a su vecino, olvidando la vaca que concede los deseos en su patio trasero”… SSB

A veces no pensamos que la felicidad esta en las cosas, es así que, vamos a una tienda y vemos un objeto que nos gusta y deseamos tenerlo, lo compramos y lo llevamos a casa, puede que la alegría de esa compra dure un rato, luego el vacío continua.

Lo que sucede es que le damos a las pertenencias el valor de llenar nuestro vacío, si eso fuera cierto no seria necesario que nos pertenezca, solo con verlo en la vitrina o en la tienda, seria suficiente.

La primera relación que tenemos es con nosotros mismos, esa relación hay que revitalizarla y fomentarla cada día.

En cuanto a la falta de compañía, hay una formula que no falla. Si la relación contigo mismo es buena, atraerás más de lo mismo.

¿Alguna vez has visto en la naturaleza una pareja que no sea de la misma especie?

Vemos que hasta las aves y los insectos solo se  emparejan con otro de la misma especie.

Entonces, si yo estoy sintiendo un vacío interno, y no tengo una buena relación conmigo misma, ¿qué clase de relación puedo tener con otra u otras personas?, lo que atraeré, serán  más personas que no saben que hacer con su vacío interno.

No salgamos desesperados a buscar, dejemos que la compañía llegue por afinidad, y así será.

Cuando todo está en marcha con armonía suceden sincronicidades como esta:

Hoy mientras escribía este articulo recibí un correo de Eduardo, maestro y  consejero, con un articulo sobre la pareja y decía así:

Tener pareja significa:    Que la pareja sea “pareja “con uno

Buscar la compatibilidad en los valores y los principios …suspender la búsqueda de la compatibilidad en las actividades.

 Asumir el compromiso  en  exclusividad y  con responsabilidad.

 ES poder decirle amablemente “NO TE NECESITO PARA SER FELIZ” Y

 “sin tí también puedo ser feliz”.

Cada vez que recibo este tipo de afirmaciones,  no me queda más que agradecer humildemente y aceptar que estamos en el camino correcto.

Gracias un vez más,  y que tengamos paz mas allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno.

Te entrego mi sensación de soledad para que tu la trasmutes en Luz.

 Que Tu presencia en mi vida sea suficiente compañía para mí.

 

¡Y así se ha hecho!

 


Lo siento, por favor  perdóname


 

Te amo,
 Gracias


 

Ana María

 
Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


 

 

 

 

 

 

Vivir en el Presente


“El estrés es causado por estar “Aquí” pero querer estar “Allí”

Eckhart Tolle

 ¿Cómo conectamos el vivir en el presente con la practica del Ho´oponopono?

 Es muy simple, solo se puede agradecer, amar y perdonar en el presente, cada vez que hacemos la entrega de una memoria , lo estamos haciendo en presente.

 Digo “Te amo, Gracias”, no digo te amaré, o te he amado, “Te amo. Gracias”, es aquí y ahora.

 Vivir en el presente requiere cierto esfuerzo, pero el resultado es muy gratificante.

 Hace ya bastante  tiempo, descubrí de manera natural,  lo que era estar en el presente; Habían operado a mi mamá y me comprometí a hacerle compañía todas las mañanas, la primera mañana fue desastrosa, estuve con ella, pero todo momento estaba pensando en las cosas que había dejado de hacer, cuando llegó la hora de irme,  salí agotada y de mal humor, al día siguiente, decidí que iría y que estaría con ella y sólo con ella, escuchándola y dedicando todo el tiempo a estar presente.

 Fue una experiencia liberadora, el tiempo pareció pasar más rápido y salí relajada y feliz.

 Desde entonces siempre he tratado de estar presente, no siempre lo consigo, pero últimamente  es casi una necesidad.

 Estar presente es estar serena.

 La serenidad la perdemos cuando recordamos con dolor el pasado o cuando le tememos al futuro.

 Sucede mucho,  que confundimos el estar físicamente en un lugar, con estar presente, si nuestra atención , nuestra emoción y nuestro pensamiento no están en el mismo lugar: no estamos presentes

 “Por ejemplo, cada vez que subas o bajes las escaleras en tu casa o en tu puesto de trabajo, presta mucha atención a cada escalón, a cada movimiento, incluso a tu respiración. Mantente totalmente presente.

O cuando te laves las manos, presta atención a todas las percepciones sensoriales asociadas con esa actividad: el sonido y la sensación del agua, el movimiento de tus manos, el aroma del jabón, etc.

O cuando entres en tu coche, después de cerrar la puerta, detente durante unos segundos y observa el flujo de tu respiración. Toma conciencia de una silenciosa pero intensa sensación de presencia.

Hay un criterio que te permite medir el éxito logrado en esta práctica: el grado de paz que sientas en tu interior”.

Eckhart Tolle

 Seguramente en este momento estas acá presente y si pones atención te darás cuenta que acá y ahora no necesitas nada, disfruta de este momento solo siente como existes y nada más.

 Experimentar el presente es muy relajante, y no quiere decir que dejemos nuestros proyectos y metas, claro que los tenemos,  pero viviéndolos ahora.

 Por ejemplo un arquitecto trabaja en el proyecto de un gran edifico y en este momento esta viviendo su proyecto, esta diseñando, midiendo y calculando, esta experimentando ahora.

 Si se sienta todo el día a imaginar como será, quienes vivirán, cuanto le pagaran, pierde su momento presente.

 Vive hoy,  lo que toca vivir hoy.

 Hacen muchos años un amigo mío tuvo la oportunidad de hablar con un sabio oriental por varias horas y sus preguntas mayormente fueron sobre el Karma, la ley de causa y efecto.

Tanto mi amigo como el sabio aceptaban la existencia de la reencarnación y al final de la charla el sabio le dijo:

 “Olvídate cuantas vidas tuviste, si fuiste un rey o un mendigo, lo importante es lo que haces hoy, finalmente son las semillas del hoy las que harán crecer los arboles del mañana”

 Vivir en el presente es hacerme responsable por el hoy, dejar las culpas y resentimientos, alguien puede decirme “Tu fuiste una mala Madre”, tranquilamente puedo contestar “Tal vez lo fui, hoy día, no lo soy”.

 La persona que eres hoy, esa persona que lee algo que alimenta su espíritu, esa persona que esta frente a estas palabras, esa persona es la  que HOY ES.

 Seria bueno en este momento, tomar sesenta segundos y solo estar en el aquí y el ahora, si consigues hacerlo, te beneficiaras con un estado de tranquilidad por varias horas, si no llegas al minuto, no importa, vuelve a intentarlo.

 Se necesitan muchos años de práctica antes de que seas capaz de completar un solo minuto de estar en el aquí y el  ahora.

Te sorprenderá lo difícil que es no pensar en el futuro, porque mientras esperas que pase el minuto, ya te estas saliendo del tiempo presente.

 Siéntete en paz contigo mismo hoy, amate ahora, acéptate ahora y reconoce que vales porque existes.; eso es auto aceptación.La auto aceptación sucede en el ahora, dejando atrás toda culpa, temor o resentimiento

 Cuando Morrnah enseño al mundo su lema “La paz comienza conmigo”, estaba enseñando también el vivir en el ahora.

 Que tengamos paz mas allá de todo entendimiento.

 

 Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno, Te entrego en este momento presente, todo aquello que trae dolor a mi vida, aquí y ahora estoy contigo y recibo Tu luz

 Dame la capacidad de valorar y disfrutar el HOY.

 ¡Y así se ha hecho!

 Lo siento, por favor  perdóname


 Te amo,
 Gracias


 Ana María


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Las palabras que utilizo

Después de años de investigación y sin poder penetrar el secreto de los Kahunas, Max Freedom Long, logra descifrar el misterio:

¡ La magia del Ho´oponopono se encuentra en la palabras!

Para todos nosotros,  es familiar el uso de las palabras “Gatillo”, y llevan ese nombre porque son palabras que contienen códigos insertos de detonan energías

Nos sorprendemos que con solo decir “Azul Hielo”, un dolor desaparezca, o repetimos “gotas de rocío” para desbloquear un asunto detenido.

La seis o siete palabras gatillo, que propone el Ho´oponopono,  son las palabras estudiadas y documentadas por un grupo de científicos cuánticos rusos, eso no quiere decir,  que  las demás palabras,  no contengan códigos insertos.

Cada palabra lleva una vibración diferente y una carga muy especial, el Doctor Masaru Emoto, lo demostró en su  experimento con el agua, si te interesa puedes investigar sobre él.

http://www.creandotuvida.com/Masaru_Emoto.html

Lo cierto es que la palabra crea,  y cada día,  a cada momento lo  estamos haciendo con nuestras palabras.

Esto es algo real, que se hace evidente cuando repetimos una y otra vez una frase o un estribillo.

Sucede algo muy interesante con la practica del Ho´oponopono, y es que mientras mas utilizamos el “Te amo, Gracias” más fuerza adquieren todas nuestras palabras.

Yo he dejado de bromear diciendo cosas tontas, ya me ha pasado, que luego de un tiempo me sorprendo,  con que aquello que dije por gusto ¡se hace realidad¡

Lo que sucede que cuando decimos las cosas solo por decir, es que estamos poniendo sin querer,  una de las condiciones fundamentales y es la “no expectativa”.

Es como un adiestramiento, mientras más usas tu palabra para atraer el amor, más precisa de vuelve, recuerda que el amor es la fuerza creadora.

Una vez más,  recuerdo que el amor es el continente y la verdad el contenido.

Una buena forma de observación, es prestar atención a las palabras que cada persona utiliza, describen como es la persona que las pronuncia.

Obsérvate a ti mismo y ve cuantos estribillos como “esta terrible”, “es desastroso” “estamos fregados” “es imposible” …etc. utilizas cada día.

Las groserías en el lenguaje cotidiano, albergan mucho miedo y mucha rabia.

Yo sé que todos hacemos uso de esas palabras, a mi edad , veo que palabras que en mi juventud y mi niñez eran “las impronunciables”, ahora se usan, mejor dicho las usamos, en el lenguaje cotidiano.

Se que no es bueno hacerlo, con ellas perdemos autoridad en la palabra.

Hay un pasaje en la Biblia que dice:

“Entonces los apóstoles le dijeron al Señor: ¡Aumenta nuestra fe!” “Si ustedes tuvieran una fe tan pequeña como un grano de mostaza”, les respondió el Señor, “podrían decirle a este árbol: ‘Desarráigate y plántate en el mar’, y les obedecería” (Lucas 17:5-6 – NVI).

Este pasaje habla de la fe, pero también habla del poder de la palabra con autoridad.

Mientras más veraces somos , más autoridad cobra nuestra palabra, vuelvo a repetir, en la creación el Amor es el continente y La Verdad el contenido.

Cada “te amo, Gracias” Llama  la presencia del amor y la verdad a nuestra vida.

Una experiencia muy esclarecedora fue cuando fui a Hawaii al seminario oficial y le comente a la instructora que yo trataba de sentir mucho amor cuando decía “Te amo, gracias”, ella me contestó,”no sientas nada, sólo dilo”.

La razón de esto es  porque la emociones que conocemos están cubiertas por nuestras memorias, el amor que nombramos en el Ho´oponpono es el amor universal, sin apegos, en cambio el amor que conocemos es el amor con apego, hablamos de nuestros seres amados, ¿y que sucede con los demás?

El amor sin apego es aquel que simplemente sucede sin razón alguna, simplemente se prodiga si hacer distinciones de ningún tipo.

En la India tiene muy claro el poder de la palabra, es por eso que los mantras, se repiten desde el amanecer hasta el anochecer.

Es costumbre entre las mujeres,  masticar una corteza de canela para endulzar sus palabras.

Hay historias muy interesantes de cómo eran utilizadas las palabras entre los primeros habitantes que llegaron a Hawaii, se dice que muchos de ellos venían de Egipto y la India y que solo con sus palabras eran capaces de mover y trasladar objetos… pero será mas adelante que comparta contigo estas historias del pasado.

Lo importante ahora es nuestro presente y el estar atentos de cómo y que palabras utilizamos para crear un estado armónico en nuestra realidad.

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno, Te entrego cada palabra que sale de mi boca para que tu la transmutes en luz de amor.

Que la energía creadora de mi palabra, se sublime con tu amor.

 ¡Y así se ha hecho!

 Lo siento, por favor  perdóname


 Te amo,
 Gracias


 Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


El Niño Interior

En una antigua leyenda oriental, se dice que cuando Dios creo al hombre lo hizo totalmente espiritual y este, solo  se limito a existir, pero el plan Divino era que el hombre experimentara diferentes situaciones, entonces Dios le dio un cuerpo y  creo en él, un  espíritu secundario, y se  lo ubicó, en el plexo solar, entonces el hombre comenzó a experimentar emociones, cosechó la tierra y adquirió  el concepto de “lo mío”, generó apego y con el apego:  sufrimiento.

 Esta leyenda me recuerda al  Ho´oponopono, que  sostiene que dentro de los tres estados de consciencia de todo lo  que existe, está el Subconsciente o Unihipili, ubicado en el plexo solar y es el disco duro, el gran receptor y administrador de todas los programas o memorias que hacen que nuestra realidad sea lo que es.

 Es por esta razón que hoy día quisiera hacer un recuento de lo que  sabemos sobre el Unihipili- Niño Interior, y su importancia.

 Cada día al despertar, inicio mis actividades, después haber dormido varias horas, dejando atrás el estado de vigilia.

 Durante el sueño y el sueño profundo, mi cuerpo ha tenido una actividad ininterrumpida, he seguido respirando, mi sangre ha circulado,  billones de células han continuado su regeneración, y otras actividades de las que ni siquiera tengo idea,  han preservado mi cuerpo.

 Todo esto gracias a una programación genética, esa misma programación que he traído conmigo y que ha hecho que yo tenga la raza que tengo, las facciones, el color de ojos , etc.

 Al continuar el día,  sigo con mis actividades cotidianas, muchas veces de manera automática.

 Así,  como en este momento,  estoy frente al teclado de la computadora y simplemente escribo mis ideas,  sin preocuparme de buscar cada letra y ver que este bien formada, simplemente escribo y desde la memoria de la computadora se va manteniendo un orden.

 Cuando me equivoco, elimino el documento y lo envío a la papelera de reciclaje, si deseo hacer un grafico, activo el programa de gráficos y continúo, mientras escribo hay un programa que va corrigiendo mis faltas de ortografía, todo es automático y gracias a una memoria previamente programada.

 Mi niño interior o Unihipili es esa memoria en mi vida, es el disco duro, es el responsable de activar los programas que hacen que mi realidad sea lo que es.

 Este disco duro ha sido previamente programado con todas las experiencias vividas por mis ancestros durante millones de años, contiene todos los programas y los activa según sea el caso.

 EL niño interior esta deseoso de servirme, y lo hace desde su marco de referencia, activa y desactiva programas, en automático, por defecto, activa  lo que ya  está acostumbrado a activar.

 Si las experiencias que prevalecen son negativas las repetiré muchas veces en mi realidad, también seguiré repitiendo las memorias que preservan y hacen que mi organismo funcione de determinada manera.

 Repetiré los programas de dolor y de placer, combinándolos de diversas maneras.

 Quizá tenga memorias de violencia, entonces mi realidad estará rodeada de violencia, puede ser física, verbal o emocional.

 Puede que  yo aparente un estado de amabilidad externo,  pero al mismo tiempo esté experimentando frustración y rabia, pero como  es un programa que no deseo manifestar, lo controlo y  lo envio a la papelera de reciclaje para no mostrarlo,  pero se mantiene dentro de mi disco duro y desde allí sigue funcionando, escondido.

 Tu y yo hemos escuchado sobre las enfermedades psicosomáticas, bueno todas ellas son programas que trabajan desde la papelera de reciclaje, entonces no muestro mi rabia, pero me genero gastritis, no acepto mis miedos y mis riñones fallan, no expreso mi angustia y duelen mis huesos, …

 Si seguimos activando los programas negativos, ya sea conscientemente o porque se activan desde la papelera, seguiremos experimentando sufrimiento.

 La única manera de limpiarnos de programas que no deseamos es entregándolos a la Divinidad para que sean transmutados.

 Es por eso que el estado de paz y tranquilidad que nos da el Ho´oponopono, es estable, porque los programas son transmutados en luz.

 La transmutación es una cambio desde la esencia, donde había un programa de dolor, ocupa su lugar la luz de la inspiración, que viene de la Fuente.

 Utilizamos quince millones de memorias cada segundo, es un enmarañado de programas que se activan unos a otros, es humanamente imposible saber en donde empiezan y como se conectan nuestras memorias.

 La Divinidad si lo sabe, y cuando iniciamos la limpieza, esta comienza desde el lugar en donde se origino la memoria que entregamos.

 Nuestro niño interior puede ser nuestro aliado para liberar las memorias, solo tenemos que entrar en contacto con él, hacer  que la relación  entre nuestro consciente-Uhane- la Madre y el Unihipili-Niño Interior,  sea constructiva, juntos  elegimos y elevamos la memoria al supraconsciente- Padre- Ahumakua, para que desde allí sea entregado a lo Divino.

 El niño obedecerá a la Madre, siempre y cuando la madre se lo ordene, de lo contrario el niño trabajara por su cuenta y como es un niño,  hará lo mejor que puede basándose en los programas que se ha han activado con mayor frecuencia.

 La forma como operan nuestras memorias es compleja, si tratamos de explicarnos, quedaremos enredados en ellas, por lo tanto lo mejor es usar esta formula: si me trae dolor o sufrimiento, la entrego para su transmutación.

 Y ¿cómo la entrego?

 Solo digo “te amo, gracias” y el proceso se inicia.

 Tu pensarás, como algo tan simple puede llevarse el sufrimiento de mi vida.

  La verdad es que detrás del “Te amo, gracias”, hay un proceso previo.

 Si he reconocido que la memoria es mía, ya tomé el cien por ciento de responsabilidad, y si he hecho esto, he reconocido que no soy victima y al entregar estoy poniéndome en manos de lo Divino, estoy aceptando:

  “Que se haga Tu voluntad, no la mía”

 Espero sinceramente, que este nuevo articulo,  que hemos recibido desde la inspiración, nos ayude a aceptar y entregar cada vez más y llenarnos de luz.

 Que tengamos paz,  más allá de todo entendimiento.

 Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno, te entrego todas las memorias negativas,  que el día de hoy me quiten la paz, para que Tú las transmutes en luz.

 Que se haga Tu voluntad,  y no la mía

 ¡Y así se ha hecho!

 Lo siento, por favor  perdóname


 Te amo,
 Gracias


 Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Si, pero…

¿Que me detiene? ¿Qué impide mi avance? ¿Cuantos “peros” tengo a la mano para justificarme?

 Yo podría trabajar, “pero” a mi marido no le gusta,… me encantaría estudiar, “pero” como hago mis hijos,… a mi no me gusta renegar, “pero” mi marido me saca de quicio,… yo no quiero deprimirme, “pero” es que he tenido una vida muy difícil….

 ¿Te suena conocido?

 Dejemos partir a nuestro PERO particular, ese famoso PERO es el mejor escudo para esconder nuestro lado oscuro.

 Que todos tenemos un lado oscuro es cierto, pero como alguna vez escuche decir a mi maestro: Para que la oscuridad se vaya, hay que iluminarla.

 Que quiere decir esto, que si no nos observamos y no encontramos detrás de que “PERO” escondemos nuestras memorias negativas, no podremos llegar a superarlas.

 Esas memorias que se activan una y otra vez, deteniendo el avance,  en mi meta de encontrar una paz estable en mi vida.

 Hace un tiempo te hablaba sobre tener un buen discernimiento, el significado de discernimiento es: Juicio por medio del cual percibimos y declaramos la diferencia que existe entre varias cosas.

 Es decir,  tener claridad, y esa claridad es necesaria para ver,  cuántas justificaciones utilizamos para esconder nuestros temores y aversiones.

 La practica del Ho´oponopono nos trae claridad, por cada memoria negativa que entregamos, recibimos la luz de su transmutación.

 Cuando vemos nuestra limitaciones es como iluminar un cuarto oscuro, solo así,  podremos ver que cosa esta fuera de su sitio.

 La pereza es una característica difícil de detectar, y  cuando hacemos uso de los “peros” en nuestras vidas, muchas veces lo hacemos por pereza.

 Es mas fácil, dejar la responsabilidad y cargársela a otra persona.

 Siempre detrás de un “pero” , hay victimización.

 Cuando aceptamos, que sea lo que sea que estamos experimentando, es gracias a que,  una memoria en nosotros está re-creando lo que ya conoce.

 Entonces podremos ver que nos escondemos detrás de una excusa.

 Esas excusas que me detienen, que me dan la justificación para dejar de aceptar y entregar.

 Si esperamos que el impulso para tomar acción sobre algún hecho de nuestra vida,  venga desde un impulso “natural”, tal vez ese impulso no llegue nunca.

Es necesario que el impulso lo generemos desde nuestro libre albedrio.

 No tengo ganas de ir a trabajar, pero lo hago con mis pies, no con mi cabeza.

Eso quiere decir que elijo levantarme y hacer mi trabajo, porque si espero querer hacerlo, puede que mis memorias de pereza nunca me lo permitan.

 Siempre recuerdo, que cuando comencé en este camino, fue necesario dejar atrás muchas de las costumbres “aceptadas”,  pero toxicas que habían en mi vida. Mi esposo y mis hijos, también estuvieron dispuestos al cambio.

 Pero no fue así,  con el resto de los familiares y amigos. Algo de lo que estábamos cambiando,  les generaba incomodidad.

 Fue en ese momento,  que la persona que me guiaba me dijo:” cuando una rana decide dejar el estanque y correr hacia el mar, el resto de ranas se alborotan y tratan de jalarla”

 Este consejo mi sirvió para dejar de escudarme en los peros, y seguir adelante.

 Entender que el cambio de una persona del grupo, hace también un cambio en todo el grupo y  que los cambios pueden despertar temor, es discernimiento, pero no detenimiento.

 Ir limpiando memorias negativas trae cambios en la vida, y al cambiar y mejorar en nosotros, también lo hace con todo y todos los demás.

 Si volvemos a la historia de las ranas, cuando la rana decide salir del estanque, estará abriendo un camino que,  las demás ranas si así lo desean  podrán recorrer.

 Las barreras que nos detienen, siempre vienen de nosotros mismos, las excusas las inventamos nosotros. Las barreras son mentales.

 Lo que más nos cuesta perder son nuestras ideas, sin embargo estar dispuesta a perder mis ideas limitantes fue  lo mejor que pude hacer en mi vida.

 Avancemos hacia el mar, dejando el pequeño estanque, avancemos hacia el estado de paz y dejemos atrás el estanque de la angustia y el desasosiego.

 Deseo que tengamos paz más allá de toda comprensión.

 

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas las justificaciones que utilizo como barreras en mi vida, para que tu las transmutes en luz

Ayúdame a verlas, superarlas y estar dispuesta a perderlas.

 ¡Y así se ha hecho!


Lo siento, por favor  perdóname


Te amo,
 Gracias


Ana María


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


 

 

Adiós a las Culpas

Hay un dicho muy conocido y dice “No hay que llorar sobre leche derramada”, quiere decir que lo que sucedió quedo atrás y ya no tiene remedio. Eso no es del todo cierto, lo sucedido en el pasado,  nos puede dejar una enseñanza valiosa para aplicarla en el presente.

El vivir siempre  en el presente es una disciplina que requiere esfuerzo, a veces nos quedamos detenidos en el tiempo lamentando lo que hicimos o dejamos de hacer, y no  digo “lo que  me hicieron”,  porque si he aprendido,  a tomar el cien por ciento de responsabilidad, esa posibilidad ya no la es parte de mi realidad.

Hay una historia budista,  muy hermosa:

Dos monjes budistas iban viajando juntos y tenían que atravesar un río caudaloso, en la orilla estaba una mujer que les pidió por favor que le ayudaran a cruzar, pues ella no podía hacerlo por sí sola.

Uno de los monjes, obedeciendo las reglas de su Orden que prohibía a los monjes hablar o tocar a cualquier mujer, la ignoró y atravesó el río.

El otro monje se compadeció de la mujer, la cargó en brazos y la llevó al otro lado del río, donde se despidió de ella y luego los dos monjes continuaron su viaje.

Durante el camino el monje que cumplió las reglas iba enfadado, recordando lo que había hecho su compañero.

Tras muchas horas de viaje y muchos kilómetros recorridos el primer monje seguía pensando en lo ocurrido y cuando no aguantó más su enojo, le reclamó a su compañero por haber desobedecido las reglas, por arriesgarse a ser expulsado, por haber deshonrado a su congregación.

El segundo monje le respondió:

“Yo dejé a esa mujer a la orilla del río, tu por qué sigues cargando con ella?”

 

Seguir cargando con culpas propias y ajenas es un gran desperdicio de vida, dejamos de vivir el presente y sufrimos por algo ¡que ya no existe!

Yo tengo una teoría personal,  acerca de las culpas, creo,  en base a mi experiencia que,  hay mucha soberbia contenida en la culpa,  mientras me sentí culpable, tuve un sentido de pertenencia con mis culpas, eran mi estandarte de batalla, increíblemente, conseguía  victimizarme y captar la atención de los demás,  con mi arrepentimiento.

Gracias a mis culpas pude ocultar mi miedo y mi rabia,  y pude ser compadecida por mi aparente arrepentimiento. Me sentía orgullosamente culpable.

Mi forma de ser “la buena” era falsa, la verdad es que anidaba mucha rabia en mi corazón.

Finalmente entendí y acepte que Dios es perfecto y su creación también lo es, nada se mueve sin la voluntad de Dios y si en algún momento de la vida cometí graves errores, fue parte del plan Divino, ya que,  fue ,  en base del aprendizaje que adquirí con esos errores,  que busque el camino de la serenidad y hoy puedo disfrutar de  paz,  sólo por hoy.

Y siempre es,  sólo por hoy,  mientras viva en el presente.

Nada es más inútil y  tedioso,  que la culpa, es un hecho que, el camino de limpieza y borrado de memorias,  está obstaculizado por las culpas.

Cuando cambio la culpa por error, tomo la responsabilidad. Y eso me da,  la capacidad de generar cambios, entonces estaré dando el primer  paso a la reparación.

Yo entiendo que muchas veces hay culpas que no se muestran, que están muy bien escondidas.

Te doy la clave para saber si las tienes. ¿Tienes rabia y  resentimiento, eres implacable en juzgar a tus semejantes?

Si tu respuesta es positiva, guardas culpas en tu corazón.

Cada vez que juzgamos y  criticamos, lo estamos haciendo desde nuestra memorias de culpa,  que son hermanas gemelas del miedo y la ira.

Lo que sucede es que la culpa de alguna manera es inherente al hombre, nacemos culposos y mas adelante según sea nuestra educación,  vamos agrandando y fortaleciendo  ese sentimiento.

De pronto,  nos bombardean desde pequeños,  con que somos pecadores, que nacimos con el pecado original ¡!  etc. etc.

Ahora sé,  que no nací,  con el pecado original, nací,  con la capacidad infinita de amar, soy una parte de Dios sin separación alguna, soy luz,  y soy,  una con el universo entero.

Es momento,  de reprogramarnos, de reconocernos y auto aceptarnos.

Ir transmutando las culpas por errores y los errores por aprendizaje y el aprendizaje por iluminación.

Hemos tenido,  un talonario de facturas pendientes,  con las que,  cobramos y  se nos cobran: “las horas que me desvele por ti”, “lo muchos que te entregue”, “los sacrificios que hice”, “lo que me hiciste sufrir”, “el tiempo que no estuviste”…etc.

La gratitud es indispensable, hemos recibido mucho y seguimos recibiendo cada día, por eso es necesario ser agradecido. Como también es necesario reconocer nuestros errores y enmendarlos, sin aspavientos ni demostraciones histriónicas. Solo con humildad y aplicando la regla de oro:

No hagas a otro, lo que no deseas que te hagan a ti.

No pidas a otro, lo que tu no estarías dispuesto a dar.

Cuando reconozcamos que cada persona hace lo que hace por sus propias razones, entenderemos que nada debemos y nada tenemos por cobrar.

Si yo le doy a mi hijo,  todo,  es porque creo que con eso puedo hacerlo feliz y si él,  es feliz,  también lo seré yo.

Si lo que busco,  es mi propia felicidad, ¿qué puedo cobrarle entonces?

En esta creencia que podemos hacer felices a otros, equivocamos el camino. Y es  porque la felicidad no proviene del exterior sino del interior de cada persona y si esta persona no ha decidido ser feliz, le puedes poner el mundo a sus pies y no conseguirás hacerlo.

La mejor manera de dar felicidad,  es ser feliz uno mismo, y por donde vayas atraerás más de lo mismo.

Dice el proverbio:

“El hombre santo, con su sola presencia sana”

“El Hombre feliz, deja felicidad a su paso”

Gracias a la practica del Ho´oponopono, me he quitado el manto de la culpa, he decidido tomar el cien por ciento de responsabilidad por mis errores, perdonarme y perdonar, y me siento ligera.

Te amo, gracias

 

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todos mis sentimientos ocultos de culpa, miedo y rabia para que tu los transmutes en luz.

 ¡Y así se ha hecho!

 
Lo siento, por favor  perdóname


 Te amo,
 Gracias


 Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 

ENERGIA CREADORA

En este articulo quisiera poder explicarme, como es funciona la energía creadora de Dios y la energía creadora del hombre.

 Dios, Lo Absoluto, El poder Superior, Lo Divino o como quiera que tu llames a esa fuerza creadora que esta más allá de todo entendimiento, está siempre creando y sosteniendo Su creación.

 ¿Qué sucede cuando nosotros decimos que los seres humanos creamos o re- creamos, nuestra realidad en base a nuestras memorias?.

 ¿Somos creadores también?  ¿somos usuarios de la creación? ¿somos LO creado?

 Bueno yo creo que somos la tres cosas. Lo difícil es,  poder comprender todo esto con nuestra mente limitada, es como querer recoger  toda el agua del océano en una taza.

Nosotros solo tenemos esa taza, pero tratemos de llenarla al máximo.

 Ese poder Superior, ese Absoluto, es existencia pura, sin atributos, sin experiencias, solo existe, es constante y sin variación.

 Entonces nosotros somos un reflejo de esa existencia, con la posibilidad de experimentar,  vivimos en la dualidad y experimentamos el dolor y el placer, lo bueno y lo malo, lo blanco y lo negro y toda la gama de colores, solo siendo este reflejo,  podemos movernos en la  experiencia humana.

 Cada noche al dormir, volvemos por un momento a la fuente y nos cargamos de existencia para seguir moviéndonos en esta realidad.

Pero sucede que aquella existencia ha reflejado todo lo existente y lo ha hecho en abundancia.

 Todo es absolutamente abundante, observo a mi alrededor y veo miles de arboles, infinidad de especies, posibilidades infinitas para todo y todo a mi alcance.

 Entonces, ¿por qué no lo tengo todo?

 Es,  porque sólo tomo para mi, lo que mis memorias me permiten tomar.

 Es como entrar en el mercado más abastecido y más grande del mundo,  con una moneda de cinco soles: solo podré comprar  por valor de cinco soles.

 Eso es lo que sucede con nuestras memorias, que son nuestro marco de referencia. Nos limitan a re-crear,  sólo lo que conocemos.

 Si nuestra memorias son de carencia, será muy poco lo que tomemos de allí.

 Hay un tipo de memorias, llamadas creencias, estas son las que condicionan gran parte de nuestra vida, también se les puede llamar paradigmas.

 Un paradigma es el resultado de los usos, y costumbres, de creencias establecidas de verdades a medias; un paradigma es ley dentro de nuestro subconsciente.

 

“Un Paradigma vigente llega a determinar nuestra percepción de la realidad, no existe una percepción neutra, objetiva, verdadera, de los fenómenos sino que la percepción se ve teñida, enmarcada, tamizada por el paradigma en turno que nos controla y dirige.”

 ¿Cuántos “no puedes”, “no lo mereces”,  “imposibles”, ”inalcanzables”, guardamos, creemos y recre-creamos en nuestra vida?.

 Lo mismo sucede con la salud, repetimos una y otra vez las historias de enfermedades y sufrimiento de nosotros y de nuestra familia hasta que sucede aquello que describe muy bien Wayne Dyer :

 “ Tu biografía, se convierte en tu biología”

 

¡Y de pronto¡, se nos presenta esta técnica,  capaz de liberarnos de las memorias de dolor, carencia, enfermedad, violencia y sufrimiento en general.

Lo siento,

 por favor perdóname

 Te amo, gracias.

 O simplemente “Te amo , gracias”   que es suficiente,  para ir borrando miles de años de carga negativa acumulada en nuestros propios genes,  y que poco a poco, y  en la medida que entremos en aceptación y entrega, la Divinidad ira transmutando en luz.

 Gracias, Gracia, Gracias.

 Limpiar, borrar, borrar y regresar a puerto, ¿dónde esta el puerto?, el puerto está en la luz, la iluminación, el cero, en donde todo lo creado está a mi alcance sin limitación alguna.

 Cuando fuimos creados, estábamos vacíos, éramos como una pizarra en blanco,  en donde comenzamos a escribir y lo que escribimos allí no siempre fue positivo.

 La Divinidad ha puesto a nuestro alcance todo lo existente y para obtenerlo es necesario, limpiar, y aclararnos.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias limitantes y las creencias escondidas que condicionan mi vida, para que Tú, las transmutes en luz

 

Limpia, borra, borra y llévame de regreso a puerto. CEEPORT

 

¡Y así se ha hecho!

 


Lo siento, por favor  perdóname


 

Te amo,
 Gracias


 

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Las Emociones y el Cuerpo (segunda parte)

Ha sido mucho el interés que este tema ha despertado, es por esa razón,  que estoy ampliando un poco más la información.

 Hay muchos enfoques y teorías sobre las emociones y el cuerpo, por mi parte llevo casi tres  décadas haciendo terapias basadas en las memorias del cuerpo y lo que acá escribo, es fruto de mi observación y la lectura de las cargas emocionales  más frecuentes.

 La observación de la persona, va desde su mirada, la actitud corporal, el color de la piel, la voz, las temperaturas en cada zona del cuerpo, etc.,  todo esto, forma parte de un ser único y la vez conectado con su entorno y todo su pasado.

 Observando  la  piel, que  es el órgano mas grande del cuerpo y es la que nos limita físicamente, se puede leer claramente, como es que la persona se relaciona con el mundo que la rodea, una piel gruesa y áspera denota aislamiento y desconfianza, y viceversa, asimismo, cada marca, cada lunar,  habla de quien lo posee.

 En el cuerpo se repiten patrones, la carga de la frente, el pecho, la parte anterior de los muslos nos hablan del mismo tipo de  emociones retenidas.

 En la cabeza hay una repetición de cada parte del cuerpo, tanto así,  que  en la India y el Tíbet, es muy común el diagnostico por las rugosidades de la cabeza.

 Cuantas veces hemos escuchado decir “ se agarra con uñas y dientes”, bueno las uñas y los dientes también son manifestaciones de nuestra historia emocional.

En crecimiento del pelo tiene mucho que ver con el valor, el buen funcionamiento de los riñones y  la fuerza de la persona,  así como lo escuchamos en la historia de Sansón y Dalila.

 Las personas hacemos corazas, detrás de ellas nos escondemos para no ser dañados.

 Algunas veces, sonreímos para disimular, nuestro sufrimiento interno.

 Y quizás, hasta  tengamos  lemas, tan contundentes como:

 “Si expreso mi necesidad de intimidad, corre peligro mi existencia”

 “Si dependo de ti, cubrirás mis necesidades”

 “Puedes formar parte de mi intimidad siempre y cuando permanezcas en un plano de inferioridad”

 “Si te soy útil, me querrás”

 Si expreso mi amor, pierdo mi libertad”

 (Fuente “ La Bioenergética” de A. Lowen)

 Estas frases no son  expresadas con palabras, sino con actitudes.

 Ponemos distancia y nos protegemos, pero,  cuando vamos diluyendo las corazas, comenzamos a mostrar nuestra esencia verdadera

 Y así,  como podemos girar nuestra postura, hacer corazas o jorobas angustiosas, el cuerpo es capaz de recuperarse de todo esto y corregir, expresar y liberar,  todo aquello que quedó oculto,  como un francotirador que dispara desde su escondite y que sólo podemos ver el daño que causa, más no al causante.

 Acá vienen las buenas noticias, con la  practica constante y correcta de Ho´oponopono, podemos ahorrarnos años de terapias corporales.

 Basta con la aceptación, dejar la victimización, tomar el cien por ciento de responsabilidad y dejando el  auto juzgamiento y auto critica, para  llegar a la auto aceptación.

 Cambiando nuestros lemas por:

 A lo que me resisto, persiste

 Todo poder viene de mi interior

 Allí donde va mi atención va mi energía

 Solo existe un momento y es: ahora

 Amor es estar feliz

 Valgo porque existo

 No tengo que demostrarle nada a nadie

 Las cosas no tiene porqué salir como yo quiero….

Finalmente la respiración.

  ¿como respiras? ¿Lo haces para sobrevivir o para vivir?, la respiración es vida, mientras mas nos oxigenamos mayor vitalidad tendremos.

 Cada taller de Ho´oponopono lo comenzamos haciendo la respiración Ha, nos oxigenamos, tomamos cargas de Mana y quedamos listos para compartir la inspiración que nos llega en el taller.

Comencemos por al auto aceptación, sin rechazo a nuestras faltas y errores, solo aceptación y reparación, sin culpas pero con verdad y amor.

 

 La característica principal de la enfermedad emocional es el egoísmo, cuando todo nuestro interés esta centrado en” lo que no tengo”, “lo que no me dan” y “lo que no consigo”.

 

Cuando lo saludable  es,  agradecer por lo que tengo, y por  lo que puedo dar.

 

Como siempre,  mi deseo es que tengamos paz más allá de todo entendimiento

 

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego toda memoria de egoísmo y de carencia para que Tú, la trasmutes en luz.

Enséñame a reconocer que tu obra es perfecta y gradecer por ello.

¡Y así se ha hecho!

 
Lo siento, por favor  perdóname


 Te amo,
 Gracias


 Ana María

 
Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”