Ho´opo Boletín de Setiembre 2014

 

“No importa cuánto dure el invierno, la primavera siempre llega “

Proverbio Chino

 En Setiembre, en esta parte del mundo esperamos la llegada de la primavera, es una alegría cuando los días se iluminan y todo comienza a florecer. Es momento de renovación.

 Renovemos entonces, el uso de nuestras viejas y gastadas memorias, comencemos a entregarlas una a una, para que sean transmutadas en luz.

 Las memorias son como pantallas sobre una lámpara, si la pantalla es delgada y translucida, emitirá la mayor cantidad de luz, pero si por el contrario, ponemos sobre la pantalla, una y otra vez pañuelos negros, la luz no podrá manifestarse.

 Así son la memorias negativas, mantos oscuros que cada vez se hacen más compactos.

 La luz es inspiración, y esa inspiración llega a nosotros a través del espacio que hay entre las memorias.

 Es por eso que mientras más limpieza de memorias hagamos, mayor será la inspiración que llegue a nosotros.

 La inspiración no es exclusividad de sacerdotes, renunciantes o místicos. Es cierto que ellos están mas abiertos a recibirla, y eso es por su constante limpieza en base a la oración, pero tú y yo también recibimos inspiración.

 Cada vez que una idea novedosa llega a nosotros, estamos recibiéndola, la diferencia entre la inspiración y la memoria, es que la inspiración siempre es nueva y fresca, la memoria es usada.

 La primavera también nos recuerda el renacer, el comenzar de nuevo.

 En realidad cada momento es un comenzar, es una oportunidad de hacer correctamente lo que es correcto.

 Puede ser que nos quedemos atrapados en las culpas y eso no nos permite avanzar, el camino de la entrega se bloquea con las culpas, es por eso que se dice que                   ho´oponopono es una técnica de amor, perdón y transmutación.

 El perdón siempre es a uno mismo, quienes hemos caminado este sendero por algún tiempo, hemos aprendido y aceptado, que el perdón siempre es con uno mismo.

 Todas as culpas que cargamos a otras personas, en realidad comienzan con sentirnos culpables nosotros.

 Así suele suceder con las criticas y las palabras muchas veces duras e inflexibles con las calificamos a nuestros semejantes y a nuestro entorno.

 Cada rigidez, cada exigencia, cada intolerancia, siempre es primero hacia nosotros mismos y luego la trasladamos hacia fuera, siempre es adentro, no afuera de nosotros en donde se crean las situaciones.

 Muchas veces es la culpa la que genera las criticas, en realidad cuando eso sucede, es que nos estamos criticando a nosotros mismos.

 Ponemos nuestra atención en lo errores y no en los aciertos de los demás, en lo que falta , y no en lo que tenemos.

 Cuando el perdón es verdadero y asumimos nuestra responsabilidad, consciente y amorosamente, ya no hay nadie a quien culpar.

 Recuerda que la victimización se va cuando asumimos el cien por ciento de responsabilidad en la creación de la realidad que vivimos.

 Otro aspecto que quisiera trabajar más intensamente, en este mes de renovación, son las emociones victimizantes.

 En alguna oportunidad compartí contigo la forma como se presentan las emociones autenticas, son como un rayo que cae de forma vertical, nos tocan y lo saludable es experimentarlas, para después soltarlas.

 No es saludable quedarnos detenidos en la emoción, esa emoción que llegó a nosotros activa, y verticalmente, pero cuando la retenemos, la hacemos horizontal, pasiva, no circula, y todo aquello que no circula se descompone.

 Por ejemplo: podemos tener un contratiempo en la oficina, bueno sucede y se vive en el momento, luego lo saludable es solucionar y/o soltar, pero si después de eso mantenemos malhumorados el resto del día, ya no es saludable. No solucionamos nada y quedamos en la victimización.

 Sucede igual con todas las emociones, se viven y se sueltan.

 Así tenemos que podemos quedarnos atrapados en el pasado de experiencias desagradables, también en recuerdo de cuán felices fuimos en tal o cual ocasión, en ambos casos es detenimiento.

 Recuerda que la energía que no circula, se estanca y se descompone, así como el agua, la sangre, el dinero , etc.

 La naturaleza nos enseña, nada queda detenido, todo tiene un movimiento que mantiene la armonía.

 Vivamos una primavera cada día, entreguemos nuestras memorias, dejemos partir las culpas y el sufrimiento y nos expandiremos, estaremos abiertos a la infinidad de posibilidades que tiene la Divinidad para ofrecernos.

 Que tengamos paz más allá de todo entendimiento.

 

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego mis memorias de victimización, para que Tú las transmutes en luz.

 Que Tu luz, me ayude a ver claramente mi responsabilidad en toda mi realidad.

 ¡Y así se ha hecho!

 
Lo siento, por favor  perdóname


 Te amo,
 Gracias


 Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Elige a tu Dios

“Dios hizo al hombre a Su imagen y semejanza, y el hombre le devolvió el cumplido”

 Esta frase nos dice algo que es muy cierto, cada uno de nosotros creamos un Dios basado en nuestro propio marco de referencia, Dios es existencia pura, el amor y la verdad en su mas alta expresión, por lo tanto no tiene variación, es una energía infinita y constante, imposible de ser entendido por nuestra mente limitada, Él no tiene atributos como gustos o disgustos, rabia o o preferencias, Él simplemente ES.

 Nosotros lo que hacemos, es crear una imagen, o un concepto. A veces, puede ser que encontramos un Maestro que nos ayuda a conectar con ÉL.

 Algo que experimente personalmente, fue, en mi relación con mi Maestro, cuando por primera vez llegue a la India y pude ver al Maestro amado, no pude siquiera, levantar la vista, me sentía totalmente descubierta y avergonzada, tal era el concepto que tenia de mi misma.

Eso fue cambiando en la medida que fui siendo honesta y busqué   la coherencia en mi vida.

 Él, siempre dijo: Pídeme todo lo que quieras, para que después me pidas lo que te he venido a dar”

 Basándome en eso, me dedique a pedir cosas, era como una niña escribiendo cartas a Papa Noel, pedí, pedí y pedí.

 Cuando llegué ante Él, ya no pude pedir más y fue allí donde comencé mi aprendizaje de la entrega, más adelante regresé una y otra vez y en cada viaje mi cabeza se levantaba un poco más, primero mire sus pies y entregué, luego mire su cuerpo y entregué, para finalmente sostener Su mirada en la mía y ¡recibí¡.

 ¿Qué recibí?, recibí paz, y comprendí que teniendo paz lo tenemos todo.

 Pero luego,   regresaba a mi casa, a la vida cotidiana y la mística de la entrega se debilitaba, volvía a sentirme separada. Me esforzaba, es cierto, pero no podía dejar el control.

 Solo cuando el Ho´oponopono llega a mi vida, entiendo que es la herramienta perfecta, es simple pero poderosa y ¡funciona¡.

 Entonces comencé la verdadera entrega, y la paz se hizo estable.

 Pero: ¿ a quien entregamos sin no tenemos un Maestro que nos inspire a conectarnos con Dios?

 Imposible que no tengamos un Dios, quizá tengamos un Dios de amor, y eso seria maravilloso, pero también puede que sea un Dios tradicional, con barba y dedo acusador, o un Dios inmencionable, o un Dios guerrero, un Dios castigador, puede que adoremos la inteligencia, el poder o simplemente la naturaleza, pero todos tenemos esa sensación de que existe algo más.

 Para entregar sólo necesitamos un Ser Superior, aquel a quien atribuimos el poder de hacer amanecer , atardecer, anochecer, aquel que mantiene el firmamento en orden y que originó en Universo, no importa el nombre que le demos.

 A ese poder le haremos la entrega, ahora si tienes un Maestro que te inspire, con nombre y rostro, más fácil aún, a los ángeles, a un santo de tu preferencia, a tus antepasados, etc.

 La entrega es entrega, y ese Dios único, esa existencia pura que nos contiene a todos, siempre recibe lo que entregamos, sin importar el nombre que le demos, y nos regresa un chispazo de Su luz.

 Esa luz nos da expansión, nos abre al universo, dejamos de vivir en nuestro pequeño y conflictivo mundo, para levantar la cabeza la cielo y ver que el universo entero es parte de cada uno de nosotros.

 Podemos comprender que nunca fuimos “expulsados del paraíso”, el paraíso vive en nosotros y se llama PAZ.

 Tu y yo estamos en el camino de esa paz, estable, duradera y que es lo natural en todo.

 Has notado, como lo he hecho yo, que cuando observas un hermoso paisaje te inspira paz, cuando vez a un bebe, a un cachorro, la luna en el firmamento, el mar en su eterno ir y venir…

 Lo natural, no es aquello que me angustia, y la angustia no viene de Dios, viene de mis memorias equivocadas.

 Lo natural es sentirme completa, en un agradable estado de serenidad.

 Si hoy no me siento así,  es que algo no está funcionando bien en mí, lo acepto humildemente, pero también se que todo tiene una solución y siempre esa solución reside en mí.

 “Para llegar a la esencia misma de Dios, primero debemos alcanzar la esencia de nosotros mismos, pues nadie puede conocer a Dios a menos que se conozca a sí mismo.” SSB

 Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

 Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis dudas para que las transmutes en luz de fe.

 Ayúdame a conectarme conmigo mismo y así poder conectarme a Ti.

 ¡Y así se ha hecho!

 Lo siento, por favor  perdóname


 Te amo,
 Gracias


 

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


¿SOY VICTIMA?

¿Cómo saber mi actitud ante la vida es de victima, o saber si estoy victimizando a alguien más?

 La actitud de victima es en primer lugar: separación, me separo para sentirme diferente, disminuida o superior.

 Luego podemos ver que la victimización es también para llamar la atención y ese deseo esconde detrás: el control.

 “Mientras tengo tu atención, te tengo controlado”

 Y por que queremos tener el control: por miedo.

 El miedo crece en la separación con lo Divino.

 Una y otra vez llegamos al mismo punto, en la separación, los defectos de carácter se desarrollan más y más.

 En la practica del ho´oponopono el proceso se revierte, si acepto mi responsabilidad total, dejo de victimizarme y al entregar constantemente mis memorias me estoy uniendo con lo Divino y entonces se hace la luz.

 Dejo de sentirme victima, dejo de controlar y cuando el amor florece, el miedo simplemente desaparece.

 Pero sucede algo más, en el momento que dejo de victimizarme, dejo por supuesto de manipular, y eso hace que tampoco pueda ser manipulada.

 Culturalmente, la victimización, la culpa y la manipulación, han sido utilizadas para mantener el control. Hemos sido educados en la cultura de la culpa y el miedo.

 Y, a más miedo, mayor será el control, y viceversa.

 Pero no comencemos a juzgarnos, ni a criticarnos, porque estaríamos pisando nuevamente el terreno de la victimización. Solo reparemos nuestros errores.

 Para poder hacerlo aplicaremos una vez más el método de reconocer, admitir y reparar.

 ….Hace un tiempo, descubrí en mí una actitud de victima muy escondida, me di cuenta que cuando oraba,!! siempre lo hacia como tal.¡¡

 Aceptar “que se haga tu voluntad y no la mía”, es un acto de fortaleza y fe, pero sentirnos que hacemos el gran esfuerzo y que aguantamos el dolor porque es la voluntad de Dios, eso es victimización.

 Aceptar que sea lo que sea que vivimos en nuestra realidad es responsabilidad nuestra, nos lleva a reconocer la unidad con todo lo creado, ya que solo podemos reconocer lo que esta grabado en nuestra memoria, es decir que todo vive en nuestro interior. Recuerda nada es afuera, todo es adentro de tí y de mí.

 Alguna vez leí algo que me conmovió y me inspiró.

 Y fue lo siguiente: “Jesús, fue de la separación a la unión con Dios, Él comenzó diciendo, el Padre me ha enviado, luego dijo Yo soy hijo del Padre, para finalmente admitir, El Padre y Yo: somos UNO.

 Este proceso, se puede dar en cada uno de nosotros, y en la medida que nos acerquemos a la unidad, dejaremos de victimizarnos, manipular y que nos manipulen.

 Bueno mi trabajo esta semana será la observación, para poder reconocer, cuales son mis actitudes de victimización, para después tomar la responsabilidad y aceptar que, si pues, esa es una memoria mía equivocada, entonces al aceptarla como mía, podre hacer la entrega a la Divinidad para que sea transmutada en luz.

 En estos años de trabajo con el ho´oponopono he podido observar que el juzgar y criticar, son detonadores de la victimización.

 La queja es uno de sus exponentes, y la queja siempre la hacemos desde la actitud de victima, la critica la hacemos desde la actitud de superioridad o de victimario, ambas son lo mismo, son extremos o grados de la misma situación.

A un extremo la victima y al otro el victimario, pero siempre fluctuando en la misma línea.

 Lo común es, que quien es victima en algunas situaciones se convierta en victimario en otras.

 Y muchas veces la enfermedad, la depresión y el fracaso son formas, tanto de victimizarse como victimizar.

 No es necesario comenzar a hacer un recuento de errores propios o ajenos, aun y cuando sabemos que no existe algo “ajeno” ya que todo es reconocido y reproducido por nuestras memorias.

 Lo importante es que hoy, aquí y ahora comienzo mi autoindagacion y la reparación de las conductas equivocadas.

 Termino este articulo con una parte de un discurso de mi amado Maestro:

 “La alabanza y la crítica son reflejos del ser interior. El virtuoso jamás critica a otros, sólo el malvado se complace en actividades tan sacrílegas. El color que ven depende del color de los anteojos que llevan puestos, usen los anteojos del amor y verán amor alrededor; el error reside en vuestra visión, no en la creación. No le atribuyan importancia a la crítica, si alguien los critica en voz alta, esto desaparece en el aire, si alguien los acusa por dentro, esto se le regresa a él. ¿Está criticando a vuestro cuerpo? El cuerpo es inerte. ¿Está criticando al Atma? La misma Atma reside en ambos, vendría a ser como criticarse a sí mismo; quien comprende este hecho, es el verdadero buscador de la verdad. El hombre no reconoce cientos de faltas existentes en él, pero tiende a señalar las más insignificantes en otros. Lo malo en ustedes se refleja como lo malo en otros, corríjanse a sí mismos en primer lugar, sólo entonces vuestra mente se volverá pura, así que, desarrollen pensamientos sagrados”. SSB

 Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias de juzgamiento y critica, para que Tú, las trasmutes en luz.

 Enséñame a vivir soltando el control.

 ¡Y así se ha hecho!

 
Lo siento, por favor  perdóname


 Te amo,
 Gracias


 

Ana María


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


 

 

UNA FORMULA

Son muchos los senderos que tomamos hasta llegar a “nuestro” camino, una vez en el, avanzaremos sin mirar atrás, sin buscar seguidores, sin dar consejos, solo avanzando y como dice el poema: haciendo camino al andar.

 Para finalmente encontrar el que será nuestro verdadero camino, podemos aplicar una formula que nos ayude a la entrega de nuestras memorias y que nos guiará en nuestro avance.

 Se trata de tres aspectos: el reconocer, admitir y finalmente corregir.

 El reconocer es un proceso del pensamiento, es aprendizaje, tiene mucho que ver con el marco de referencia de cada quien.

 Es la observación de los hechos de una manera racional.

 El admitir es con el sentimiento, y es la aceptación. Es el aplicar el cien por ciento de responsabilidad, eso quiere decir que reconozco que lo que sea que estoy viviendo, no es otra cosa más que la repetición de mis propias memorias.

 Y para corregir, nosotros con el ho´oponopono, tenemos la mejor herramienta, que más allá de corregir: TRANSMUTA.

 Sólo la Divinidad puede transmutar.

 Es decir que no sólo endereza lo torcido, sino que lo cambia por  claridad.

 ¿Cual es la diferencia en corregir y transmutar?

 Cuando corregimos, cambiamos algún aspecto de un todo, cuando la Divinidad transmuta, hace un cambio desde la esencia misma.

 Eso quiere decir que le entregamos una memoria torcida, equivocada, enferma y la divinidad nos regresa en su lugar, luz de iluminación.

 Cuando practicamos sinceramente el Ho´oponopono, ya no tendremos tantas preguntas, porque al recibir la iluminación encontramos las respuestas en nuestro interior.

 En estos días me ha tocado trabajar con las memorias del pasado.

 Hay una tendencia natural en revivir el pasado doloroso, mucha veces repetimos nuestra historia de vida con lujo de detalles y haciendo hincapié en los momentos de dolor.

 La repetición para buscar una solución, o como recordatorio de los errores cometidos para no repetirlos, no es negativa.

 Yo puedo consultar con un consejero sobre algún problema que me afecta, y el consejero seguramente me dará posibles soluciones, pero si yo no pongo en practica por lo menos una de ellas, es que en realidad no quiero solucionar nada, lo que estoy buscando es revivir una y otra vez la memoria para sentirme una y otra vez victima y así evadir mi responsabilidad.

 Lo mismo pasa con las lecturas, podemos leer los libros con la enseñanza de los grandes maestros, pero si no practicamos lo que leemos, la enseñanza deja de serlo, para transformarse en alimento del ego.

 Son muchas las personas que llegan a mí para una consulta, invariablemente, me toca aceptar que sea cual fuere el problema que me cuentan, tiene que ver con una memoria mía, y el trabajo siempre es hacia adentro.

 Tu y yo somos obras perfectas, lo que esta equivocado, son nuestras memorias.

 Otra forma de decirlo, es que tenemos conductas equivocadas, y nuestras conductas son el producto de nuestras memorias. Si podemos llegar a esta conclusión es que estamos admitiendo y por lo tanto aceptando.

 El tercer paso a seguir en esta formula, es corregir.

 Es cierto que a medida que entregamos a la Divinidad nuestras memorias, ésta las va transmutando, pero también es cierto que no es algo automático, no es de la noche a la mañana, y eso si: requiere de nuestra honestidad.

 Yo no puedo decirle a la Divinidad, te entrego mis memorias de ira, y seguir con mi comportamiento neurótico sin ningún esfuerzo de mi parte, porque entonces lo que estoy haciendo no es honesto.

 Si no hay aceptación, no hay entrega.

 Y es increíble lo liberadora que puede ser la aceptación, si tomamos nuevamente el ejemplo de la ira, puedo tener el impuso hacia la ira, pero en el momento que acepto que se trata de una memoria equivocada mía; ¡inmediatamente se detiene¡ o por lo menos se atenúa.

 Mi Maestro siempre decía “Mi vida es mi mensaje”, y esa es la verdadera honestidad

 Que nuestras vidas sean nuestros mensajes, dejemos de recomendar lo que no practicamos, dejemos de pedir lo que no estamos dispuestos a dar.

 Para terminar quisiera decirte que la mejor manera de liberarnos de las culpas es reparando, la reparación primero es interna, ya que las culpas son el producto de la falta de amor, al reparar internamente, el amor florece y junto con el amor están siempre unidas el perdón y la gratitud.

 Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento

 Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias de deshonestidad para que tu las transmutes en Luz.

 

Enséñame a seguir mi verdadero camino, y lo seguiré de tu Mano.

 

 ¡Y así se ha hecho!

 Lo siento, por favor  perdóname


 Te amo,
 Gracias


 Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


 

 

EL CAMINO DEL AMOR

“Donde no haya Amor, siembren la semilla del Amor y obtengan el éxtasis del Amor para que se derrame como lluvia bienhechora. Hagan que en esos lugares fluyan ríos de Amor .

“¡Oh Señor!, toca Tu flauta para que los ríos de Amor fluyan en el corazón de los hombres”. SSB

 Muchas veces nos preguntamos, ¿cómo puedo hacer para acrecentar mi avance espiritual?

 La respuesta es: Toma el camino más fácil, el camino del amor.

 Cuando en Ho´oponopono decimos “Te amo, gracias” estamos eligiendo el camino del amor, ya nada es más fácil, ni más poderoso, que esta formula:

 ¡Te amo, Gracias¡

 Por la acumulación de memorias equivocadas, hemos creído que para conseguir lo mejor de la vida, tenemos que hacerlo por medios difíciles.

 Para poder reconocer, admitir y corregir, creencias y costumbres ancestrales, es necesario utilizar la energía del amor, pero la energía del amor no es algo que este lejos o inalcanzable.

 Convéncete que el amor es lo que sostiene al mundo y lo mantiene funcionando.

 Las aparentes disfunciones, están dadas, por todo lo que es contrario al amor.

 Cuando me quejo, cuando odio, envidio o me lleno de ira, lo único que estoy haciendo es complicarme la vida.

 Si lo veo desde ese ángulo, entonces me preguntaré: ¿Para qué lo hago?

 Generalmente es para llamar la atención de los demás, mis memorias y creencias me han convencido que para ser feliz necesito de la atención, primero de mis padres, de mi familia, de mi entorno y es por eso que siempre estoy haciéndome notar:

 “Mira que sufrida soy”

 “Mira cuanta rabia tengo”

 “Mira la cantidad de conflictos que tengo”

 Ilusamente he creído que son los “demás” quienes darán y me traerán la felicidad que busco desde siempre.

Y cuando no consigo retener la atención externa por mucho tiempo: ¿qué sucede? ¡Me lleno de ira¡.

 En las ultimas semanas mis memorias de ira se han activado, no porque yo me haya sentido iracunda, no.

Es porque he tenido en mi entorno tal cantidad de episodios de ira que humildemente he reconocido que si los puedo identificar es por que aún esas memorias están en mi.

 La ira es un desvio del camino, es la ira la que nos impulsa a cometer todos los actos que nos traen la infelicidad, todo lo que nos quita la paz.

 Hay dieciséis aspectos que son productos asociados con la ira:

 Intolerancia—cinismo—autocompasión–recelo

Desdén –esnobismo– tensión –desconfianza

Envidia—rigidez—sarcasmo–ansiedad

Odio—descontento—malicia—celos.

 Después de leer esto, estarás de acuerdo conmigo que la ira, solo nos complica la vida.

 Mas adelante continuaremos con este tema de forma mas profunda y es posible, que hasta podamos compartir algún taller para reconocer, admitir y corregir la ira en nuestras vidas.

 Por el momento ya tenemos una idea, de por donde expresamos nuestra ira.

 A veces no identificamos que la rigidez, la busqueda de la perfección y las disciplinas extenuantes son aspectos de la ira.

 Hace poco compartía con una amiga, sobre todas las tendencias que hay en este momento con respecto a los alimentos saludables, crudos, naturales, o súper alimentos, y es algo que es bueno, siempre y cuando vaya acompañado de un pensar saludable y unos súper alimentos espirituales, de lo contrario esa exigencia extrema, también es comandada por la ira.

 Lo mismo pasa con el sarcasmo, la critica constante, el maliciar y juzgar.

Ese famoso dicho “piensa mal y acertarás” es cierto, porque cuando pensamos mal acertamos en atraer lo mismo a nuestras vidas, esa ecuación nunca falla.

 Ver lo bueno, decir lo bueno y hacer lo bueno también funciona , trayendo más de los mismo a mi vida, es preferible esta opción ¿Cierto?

 Busquemos el camino fácil, y ese es el camino del amor, esa es nuestra verdadera naturaleza, estar en paz es lo natural, amar es lo natural, sonreír y compartir es lo natural.

 Ese estado de aceptación y entrega no quiere decir que vivamos en una burbuja con todo resuelto, el estado de paz, es que estamos en calma y dispuestos a vivir las pruebas y los inconvenientes con la confianza de saber que hemos sido creados, perfectamente imperfectos.

 Que naturalmente tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

 Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todos mis bloqueos para dar y recibir amor, para que Tú, los transmutes en luz.

Enséñame el camino del amor y dirige mi vida siempre hacia Ti.

 

¡Y así se ha hecho!

 


Lo siento, por favor  perdóname


 

Te amo,
 Gracias


 

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


La Bondad, la Pasión y la Ignorancia

Hay tres corrientes que se entrelazan y saturan todo lo existente, son tres energías que se alternan y dependiendo de cual de ellas sea la dominante, es como se va dando nuestra realidad.

 En sánscrito se les llama Gunas o cualidades , y están presentes en toda la creación.

 Ellas son La Bondad, La Pasión y La Ignorancia.

 La bondad es la energía positiva que nos da la tendencia hacia el desarrollo espiritual.

 La pasión en su aspecto positivo es el motor que nos empuja a crear, trabajar, a la acción y en su aspecto negativo nos conduce a rabia, la ambición y las ansias de poder.

 La ignorancia es la energía del retroceso, la enfermedad, del alejamiento y la separación.

 Conocer estas energías y poder identificarlas nos ayudaran a tener una vida en equilibrio, y en ese equilibrio encontrar la paz.

 Todo en la creación esta dotado de estas tres cualidades en mayor o menor grado, comenzando por los pensamientos que provienen de nuestras memorias que generalmente son activadas por lo que vemos, oímos y decimos.

 El tema es amplio y complejo pero es suficiente saber hacia donde van las tendencias para identificar cual de las tres cualidades esta dominando.

 Las tres energías estarán siempre presentes, es parte de nuestra naturaleza, el secreto está en que nuestras tendencias vayan más hacia la bondad y la pasión positiva, tratando de tener un mínimo de ignorancia.

 La pasión es tan importante como la bondad ya que es el motor, es la que nos empuja a producir.

 Mi maestro siempre decía, “del monje renunciante, el estudiante y el trabajador el mas importante es el trabajador, ya que gracias a el, el monje puede renunciar y el estudiante estudiar”.

 Entonces tratemos de identificar, cual de las ondas de energía predominan en nuestra vida.

 Si nuestro interés va hacia conocernos a nosotros mismos y corregir nuestros errores estamos en la línea de la bondad, trabajando desde la parte más espiritual en nosotros.

 Si lo nuestro es el trabajo arduo, si estamos dedicados a un trabajo que da servicio, que nos ayuda a nosotros y a nuestros semejantes en mejorar nuestra calidad de vida, entonces estamos moviéndonos con la energía de la pasión positiva.

 Si por el contrario el trabajo que realizamos, conduce al deterioro, físico, y moral, nuestra línea esta en la pasión pero en su aspecto negativo.

También en este tipo de energía se encuentran los motivadores como la rabia, la ambición, la codicia, la envidia, los celos.

 

Si nuestra vida se desenvuelve en un estado de inercia, dormimos demasiado, comemos demasiado, manipulamos, nos quejamos y en general nos victimizamos, entonces es la energía de la ignorancia la que ha tomado las riendas de nuestra vida.

 En ho´oponopono,  se puede decir que en este ultimo caso,  que son las memorias de victimización, y  éstas, son siempre energías negativas.

 Cuando tomamos e cien por ciento de responsabilidad, nos encaninamos hacia la energía de la bondad, esa energía nos lleva a conectarnos y vivir en unidad.

 Nuestra vida puede estar bien sintonizada, si las ondas se entrelazan de la manera adecuada, entonces encontraremos la paz, que es el estado natural del ser humano.

 Cada uno de nosotros somos como una hermosa melodía, cuando estamos afinados , nuestra vida es como los trinos de un ave, si la energía de ignorancia predomina, sonaremos como golpes de martillo sobre latas, y si es la pasión la predominante será como música estruendosa.

 Limpiemos nuestras memorias y deleitémonos con los arpegios de la música que emite el estar en armonía.

 

Que tengamos paz mas allá de todo entendimiento

 Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego mis tres cualidades para que Tú las transmutes en ondas armónicas de paz.

 

Que sea siempre una melodía armoniosa y que siempre la paz: comience conmigo.

 

¡Y así se ha hecho!

 


Lo siento, por favor  perdóname


 

Te amo,
 Gracias


 

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Boletín de Agosto 2014: Las dos puertas

Cada día, al despertar, hay dos puertas que se abren ante mi, una de ellas es la puerta del temor y la otra es la puerta del amor.

Puedo elegir cualquiera de las dos y mi elección será la que me lleve a la paz o la angustia.

¿Qué encontraré detrás de cada una?

En la puerta del temor me espera la separación con todos sus implicancias: la critica, la rabia, el juzgamiento, los celos, el resentimiento, es decir la ira y el miedo y por consiguiente: la angustia

En la puerta del amor, encontraré la unidad, la compasión, la alegría, la aceptación, el valor y la entrega y por consiguiente la paz duradera.

Mi elección es la ejecución de mi libre albedrio, y las consecuencias de esa elección son de mi entera responsabilidad.

Lo mas increíble es que, aún sabiendo las consecuencias, una y otra vez elegimos ir por la separación, por creer las cosas suceden fuera de nosotros y no dentro de nosotros mismos.

¡Convéncete, nada sucede fuera de ti¡

Todo comienza por sentirnos separados de Dios, ¡no existe tal separación!.

Dios es verdad y la verdad es aquello que no experimenta cambio ni variación, es algo absolutamente estable.

¿Entonces como pudiera existir algo fuera de Él?

Tu y yo somos parte de Dios, como lo es todo lo existente, la misma luz está en todos y todo.

Por eso, la separación nos trae angustia, porque no es lo natural.

Los budistas hablan de la compasión, y se refieren a esa capacidad de sentir al otro en mi, que tu alegría sea la mía y tu dolor también, eso es la compasión.

Cuando damos una limosna, nos separamos, ya que la dadiva se entrega desde un estado de superioridad y muchas veces de rechazo.

A veces es la culpa activada por la manipulación la que nos hace dar una mal llamada limosna.

La dadiva verdadera viene desde el amor, con el corazón en la mano y con la humildad de reconocernos en el necesitado.

Poder dar es una don, un regalo para aquel que da, más que para quien lo recibe.

Cada día tenemos la oportunidad de dar y con eso nos servimos a nosotros mismos.

También encontraremos dificultades y desavenencias, y eso es también un servicio hacia nosotros mismos.

Al escribir esto recuerdo la conocida anécdota del Dr. Ihaleakala, que cuenta que cuando el va a un restaurant y es mal atendido por el mozo, le deja una muy buena propina en agradecimiento.

Ya que si alguien te trata mal es porque te falta hacer limpieza, y quien te lo hizo notar ,¡ te dio un servicio!.

Nos servimos unos a otros, cada día, en cada momento, somos parte de un todo, de un engranaje en donde cada pieza está conectada con otra y juntos todos funcionamos avanzando hacia una sola meta: reconocer que somos uno.

Nuestro despertar de cada mañana puede ser diferente, si elegimos atravesar la puerta del amor.

Comenzar el día con amor, ver lo bueno, decir lo bueno y hacer lo bueno, entonces atraeremos más de lo mismo.

En el Perú, estamos en tiempo de elecciones, y toda la rabia y la frustración propia se vuelca hacia fuera, nuestros odios y nuestra aversiones se hacen eminentes, lo saludable es darnos cuenta que todo aquello que decimos y sentimos por determinados políticos, en realidad lo estamos diciendo y sintiendo por nosotros mismos.

Puede que estés pensando: ”no puedo estar de acuerdo con todos”, y eso es cierto, ¿pero porque poner odio en tu desacuerdo?

En Ho´oponoponopono, se informa y se expresa nuestra opinión desde la compasión, desde esa parte que reconoce que el “otro” no es sino una expresión de ti mismo.

Corrige primero en ti, y cuando tu estés limpio, ya no habrá nada que criticar.

Perdóname si lo que acá escribo te molesta, pero te puedo asegurar que obtendrás mas serenidad viendo primero en tu interior que pasando tu vida siendo critico de sucesos que crees están fuera de ti.

Recuerda la luz es una sola y brilla en todos y en todo, la diferencia es la capacidad de expresar esa luz, ya que mientras mas limpios de memorias negativas estemos, mayor será nuestro resplandor.

Espero que juntos atravesemos cada dia la puerta del amor y …

Que tengamos paz mas allá de todo entendimiento.

 

 

 

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego mis creencias de separación para que Tú, las transmutes en luz.

 

Enséñame a comenzar el día con amor, y elegir la puerta del amor en cada actividad de mi día

 

¡Y así se ha hecho!

 


Lo siento, por favor  perdóname


 

Te amo,
 Gracias


 

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 

El ¿PORQUÉ?, trae angustia…

Cada vez que iniciamos una serie de preguntas precedidas por un “¿Porqué?” la respuesta no llegará a satisfacernos, y lejos de ello nos llenará de más interrogantes.

La manera correcta de formular un pregunta seria: “¿A qué se debe que…?, entonces es muy probable que encontremos una respuesta que nos lleve a una solución.

Otra forma saludable de pregunta es ¿Para qué?

El porqué, trae muchos otros “porqué” detrás y nos llena de angustia, el “para qué”, nos dará siempre una repuesta práctica y el “¿a qué se de bebe?” Nos ayudará a la auto indagación.

En el transcurso de mi vida muchas veces me pregunté. ¿Porqué a mí?, tal vez si hubiera preguntado para qué a mi, me hubiera dado cuenta que con cada prueba o con cada dolor me iba acercando a la verdad.

Preguntas como, ¿ porqué estoy enferma? Obtienen una respuesta diferente si las formulo así:  ¿para qué estoy enferma? O ¿a qué de debe a que desarrolle esta enfermedad?.

Muchas veces durante lo talleres mencionamos que en ho´oponopono, no se pide sino que se entrega, esta entrega nos lleva a aceptar siempre “que se haga Tu voluntad y no la mía”

Cuando entregamos soltamos el control, eso no quiere decir que paremos la acción, nuestra acción continua, pero ya no como hacedores sino mas bien como instrumentos.

Si se trata de una enfermedad, lo primero que haré es aceptar que se trata de la repetición de una memoria mía equivocada, luego, entrego la memoria, aun sin saber exactamente de qué memoria se trata, mi niño interior si lo sabe y hace la entrega, y como mi acción continua, seguramente encontraré al medico correcto que me proporcione el tratamiento adecuado..

Para nada se trata de dedicarme a entregar las memorias y quédame estática, esperando que la memoria desaparezca y con ella la enfermedad.

El borrado de memorias es un proceso, ¿cuánto tiempo demora? Eso es diferente en cada caso, puede ser automático como puede tomar mucho tiempo, lo que si es inmediato es la paz que se siente cuando la entrega es verdadera.

El ho´oponopono es una herramienta, si ponemos el ejemplo de un martillo, el martillo por si solo no clavará, es necesario tener un clavo, afinar el ojo para golpear en el lugar correcto y con la fuerza adecuada, entonces el martillo dejará el clavo bien fijo en la pared.

Al entregar una memoria también es necesario una acción de nuestra parte, comenzando por la aceptación, seguida de la entrega y luego así como después de clavar un clavo hacemos una revisión para ver que quedo bien firme, de igual manera revisaremos nuestra conducta para ver si la entrega ha sido verdadera.

El fin de semana pasado estuve en Chile, fui a tomar un curso sobre prosperidad con mi maestra Soledad Miranda, y comentábamos sobre los muchos casos que han llegado a nosotros en estos años de compartir el Ho´oponopono, lo primero es aceptar que cada caso es reconocido desde una memoria personal, por lo tanto la limpieza siempre es en uno mismo.

El borrado de memorias no se detiene, el Dr., Ihalakala Hew Len, considera que el propósito de la vida es la limpieza constante, cuya meta es llegar a cero.

Pero cometemos un error muy común, y es el tratar de identificar la memoria y de donde viene, eso tiene que ver mucho con el control.

Cundo intentamos tener un historial completo, para identificar una memoria, estamos queriendo controlar la limpieza.

La divinidad hace la limpieza desde donde se inicio la memoria.

Hoy podemos identificar la memoria como por ejemplo,” tengo miedo a la oscuridad”, en nuestro afán de control comenzamos con los “porqués”, …Ah, tengo miedo a la oscuridad porque cuando era pequeña me quede encerrada en un closet…..o porque habían apagones …, ese análisis es equivocado, ya que las memorias se grabaron miles de años atrás, entonces no queda otra cosa que dejar el control y entregar.

La Divinidad no necesita que le hagas un recuento detallado de que memoria vas a borrar. Ella sabe.

Y tu niño interior también lo sabe, por eso la importancia de tener una relación fluida con nuestro niño, ya que será él, quien se encargue de hacer la entrega de las memorias para que sean transmutadas en luz.

Mi esfuerzo esta puesto en la aceptación y la entrega, lo demás viene por añadidura, es como una formula: a mayor aceptación y entrega, mayor limpieza

Que nuestra limpieza constante nos lleve a aceptar, dejar y confiar, entonces alcanzaremos la paz más allá de todo entendimiento.

 

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego mi necesidad de control a través de las preguntas, para que tu la transmutes en Luz

 

Enséñame a entregar sin preguntas y aceptar sin expectativas

 

¡Y así se ha hecho!

 


Lo siento, por favor  perdóname


 

Te amo,
 Gracias


 

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 

¡DESPIERTA!

El despertar de la consciencia es el momento culminante en la vida de cada uno de nosotros.

Así como cada mañana abro los ojos tímidamente, cuidando que la luz matutina no me deslumbre, igual el despertar es paulatino y cuidadoso.

No se despierta totalmente de un momento a otro, hay un tiempo pausado que nos prepara a la luz que llegará a raudales.

Paso a paso vamos abriendo los ojos a la realidad, a lo verdadero,

El despertar será continuo,  si lo que viene a mí, lo pongo en práctica.

Muchas veces te he mencionado que la  frase “entender es suspender”, que recibí de mi amigo y maestro Eduardo Waslli, fue como un remezon en mi despertar.

Entender es suspender…, mientras no suspenda mi conducta equivocada es que aun no entendí.

Puedo leer muchos libros, artículos, ver cientos de videos y comentarlos, pero si no pongo seriamente en práctica, aunque sea uno de ellos, no habré  comenzado  el camino al despertar.

Hay una creencia en la sierra que dice que aquel a quien le cae un rayo y sobrevive, se convierte en un maestro iluminado, en la India hay una tradición parecida y dice que aquel a quien le cae un coco en la cabeza, que cae  desde lo alto de una palmera, y sobrevive, también es un iluminado.

Bueno en la India una de mis maestras, la  más austera y sabia,  había sobrevivido a las dos experiencias, pero aun así el proceso de iluminación fue paulatino.

Fue muy interesante escuchar su relato, ya que ella, si  sabia de la tradición hindú, pero no sabia nada de la creencia indígena, y le sorprendió mucho enterarse de ello. En todo caso estos son hechos fortuitos, y si hay algo de cierto en ello podría ser  tan solo un condicionamiento, ya que la iluminación es el fruto de un trabajo constante.

Pero sigamos con nuestro propio despertar, que no se trata de leer libro tras libro y ser un erudito, solo se trata de conocernos a nosotros mismos.

Se comienza por el principio, aceptar que mi valor primordial es existir y valgo porque existo, aun siendo un ser humano imperfecto.

Ya,  desde esa aceptación, me despojo de todo lo que no es real, del sueño profundo de creer que valgo por lo que tengo o por lo que hago.

La mente juega con nosotros, nos engaña y nos enreda, esa es  su naturaleza, mientras estemos confundidos la mente hace lo que quiere, sin embargo cuando despertamos y sometemos a la mente, entonces ella hace lo que nosotros queremos.

Si lo vemos desde otro enfoque,  podríamos decir que nuestras memorias son las que crean sin restricciones,  cuando las identificamos y entregamos, es la luz de la inspiración la que trabaja para nosotros.

Llega un momento en la vida en que es necesario des-aprender, dejar espacio para que entre la luz.

La búsqueda de erudición es un impedimento. Mientras mas información acumulemos a nivel mental, fortaleceremos más y más el entramado de memorias.

Las polémicas sobre creencias, teorías y filosofías son alimento del ego, el ego nos incita a tener cada vez mas información así nos mantenemos distraídos y no hacemos la indagación en donde es preciso hacerlo:

En nuestro propio corazón.

No quisiera que me malinterpretes, la búsqueda de la sabiduría se inicia en los libros pero solo se lleva a cabo en la práctica.

Cuando la práctica es seria,  se auto alimenta, entendemos finalmente que los libros llenos de información y que nos hacen sentir que dominamos las materias son un engaño del ego.

La única conquista que verdaderamente vale la pena es el dominio de nuestras propias tendencias equivocadas.

Para este fin la meditación es un camino seguro, si hacemos uso de esta técnica utilizando el orientar nuestra atención de manera voluntaria, por espacios de tiempo cortos primero y un poco mas largos después, tarde o temprano nos encontraremos practicando lo que se llama meditación en movimiento.

La meditación es enfocar voluntariamente nuestra atención en algo definido y eso nos da estados de  paz.

Cuanto mas largos son los periodos de meditación, serán mas largos los periodos de paz.

Pero sucede que si  automáticamente, todo el tiempo y a toda hora, cada acción y cada pensamiento lo orientamos hacia Dios, estaremos haciendo la meditación en movimiento.

Yo se que te parece difícil, hasta irreal, pero estoy segura que ya comenzaste a practicarlo, si desde que conociste el Ho´oponopono, no has dejado de repetir “te amo, gracias”, ya has comenzado a practicar la meditación en movimiento.

Continuemos, con humildad, reconociendo, aceptando y entregando, día tras día, y el resultado será que:

Tendremos paz mas allá de todo entendimiento

 

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todos mis pensamientos, mis sentimientos y mis acciones para que Tú, los ilumines.

 

Enséñame a reconocer, aceptar, y corregir mis errores

 

¡Y así se ha hecho!

 


Lo siento, por favor  perdóname


 

Te amo,
 Gracias


 

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”