PUNTOS DE VISTA

¿Mis ojos ven, o soy yo quién ve  a través de mis ojos?

Lo que veo,  es  siempre a través del filtro de mis memorias, lo que yo veo es único e irrepetible.

Cada persona tiene una forma de ver las cosas y eso no quiere decir que unos estén en lo cierto,  y otros no, la verdad es,  que los puntos de vista,  son tan numerosos como las memorias.

En el transcurso de un día,  utilizamos miles de  millones de memorias a razón de 15 millones de memorias por segundo.

Hay ocasiones en que es  difícil coincidir,  pero siempre,  es necesario respetar.

La palabra Ho´oponopono lleva repetido dos veces “pono”,  que significa rectitud pero también significa flexibilidad.

El séptimo principio Huna es PONO o la flexibilidad, y dice: “ la eficacia es la medida de la verdad”,   se refiere a que si lo que estas haciendo te da paz, eso es  verdad para ti.

La flexibilidad también está presente en respetar la opinión ajena, es mejor dejar siempre abierta en mi,  la posibilidad de un cambio de opinión.

Los seres humanos a veces podemos estar dispuestos a perder muchas cosas, pero aunque te parezca mentira,  lo que más nos cuesta perder, es: una idea.

En eso radica la flexibilidad, en permitirme aceptar que puedo estar equivocada, o que simplemente puedo cambiar o mejorar el concepto que tengo sobre algún tema.

Mi fortaleza está,  en la aceptación, en Ho´oponopono no se va en contra de nada y aplica el principio:

“A lo que me resisto, persiste. Lo que acepto se transmuta”

Cuando nos resistimos, estamos yendo “en contra de”, y fortalecemos lo que sea que estamos rechazando.

Cundo aceptamos la opinión ajena como valida, nos enriquecemos, se amplia nuestro marco de referencia y:  si vemos que funciona, ¿porqué no?, ¡la hacemos nuestra!.

Para activar éste proceso,  es necesario, en primer lugar escuchar, evaluar y aceptar.

Cada quien, tiene una parte de la verdad.

 Mi Maestro, contaba esta parábola Hindú:

Un rey le pidió a seis ciegos que determinaran como era un elefante tocando diferentes partes del cuerpo del animal, antes de eso ellos no sabían como era uno. Luego se les preguntó a los ciegos que describan que era para ellos un elefante.

 El ciego que tocó la pata del elefante dijo que era como un pilar, el que tocó su cola dijo que el elefante era una cuerda; el que tocó su trompa dijo que era como una serpiente; el que tocó la oreja dijo que era como un abanico; el que tocó su panza dijo que era como una pared; y el que tocó el colmillo dijo que el elefante era como una lanza.

 Luego los ciegos se pusieron a discutir sobre que era para cada uno de ellos un elefante y cada cual daba una versión diferente de lo que habían percibido, cada uno pensaba que estaba en lo cierto y que los demás estaban equivocados.

 Luego el rey les explicó:

“Todos ustedes están en lo cierto. La razón por la que cada uno de ustedes esté diciendo diferentes cosas es que cada uno de ustedes tocó una parte diferente del elefante. Por lo tanto el elefante tiene todas las características que mencionaron.”

Esta parábola grafica muy bien,  lo que es  la diversidad de opiniones, y para aceptar las opiniones ajenas,  es necesario dejar el camino libre.

Mi carácter tiende a la rigidez, me ha costado mucho flexibilizarme y aun estoy en el proceso, muchas veces me descubro rasgos tan rígidos,  que no me queda otra cosa que aceptarlos humildemente y perdonarme.

La entrega desde ese punto, se hace posible.

¡Perder mis ideas ¡, que fuerte suena y que difícil es, pero lograrlo,  es la libertad.

 Si analizo cuales son mis más grandes obstáculos, siempre encontraré detrás de ellos,  una idea inflexible,  sustentándolos.

Pero no te confundas, no se trata de volvernos una hoja al viento y dejar que las opiniones ajenas nos lleven de un lugar a otro. No.

Se trata de dejar abierta la posibilidad del cambio, la corrección.” Enderezar lo torcido”,  es otro significado  de Ho´oponopono.

A veces observo a mis nietos jugando, son como cachorritos, flexibles y despreocupados, pueden cambiar de un juego al otro, generalmente, aceptan las ideas de unos y otros,   y todo es diversión, así es la vida cuando nuestra mirada es limpia.

En este largo camino he aprendido a:  ver lo bueno, oír lo bueno y pensar lo bueno. Te puedo asegurar que ese es el camino más fácil.

La vida es totalmente divertida, con todos sus altibajos, las metas, los retos, las luces y las sombras, es como un juego al que llegamos dotados de todo lo necesario para jugarlo, a veces, en el camino vamos dejando olvidado, precisamente eso: que es tan solo un juego.

 “Un ser humano es parte del todo que llamamos universo, una parte limitada en el tiempo y en el espacio. Está convencido de que él mismo, sus pensamientos y sus sentimientos, son algo independiente de los demás, una especie de ilusión óptica de su conciencia. Esa ilusión es una cárcel para nosotros, los limita a nuestros deseos personales y a sentir afecto por los pocos que tenemos más cerca. Nuestra tarea tiene que ser liberarnos de esa cárcel, ampliando nuestro círculo de compasión, para abarcar a todos los seres vivos y a toda la naturaleza”. Albert Einstein

 

¡Gracias!

 

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego las memorias de rigidez que puedan darme una visión defectuosa, te entrego mi resistencia a perder mis ideas,  para que Tú las transmutes en luz.

Enséñame a  aceptar otras opiniones diferentes a las mías, confiar y dejar que seas Tú, el Divino conductor de mi vida

¡Y así se ha hecho!


Lo siento, por favor  perdóname


Te amo,
 Gracias


Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Carencias

El término carencia se refiere a la falta o privación de algo. Se trata de un concepto que proviene de la lengua latina (carentía). El verbo carecer, del latín carescere, significa  falta de algo.

  La carencia,  como todo en mi  realidad,  también es una memoria heredada.

 Todos tenemos la memoria de carencia,  pero no todos la activamos  con la misma intensidad,  ni sobre el mismo tema.

 Muchas veces, más que un hecho real,  es  una sensación.

 La carencia existe gracias a que existen apegos.

 Los apegos son deseos,  y estos cuando se activan en nuestra consciencia son insaciables. La ausencia de apegos o deseos,  trae paz.

 El apego surge cuando creo que  alguien, algo o alguna situación, me dará la felicidad.

 No apegarme no quiere decir renunciar, no apegarme quiere decir no darle el poder  de hacerme feliz, a las cosas, situaciones o personas.

 La felicidad es una opción que  solo la hallaré dentro de mí, y se activa con la aceptación y la gratitud.

 En este momento que yo escribo y tu lees, ¿qué carencia tenemos?

 Lo más probable es,  que ninguna

 Nuestra consciencia esta enfocada en lo que hacemos, y la sensación de carencia no está.

 ¿Son reales nuestras carencias?

 Generalmente no, lo que pensamos que nos hace falta es más bien, la necesidad de llenar un vacío interno.

 En el libro “Un curso en milagros”, dicen que esa sensación de vacío,  junto con la culpa , el miedo y la ira, provienen de la creencia de que estamos separados de la fuente y hasta que no volvemos a conectarnos con esa fuente, nuestra búsqueda será insaciable.

 Por eso estamos en constante búsqueda de felicidad, que es sinónimo de estar en paz.

 Buscamos salud para tener paz, buscamos dinero para tener paz, buscamos armonía en nuestras relaciones,  para tener paz.

 Siempre buscamos fuera,  y el tesoro:   ¡se encuentra dentro!

 ¿Pero, qué sucede cuando la memoria de carencia esta activa en mi vida?

 Muy simple, la carencia se vuelve parte de mi realidad.

  Imagínate la escena del niño pobre, viendo una bicicleta en la vitrina de una tienda y repitiendo en su mente: ”no la podré comprar”.

La memoria se activa y se fortalece,  y la sensación del “pobrecito yo” crece y crece.

El niño de la historia tiene activado un programa que le dice “no puedes” y junto con ese programa también esta activo el de la comparación “porque ellos tienen y yo no” y también, claro está: ¡el  programa de la envidia!

 Bueno esa escena que acabamos de visualizar tan claramente,  es la mejor prueba,   que la carencia y todos su acompañantes, también  viven en nuestra memoria, de lo contrario no los podríamos re-conocer.

 Existen carencias de todo tipo, y siempre son recreadas por  las memorias que vienen insertas como cualquier  otra programación genética.

 La observación personal,  es el primer paso en el camino, es el inicio del proceso, es en ese momento, que ejercemos nuestro libre albedrio, elegimos seguir carentes o entregar esa memoria para ser transmutada.

 Otra elección saludable es observar la abundancia que nos rodea, todo en la naturaleza es abundante.

 Alegrarnos por la abundancia de otros,  es vital, entregar nuestras memorias de comparación y de envidia y agradecer a cada momento por lo que tenemos y lo que no tenemos.

 Cuando agradecemos, nos  llega más y más, muchas veces he experimentado que,  cuando creo que Dios ya me lo dio todo, ¡siempre llega algo más!

 Entonces la conclusión seria: la gratitud nos conecta en la frecuencia de la abundancia.

 Mi instructora en Hawaii, repetía la palabra “gracias”  al final de cada frase, eso me pareció maravilloso y también se ha convertido en mi palabra favorita.

 ¡ Gracias ¡

 Esta semana, he aceptado la tarea de observar la abundancia y agradecerla.

 Ya sea por los arboles que abundan, por la gente que llena los lugares, por las estrellas, el mar, las montañas, tanto como por un pedazo de pan o la sonrisa de los niños, también porque tú estás en mi realidad.

Pero principalmente agradeceré por la presencia de Dios en mi vida.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. te entrego todas mis memorias de carencia, comparación y envidia para que tu las transmutes en luz.

Conéctame con Tu armonía de abundancia, como abundante es todo en tu creación. Gracias.

 ¡Y así se ha hecho!


Lo siento, por favor  perdóname


Te amo, 
Gracias


Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


CRISTALES y MEMORIAS

Hoy día,  me gustaría hacer un recuento de cómo utilizar el ho´oponopono como una herramienta para tener una vida plena y en paz.

Comenzaré, con la  palabra Ho´oponopono, que significa hacer correctamente lo que es correcto, pero también significa corregir lo equivocado.

¿Qué es lo que se corrige?

Se corrige las memorias personales  que nos traen sufrimiento y también las memorias con las que reconocemos el sufrimiento.

Si aceptamos,  que todo lo  que está en nuestra realidad, es tan solo lo que podemos re-conocer, es decir : Ya lo conocíamos.

O sea que sólo  re-conocemos y repetimos lo que ya conocemos .

¿Qué hacer entonces con todas esas memorias  dolorosas, que traemos heredadas desde tiempos inmemoriales?

Es allí,  donde se aplica la técnica del Ho´oponopono.

Si puedo reconocer que existe ese poder más grande,  le puedo llamar un orden cósmico o  poder superior, Dios o lo Divino, ese gran poder , hace que cada día el sol siga su curso y millones de planetas también lo hagan…

 Bueno, ese gran poder, también  obedece a ciertas reglas y una de ellas es el respeto por el libre albedrio.

 Si yo,  decido seguir mi vida repitiendo memorias de sufrimiento,  eso es lo que tendré. Pero,  si por el contrario,  decido hacer uso  de lo aprendido,  y entregar a ese poder superior mis memorias dolorosas para ser transmutadas; Poco a poco,  iré viendo, como a cambio de memorias de dolor, se instalan en mi subconsciente,  memorias de paz y aceptación.

En el dicho popular “Las cosas son del color del cristal con que se miren”, hay una gran verdad escondida, y es que las cosas son del color de las memorias a través de las cuales veo mi realidad.

Si mis memorias son de dolor, tendré una realidad dolorosa

Si mis memorias son de enfermedad, rabia, violencia, critica, traición y carencia, será eso mismo,  lo que yo recree en mi realidad.

Felizmente,  existe una herramienta infalible,  que  puede ayudarme a liberar esas memorias dolorosas.

 

La simpleza y la efectividad del ho´oponopono nunca dejara de sorprenderme.

Con un simple “Te amo, Gracias”, estoy autorizando a ese poder superior para que se haga cargo de mis memorias negativas y las transmute en luz.

La única condición para que esto suceda, es que primero he de tomar el 100% de responsabilidad.

Las memorias son mías. No soy Victima. Las cosas a mí no me suceden, yo las creo y recreo una y otra vez.

Así,  como no puedo regalarte algo que no sea mío, no puedo entregar a la Divinidad,  una memoria que no he asumido y aceptado como mía.

Eso quiere decir que, si mi problema es de salud, reconoceré que soy yo,  quién esta creando esa situación, si es de carencia afectiva o económica será lo mismo.

Sea lo que sea que puedo re-conocer, es porque esta instalado en mi subconsciente -Unihipili o Niño Interior.

Por eso es importante el contacto con  mi niño interior , porque  al conocerlo mejor y entender como funciona, podré  trabajar en esa entrega constante de memorias para su transmutación.

Las memorias negativas o dolorosas son como espejismos, nos hacen creer en cosas que no son verdad.

“La Creación entera está basada en la verdad. Donde hay verdad, hallaré abundancia y prosperidad.

 Cultivaré buenos pensamientos, diré buenas palabras y ejecutaré buenas acciones. Esto es la verdadera humanidad. Haré a los demás lo que quisiera que ellos me hagan a mí.

El amor es la corriente que subyace a todo esto. Por lo tanto, viviré una vida impregnada de amor” SSB

Esta enseñanza activa en mí,  las memorias de amor que también traigo heredadas desde tiempos  ancestrales y que son las que recrean lo bueno que hay en mi realidad.

Son esas memorias las que deseo fortalecer, activar y tener siempre en mi realidad.

Mi ejercicio, solo por hoy, será observar como mis memorias se activan, y cada vez que observe una memoria que no me agrada, con un simple “Te amo, Gracias”  la dejaré en manos de lo Divino,  para que vuelva a mi, como luz de iluminación y amor.

 

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todo bloqueo que me impide ver la verdad para que Tú lo transmutes en Luz.

Que la verdad y amor iluminen mi realidad

 

¡Y así se ha hecho!


Lo siento, por favor  perdóname


Te amo, 
Gracias


Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


 

Desavenencias y Humildad

 En el último taller recordé una historia muy hermosa.


 El hombre de la historia,  contaba que su padre había sido carpintero y que pasaba mucho tiempo puliendo la madera de los muebles que construía, pulía y pulía y cuando parecía que la madera era como un vidrio liso, todos pensaban que el trabajo estaba listo; luego,  este artesano,  tomaba un balde de agua y lo vaciaba sobre la madera y la dejaba secar, entonces todas las astillas que aun quedaban escondidas se levantaban y trabajo de pulido se reiniciaba nuevamente.


 ¡Hasta que quede como vidrio!  Decía su padre,  y continuaba el repitiendo el proceso, hasta que después de un tiempo la madera ya no tenia astillas y quedaba como vidrio.


 

El trabajo espiritual es parecido, cuando creemos que hemos pulido todas las astillas, nos cae un baldazo de agua, y ¡oh Dios mío, las astillas se levantan!

Hacen unos días recibí uno de esos baldazos inesperados y miles de astillas se mostraron,  así que tuve que volver al pulido con humildad.

Es bueno recibir estas lecciones, eso me recuerda una vez más,  que soy un ser humano imperfecto y que valgo porque existo. Tan solo eso.

Todos tenemos esas imperfecciones que se nos muestran para que continuemos con la limpieza, al mostrarse nos dicen “no te la creas”, sigues siendo tú.

Es más difícil este “recordar nuestras raíces”,  cuando nos sentimos aptos para calificar y juzgar a nuestros semejantes.

 Nunca es afuera, siempre es por dentro.

Sea lo que sea que estamos calificando, desaprobando y criticando. No es afuera, siempre es por dentro, porque si yo no lo tengo en la memoria, no hay forma que lo reconozca.

Si no veo la vida de esta manera, dejo la humildad de lado,  y es solo con humildad que llega la paz.

 Si alguien me dice que estoy equivocada, prefiero aceptar que puedo estarlo y permitirme corregir, si me cierro pensando que siempre tengo la razón ¿Cómo podría corregir mis errores?

Que importa si tengo la razón o no, más sabio es dejar abierta la posibilidad de que tengo algo que corregir y así ir puliendo las astillas que se levantan.

Cuando creo que no puedo más, que no puedo dejar mi ego de lado, recuerdo una frase de mi maestro:

“CUANDO HAYAS HECHO TODO LO QUE PUEDAS Y NO SEA BASTANTE, LLÁMAME;  SIEMPRE ESTOY LISTO PARA REDOBLAR TUS ESFUERZOS CON MI GRACIA” SSB

En todo grupo humano, llega un momento en que hay desavenencias, mas aún cuando es un grupo familiar, hay un secreto que pocos conocen, cuando hay desavenencias, siempre el más inteligente, es el que cede.

Y no me refiero a inteligencia intelectual, sino mas bien a la inteligencia emocional que es el privilegio de aquellos que saben cultivarla y acrecentarla.

La humildad y la inteligencia emocional van de la mano, esa famosa frase que dice:

“Solo sé que nada sé”

La escuchó Platón,  de su maestro Sócrates y nos habla de la humildad de estos grandes pensadores.

En la época que nos ha tocado vivir o en el pasado reciente ha habido grandes y humildes seres humanos, como Gandhi,  el Dalai Lama, La Madre Teresa de Calcuta, Nelson Mandela y  también, muchos  otros seres que sin ser grandes lideres espirituales dejan una escuela de amor y humildad en su pequeño núcleo familiar.

La soberbia siempre es miedo disfrazado, en cambio la humildad reposa en la confianza.

La confianza se fortalece cada día en la aceptación, el perdón y la entrega.

 La aceptación comienza cuando aceptamos que las cosas no tienen porqué salir como nosotros queremos, siempre serán diferentes, vuelvo a recordar que cuando hago planes los hago sobre situaciones estáticas y el mundo esta en continuo movimiento.

El perdón esta presente cuando acepto que valgo porque existo y que soy un ser humano imperfecto, susceptible a mejorar.

La entrega es fluir con la vida,  sin poner resistencia y descubriendo a cada momento lo bueno que viene de ese orden Divino,  en donde no existen los errores.

Hoy quisiera recordar y tratar de practicar  la oración mas bella y humilde: La oración de San Francisco.


Señor, 
hazme un instrumento de tu paz:

allí donde haya odio, que yo ponga el amor,

allí donde haya ofensa, que yo ponga el perdón;

allí donde haya discordia, que yo ponga la unión;

allí donde haya error, que yo ponga la verdad;

allí donde haya duda, que yo ponga la fe;

allí donde haya desesperación, que yo ponga la esperanza;

allí donde haya tinieblas, que yo ponga la luz;

allí donde haya tristeza, que yo ponga alegría. 

 

Señor,  haz que yo busque:

consolar y no ser consolado, 

comprender y no ser comprendido, 

amar y no ser amado.

 

Porque:

dando es como se recibe, 

olvidándose de sí es como uno se encuentra, 

perdonando es como se recibe el perdón, 

y muriendo es como se resucita a la Vida.  

 

¡Y así se ha hecho!


Lo siento, por favor  perdóname


Te amo, 
Gracias


Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Sueños

Me pides que escriba sobre los sueños, lo haré, este es un tema que me apasiona.

En lo personal, utilizo mucho las respuestas que recibo en sueños, en el transcurso de mi vida han sido muchas las enseñanzas que he recibido por esa vía.

 Hay muchos tipos de sueños, pero cada vez,  que aquello que sueñas, te deja una enseñanza, deja de ser un sueño, para convertirse en una revelación.

Una buena costumbre es preparase para soñar, para hacerlo antes de acostarse es necesario entregar a la Divinidad todas las experiencias del día, comenzado del final, hacia el comienzo.

De esta manera es como si vaciáramos el recipiente de nuestro consciente.

Entonces así,  me preparo para dormir correctamente y también te explicaré como despertar correctamente.

¿Qué si creo en los sueños?

Si,  sólo quienes hemos tenido,  la experiencia de sueño-revelación,  sabemos cuan profunda puede ser, y sólo creo en los sueños alentadores y aleccionadores, todos aquellos que traen anuncios fatídicos, los entrego a la Divinidad, pues creo aun más,  en la entrega, cuyos resultados siempre superaran cualquier sueño.

Si la limpieza de las experiencias del día no ha sido bien hecha, lo mas probable es que sueñe  con lo relacionado a  las actividades de ese día, lo mismo,  si me duermo viendo televisión o leyendo.

Todas las personas soñamos, a profundidades diferentes, y depende de cómo despertamos para recordar o no,  lo que soñamos.

 Si lo que deseo,  es tener una respuesta, debo hacer una limpieza profunda de mis memorias del día y luego de entregarlas a la Divinidad, luego,  instalar en mi mente la pregunta, para la que necesito una respuesta.

Hay un autor muy serio y espiritual que se llama José de Triguerinho,  escribió entre muchos otros, un libro llamado “También vivimos mientras soñamos”, para mi fue muy importante lo que aprendí de su lectura, pues me orientó  aun más,  en la interpretación de las respuestas recibidas en sueños.

El indica los siguientes pasos que preparan para el sueño

  • Relajación del físico
-
  • El trabajo del cerebro recapitulando a la inversa los acontecimientos del día

  • El deseo emocional de tener una noche instructiva

  •  La voluntad mental de no sufrir interferencias.( esto se hace entregando a lo Divino la necesidad de protección durante el sueño)

Las respuestas a mis preguntas, llegaran siempre y cuando, no las convierta en una suerte de juego. Se necesitan las respuestas,  sobre asuntos importantes y la técnica se usa con moderación y respeto.

El proceso en la formulación de la pregunta,  es el mismo proceso de la limpieza de memoria.

De la consciencia-Madre-Uhane, tomo la decisión de formular la pregunta.

 Del subconsciente-niño interior-Unihipili,  elijo el tema que deseo resolver.

 Lo llevo a mi supra consciente-Padre-Aumakua, para desde allí,  elevarlo a lo Divino.

La respuesta llegará, en símbolos que deben ser interpretados.

Si la escena que  recuerdas,  estaba a tu derecha es positivo, a la izquierda no lo es, si subes escaleras es positivo, si bajas será necesario pasar por algunas dificultades.

Volar es una buena señal, al igual que nadar en aguas limpias, subir las montañas, mirar el sol, el cielo, y las estrellas.

Lo mas importante es contactar con tu niño interior y escuchar que te dice en el momento de recordar un sueño.

También es bueno apuntar el sueño porque la hacerlo vendrán más recuerdos ,  algunas palabras en la descripción del sueño , tendrán mayor importancia que otras.

José de Tiguerinho dice en su libro:
DESPERTARNOS CORRECTAMENTE
Existe un momento de percepción muy breve, un instante, en que percibimos estar despertando y en el cual recapitulamos lo que ocurrió durante la noche.
Es en ese momento de percepción cuando más necesitamos tener cuidado para no permitir la entrada de preocupaciones, o del programa para el nuevo día.
Por lo tanto, al tomar conciencia de que estamos despertando, intentemos en ese instante, permanecer inmóviles, sin pensamientos.

Al alcanzar ese silencio percibimos el despertar del cuerpo y nos cuidamos de no moverlo, especialmente la cabeza.
Si algún sueño necesitara venir a la memoria, esto podrá ocurrir en ese momento especial; si recordamos apenas una parte, basta tenerla presenta para que las restantes vayan surgiendo poco a poco y la totalidad se recomponga.
Aunque apenas recordemos una parte, ésta puede ser útil.
No siempre el sueño entero ofrece material para la reflexión. Según parece, tenemos un mecanismo inteligente que selecciona apenas lo que nos es necesario recordar.

Bueno creo que este,  es bastante material para trabajar con los sueños. Ya tenemos por donde empezar.

Yo he soñado toda mi vida y mis sueños me han guiado a experiencias maravillosas, cada noche es una aventura y cuando recibo la bendición de una revelación,  aun más.
Te dejo con esta frase.

Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar.    Antonio Machado

Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego mis tres estados de conciencia,  para que Tú,  los llenes de luz y mañana al despertar entenderé claramente lo que me quieres decir.
¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor  perdóname

Te amo,
Gracias

Ana María¡


Aloha  Ke Akua


“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 



 Nuevamente les copio aquí

http://zero-wise.com/cleaning-requests


Es para solicitar limpieza para algún tema personal, ésta petición llega directamente a la Web de Ihaleakala Hew Len, como muchos de ustedes saben, él  se ha retirado de la enseñanza para dedicarse solamente a limpiar las memorias negativas de la humanidad.
Agradezcamos este regalo, puedes escribir tu necesidad en español, el idioma no es importante, la Divinidad solo habla el idioma del amor.

LPDY



Te copio  también  el video de limpieza de Ihaleakala, es efectivo si lo haces diario va limpiando de forma muy profunda


 

http://zero-wise.com/blog/portfolio/cleaning-video?lang=es
 

La Herramienta de hoy es: Jabon de Baño de color verde

  • Usar el Jabon de baño de color verde , es una herramienta de limpieza.
  • Usarlo para bañarnos y lavarnos las manos.
  • Usarlo para limpiar entre los dedos de los pies, cada parte siete veces. Sirve para limpiarnos de arriba abajo.
  • Sirve para problemas de espalda, de menstruación y cualquier cirugía plástica.

Talleres Regulares

 Jueves 16 de Enero 2014                   9.30 AM.  a 12 del mediodía 


 Jueves 23 de Enero 2014                                de 8 a 10 de la noche
 

 

Jueves 6 de Febrero  2014                   9.30 AM.  a 12 del mediodía 


 Jueves 13 de Febrero 2014                                de 8 a 10 de la noche
 

Jueves 20 de Febrero  2014                   9.30 AM.  a 12 del mediodía 


Talleres Especiales 

Taller de Sanación del Niño Interior y Oraciones Especiales
Jueves 30 de Enero 2014                      De 4 a 6 de la Tarde

Taller de Sanación del Niño Interior y Oraciones Especiales
Jueves 27 de Febrero 2014                      de 8 a 10 de la noche

Huellas

Hacen exactamente treinta años,  Roberto, mi hermano mayor, que vive fuera del Perú, me trajo de regalo, un cuadrito de madera que tenia grabada esta oración:

“Una noche tuve un sueño… soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida.

 Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.

 Cuando la última escena pasó delante nuestro, miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena y noté que muchas veces en el camino de mi vida quedaban sólo un par de pisadas en la arena.

 Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida. Eso realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor: “Señor, Tu me dijiste, cuando resolví seguirte, que andarías conmigo, a lo largo del camino, pero durante los peores momentos de mi vida, había en la arena sólo un par de pisadas. No comprendo porque Tu me dejaste en las horas en que yo más te necesitaba”.

 Entonces, El, clavando en mi su mirada infinita me contestó: “Mi querido hijo. Yo te he amado y jamás te abandonaría en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente allí donde te cargué en mis brazos”.

Cuando la recibí, estaba muy lejos de imaginarme que llegaría a comprobar la absoluta verdad de esa oración, en un comienzo me pareció bonita, me gustó y pensé que era un poco cursi.

En esa época, yo me encontraba todavía buscando todo aquello que me diera poder, henchida de soberbia y creyendo que el mundo siempre estaba en deuda conmigo , y que  yo, podría con el mundo.

Eran años de ímpetu, la clase de ímpetu,  que te da la juventud sumada a la ignorancia de lo que es real.

De pronto y por diferentes vías, comenzaron a llegar las pruebas y mi búsqueda continuo, pero fue transformándose,  desde  buscar poder,  hasta buscar la entrega.

En un comienzo me resistía, no aceptaba que las cosas no salieran según mis planes, llego un momento en que renegué de Dios.

 Un día de abril,  en 1992, estaba en un hotel maravilloso con todas las comodidades imaginables y  aun así, era completamente  infeliz, me recosté  para hacer una siesta frente al mar   y  al rato escuché una voz que  decía:

 “solo el amor, solo el amor”

 Desperté sobresaltada, pensando que alguien me hablaba, miré a mi alrededor  y no había nadie, pero las palabras seguían resonando en mi interior “solo el amor, solo el amor”

Desde ese día algo sucedió´, comencé a sentirme mejor.


Un mes después, buscando aprender una técnica nueva, fui donde la que seria una de mis maestras al inicio del camino,  y de manera totalmente “casual” recibí  de ella, el primer libro que hablaba sobre mi Maestro.

 Ese mismo día, supe que era eso,  lo que había buscado toda mi vida    y gracias  Sus enseñanzas,  y al ir practicándolas una por una, cambió mi vida para siempre.

 

Tiempo después recordé y pude comprender, la oración que recibí,  en donde  decía que el Señor, te lleva de la mano y si es necesario,  te llevará en brazos.

Los años siguientes muchas veces fui llevada en brazos, cuando creía que mi fuerza me abandonaba, cuando ya no podía más, Dios siempre puso en mi camino quien me ayudara y me acompañara.

Hoy día, no hay momento que no agradezca al Señor, todo es bendición, aun aquello que por un momento,  puede retorcer mi corazón de dolor, lo veo como una bendición, porque estoy convencida que todo es perfecto, nada escapa de  Su perfección Divina, solo es necesario,  tener paciencia para llegar a ver la trasmutación del dolor en  armonía y llenarme de serenidad.

Trato de vivir en presente, de solucionar , hoy día, lo de hoy, de disfrutar de todas las bendiciones que me rodean, y alguna vez,  cuando  el temor  o la duda aparecen, les digo:  “te amo, gracias” y sigo adelante.Estoy convencida que solo el amor lo puede todo.

Estoy convencida que solo el amor lo puede todo.

Amar trae consigo, el perdón, abandonar la critica, la victimización y la manipulación y por supuesto su eterna acompañante:  la gratitud.

Hoy dejo en tu memoria esas  palabras:

 SOLO EL AMOR; SOLO EL AMOR.

 Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias equivocadas para que Tú las transmutes el Luz.

Gracias por llevarme de la mano y gracias por la infinidad de veces que me llevaste en tus brazos.

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor  perdóname

Te amo,Gracias

Ana María¡

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Libre Albedrío

Todo en el universo tiene un orden y una forma de funcionamiento, nosotros los seres humanos hemos sido dotados de una mente consciente, ( Uhane, o La Madre para los hawaianos) , y es la  que tiene la capacidad de elegir.

Tu y yo  hacemos uso del libre albedrío.

El libre albedrío es la habilidad que tiene cada individuo para tomar sus propias decisiones.

Todos los días,  a cada momento estamos eligiendo, entre posibilidades infinitas.

Seguramente has escuchado sobre la Física Cuántica, que es la ciencia que estudia esas posibilidades.

Cada vez,  se descubren más aspectos sobre este tema, y junto con el avance en esta ciencia,  también crece la polémica entre los diferentes estudiosos,  que se cuestionan, hasta qué punto,  existe una libre elección.

En Ho´oponopono sabemos,  que las elecciones que hacemos cada día, están condicionadas por nuestras memorias ancestrales.

 Nuestra elección, generalmente  va hacia lo conocido.

En este mismo instante has elegido leer este texto, y también podrías ahora mismo,  elegir cerrar tus ojos y no leer más.

Yo he elegido escribir lo que estoy pensando y me uno a ti que haz elegido leerlo,  tú y yo, estamos haciendo uso de nuestro libre albedrio.

También se confunde el libre albedrío con la voluntad. La voluntad es un acto y el libre albedrío es una facultad.

San Agustín decía:

“El libre albedrío designa la posibilidad de elegir entre el bien y el mal”.



A mí,  personalmente me gusta más,  la descripción que alguna vez leí:

“El libre albedrio es el poder que Dios me da,  para que por mi propia voluntad regrese a EL, una y otra vez”

En la filosofía Hindú, se dice que desde el momento que llegamos a ese plano de existencia estamos obligados a la acción  o karma, esta palabra “karma” no es ni buena ni mala, tan solo significa acción.

Pero al estar envueltos en la acción,  estamos condicionados a los resultados de esa acción:  la ley de causa y efecto.

¿Cómo conectar esta realidad, a la practica del Ho´oponopono?

Sucede que cuando digo “te amo, gracias”, lo que estoy haciendo es, por así decirlo, “autorizando” a lo Divino para que se haga cargo: ENTREGO

¿Qué sucede entonces? Lo divino interviene, desde su omnisciencia (conocimiento absoluto) , ya no,  condicionado por ninguna memoria, y los resultados siempre serán sorprendentes.

Pero  hay algo más, al haber entregado, ya no estoy dentro de la ley de causa y efecto, al dejar mi destino en manos Divinas, ya no genero mas karma.

Entrega,  es dejar el control.



Cuando verdaderamente entrego, es como ir en un avión, dejo de preocuparme y de dar indicaciones, sólo me dejo llevar confiadamente.

Cuando vuelvo a sentir ansiedad, miedo, o quiero volver a controlarlo todo, con mi capacidad limitada, repito una vez mas, “te amo, gracias” y me conecto al estado de entrega, continuo en piloto automático, dejándome conducir.

En el libro “Los ciclos del alma”  de Sharon Koenig, dice:

Existen cuatro niveles en la forma como puedo relacionarme con Lo Divino.

No creerle

TemerlePedirle

Entregarle

Llegar a este ultimo nivel,  es lo que he aprendido con el Ho´oponopono, ya no pido, tan sólo entrego.

He elegido actuar con humildad, dejándome conducir, sin expectativas por un resultado, porque entonces ya estaría dirigiendo al “conductor”.

Esto no quiere decir que me abandone y deje de actuar;  la acción sigue siendo mía, pero el resultado siempre es, ha sido y será de lo Divino.

 Vuelvo al ejemplo del avión, la nave esta siendo llevada a destino por el piloto, y yo dentro de la nave, me muevo, converso, leo, etc.: continúo con mi acción.

A este punto de mi vida, he hecho uso de mi libre albedrío para elegir: abandonarlo, prefiero ser conducida en una entrega constante y en un repetir una y otra vez :

TU VOLUNTAD, NO LA MIA.
 
 


 

Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias, de ansiedad, de miedo y de control, para que Tú, las transmutes en luz.

Que se haga siempre en mi vida: Tu voluntad, no la mía.

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor  perdóname

Te amo,Gracias

Ana María¡

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Conocimiento y Sabiduría

Se dice que con la edad viene la sabiduría, pero no es del todo cierto. Con la edad viene la experiencia, pero no necesariamente la sabiduría.

Después de vivir, 50, 60 ,70 años o más, se aprenden cosas,  como que el fuego demasiado cerca quema, a cierta distancia da calor, aprendemos a ser cautelosos y ver por donde caminamos, aprendemos a que “no todo lo que brilla es oro”, etc.

Bueno,  eso se puede decir son conocimientos prácticos, no van mas allá, es información útil,  más no, sabiduría.

La sabiduría no llega necesariamente,  con la edad,  ni con la educación refinada e intelectual.

La sabiduría es el conocimiento de uno mismo, es la conexión interna, es el descubrimiento de que YO SOY ESO.

Creo que la palabra sabiduría,  combina la experiencia y la humildad,  la inteligencia intelectual  con  la inteligencia emocional, las habilidades con el manejo de uno mismo y sobre todo la expresión verdadera del amor.

Hace mucho tiempo,  la oración del Ho´oponopono era una larga liturgia, a medida que la humanidad va avanzando espiritualmente , la oración se acorta y hoy día basta decir “te amo, gracias”,  para hacer la entrega a la Divinidad.

Y es que,  el amor lo contiene todo, el perdón y la gratitud.

 Sólo ama verdaderamente quien se ha aceptado y se ama a si mismo.

En ese punto, ya no hay criticas, ni juzgamiento, porque al amarme verdaderamente,  me uno con todo y con todos, ya nada me es ajeno y puedo entenderlo. Eso se llama sabiduría.

Yo sé,  que mi método de trabajo con el Ho´oponopono, difiere un poco,  con el que realiza la organización oficial,  en donde lo personal y emocional, no se profundiza, ni se explica.

En el tiempo que llevo en este camino espiritual,  he visto a muchas personas abandonarlo cuando estaban a punto de encontrar la estabilidad, y eso,  generalmente sucedía por falta de profundización, en Ho´oponopono sucede lo mismo; esta es una practica de entrega, perdón y transmutación..

Decirlo es fácil pero llegar a la entrega requiere una fe inconmovible, y para llegar a esa fe, hay quienes lo hacen fácilmente, con una capacidad innata.

Pero también hay quienes comienzan andando con pasos vacilantes y a fuerza de profundizar,  llegan a la meta dando pasos firmes y allí se quedan.

También e s importante por ejemplo,  cultivar nuestra inteligencia emocional, que es la capacidad de manejar nuestra emociones y dejar de ser manejados por ellas.

Finalmente seguimos hablando de memorias.

Las emociones,  son el resultado de nuestros pensamientos y éstos a su vez, son producidos por nuestras memorias.

Según lo que pienso, eso es lo que siento.

Acompáñame y hagamos una prueba… piensa conmigo,  que te levantas y  ves un cielo azul y llega hasta ti un aroma maravilloso a flores, una ligera brisa toca tu rostro y sientes tu corazón lleno de paz…

 Estoy segura que una sonrisa se dibujo en tu rostro y sentiste paz.

Si por el contrario,  hubiera sido un pensamiento de desastre, la sensación, habría  sido diferente.

Pero la verdad,  es que ninguno de los dos pensamientos fueron reales, solo fueron una creación de mi mente.

Lo mismo sucede,  cuando creo  que puedo interpretar el sentir o el pensar de otra persona que no sea yo misma.

Una y otra vez, infatigablemente, el trabajo es adentro, no afuera.

Tomar el cien por ciento de responsabilidad es el fundamento del ho´oponopono.

Si lo puedo reconocer es que lo llevo dentro.

Si algo me afecta o me molesta:

¿Dónde debo cambiar? En mí, siempre en mi, es a través de mis memorias que reconozco mi realidad.

Los diamantes solo pueden ser tallados con diamantes, y cuando tomamos el cien por ciento de la responsabilidad hacemos uso del mejor diamante tallador: La humildad.

Hay una figura oriental, que  representa a la sabiduría, se trata de ,  Mizaru, Kikazaru, Iwazaru, también conocidos como los «tres monos sabios» o «tres monos místicos», están representados en una escultura de madera,  tapando sus oídos, su boca y sus ojos.  Ellos,  con esa expresión nos dicen: no oír lo malo, no decir lo malo y no ver lo malo.

Entre las muchas interpretaciones que se pueden dar a estos tres “heraldos de los dioses”, la  que más me gusta,  es la que habla de mantenerse limpio de espíritu,  no ver lo malo en los demás pero si reconocer lo equivocado en nosotros,  y corregirlo, no oír lo malo, para no contaminar nuestro corazón y no decir lo malo,  porque es con una palabra,  que se puede causar mas daño que cualquier otra arma conocida.

El sabio no dice nunca 
todo lo que piensa, 
pero siempre piensa 
todo lo que dice.
Aristóteles

 

Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias equivocadas, esas,  que el día de hoy puedan quitarme  la paz, para que Tú las transmutes en luz.

Tu luz en mi,  será la sabiduría que me acompañe.

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor  perdóname

Te amo

Gracias

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Juegos y Riesgos

Jugar,  es lo que mejor sabe hacer un niño, juega con cualquier cosa, una cajita de cartón abandonada,  se puede convertir en una nave fabulosa, una ramita,  en una espada invencible etc.

 Jugar es un momento delicioso y pasajero.

 El juego siempre ha sido y será parte de la vida, y siempre que  se mantenga en los limites de “delicioso y pasajero”, no hay problema.

Pero ¿que pasa cuando el juego esta asociado al riesgo?

 “El riesgo es la probabilidad de que una amenaza se convierta en un desastre. La vulnerabilidad o las amenazas, por separado,no representan un peligro. Pero si se juntan, se convierten en un riesgo”.

 Cuando trabajo con mi niño interior, lo hago entre otros aspectos, con esa parte mía, a la  que le gusta jugar  y que puede hacer algunas travesuras.

 En una travesura ya esta presente el riesgo.

Y puede que sea a temprana edad,  que nos apeguemos,  a esa sensación que nos da la adrenalina del riesgo.

 ¿Qué sucede en mi vida de adulto,  cuando combino el juego y el riesgo?: estoy apostando.

 Cuando hay apuesta , también  hay, avaricia y  pereza. Pienso que haciendo un mínimo esfuerzo o una mínima inversión, podré obtener grandes ganancias o dividendos.

En el  mundo de los negocios se sabe que en todo negocio hay riesgo, ese tipo de riesgo es diferente,  al de la apuesta.

Para eso se hace el estudio del mercado para que los riesgos sean calculados.

 Apostar en la vida no es bueno. Jugar si, acá te copio un párrafo que  nos habla del jugar sin apostar:

Hablemos más de procesos que de resultados.

De ir felices hacia la meta, de disfrutar del paisaje: de que el objetivo sea el viaje.

Si bailas por bailar, te divertirás, sólo necesitarás moverte al compás de lo que sientes;

No tendrás que hacerlo ni bien ni mal, sólo hacerlo.

Pero si te presentas a un concurso de baile y quieres obtener el primer premio, bailar se convertirá en un problema.

Se trata de sembrar árboles sin esperar frutos, ¿lo has hecho alguna vez?

Ve feliz hacia la meta: el placer surge mientras vas andando.

Es el gerundio el que te mueve, el presente que va ocurriendo, y no el futuro que te arrastra.

El mundo no está hecho, se está haciendo, y tú con él.”

 

Walter Riso.

 

No se apuesta solamente con dinero, también hay apuestas emocionales.

Sucede mucho,  que se apuesta en una relación, puede ser que yo sepa que mi pareja tiene problemas, que emocionalmente no es estable, sin embargo,  apuesto porque creo que yo podré cambiarlo. ¡Nuevamente el control!

 

Esa,  es una memoria equivocada, una y otra vez debo recordarme que yo no soy capaz,  de cambiar a nadie más que a mi misma, y eso siempre contando con la ayuda de un poder superior.

 

¿Para qué correr riesgos? ¿Sera sólo para sentir la adrenalina del peligro?.

 

La búsqueda de sensaciones extremas,  es,  ni mas ni menos que la ilusa  búsqueda de llenar el vacío, y es ilusa,  porque el vacío que todo ser humano siente, en algún momento de su vida, sólo se llena con el contacto con su propia divinidad.

 Buscar afuera es inútil, todo lo que yo necesito, ya viene conmigo, lo único que tengo que hacer es bucear en mi interior hasta encontrar el tesoro.

 El apostar  tiene que ver mucho que ver,  con  las expectativas, es control, aunque no lo parezca. Nadie apuesta para perder. Lo que quiero es controlar mi suerte, mi destino, etc.

 Vivir en los extremos es una forma de riesgo, cuantas veces hemos escuchado aquello  de jugar con fuego, y es eso lo que hacemos cuando entramos en el terreno de los extremos.

 Cuando practicamos el Ho´oponopono con sinceridad, ya no hay apuestas, desaparecen los extremos para dar paso a la serenidad.

 Sólo existe la entrega,  en donde el principio es:  “que se haga Tu voluntad, no la mía”

 En el libro “ Cero Limites”  de Joe Vitale el menciona lo  siguiente:

”Comenzamos como victimas, continuamos como hacedores y con suerte terminamos como instrumentos de los Divino”

Pero más adelante dice:  entonces cuando llegamos a entender esto a cabalidad,  terminaremos siendo  a la vez,  El Títere y el Titiritero”.

 

Cuando dice esto, se refiere a que cuando finalmente lleguemos a contactar la Divinidad latente en nosotros y nuestra conexión con lo Divino, habremos entendido el juego, que consiste en entrega, confianza y amor.

Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno.  Te entrego mis memorias de carencia y mi necesidad de riesgos, para que tu los transmutes en luz.

Recuérdame que mi sensación de vacío solo lo puede ser aliviada con tu presencia en mi vida.

 

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor  perdóname

Te amo

Gracias

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Los extremos

Comenzamos un nuevo año y me gustaría, hacer algunos ajustes en mi vida.

Los extremos en la vida no son saludables, lo aconsejable es seguir el camino del Tao, que es andar por el medio del “Gran Camino”

Esta formula se puede aplicar a todo. La clave,  está en comenzar, y así lo haré.

Todo lo que es extremo en la naturaleza, tiene la característica de atraer opuestos,  también extremos.

La rigidez es uno de esos extremos. Suele ocurrir mucho, que las personas rígidas se quiebran con gran facilidad, puedo ver esto tomando como ejemplo,    la diferencia que existe entre  como el fierro y el acero, el fierro es rígido y frágil, cuando se  le añaden ciertos componentes, entre ellos el oxigeno y el carbono,  se transforma en acero, que es totalmente resistente y  flexible.

Entonces, aquel dicho que habla de tener una voluntad de fierro, nos habla mas bien de terquedad y rigidez, es mejor entonces,  tener una voluntad de acero, resistente pero flexible.

En el ayur-veda, cuando se trata de alimentación, también se recomienda el camino del medio, alimentos no muy fríos,  no muy calientes, no muy dulces, ni muy amargos, no muy picantes etc.

 

Aprender a equilibrar los diversos  aspectos de la vida, es un trabajo que no termina.

Cuando ese equilibrio no esta presente , nuestra realidad queda afectada.

Cuando una característica  extrema  esta presente en mi vida, puedo observar que sigue un patrón, primero es una es obsesión, comienza en mi pensamiento y como  explica el ho´oponopono, mis pensamientos son memorias que se repiten, del pensamiento obsesivo, deriva una conducta compulsiva, y una conducta compulsiva mantiene a quien la experimenta ausente, aun, si creo estar presente, mi pensamiento no lo está.

Si me avoco a trabajar compulsivamente, puedo entrar en una vorágine de exigencia,  que dará como resultado,  mantenerme ausente para otras actividades, como es estar con la familia, y compartir momentos de esparcimiento

Por otro lado si me dedico sólo a hacer uso de la  diversión,  alimentar lo sensorial en mi vida, y digo. “hacer uso” porque se trata de tomar la diversión como evasión y no como una experiencia agradable para compartir, entonces,  también habrán aspectos para los que estaré ausente.

En cuanto al amor, si se trata del amor  con apego, este apego se puede volver excesivo, y controlador,  y así se transformara en  codependencia y eso:  paraliza.

En otro aspecto,  la práctica  espiritual, es  parte importante  de nuestra vida, pero  en exceso,  se puede convertir en  fanatismo .

En el cuerpo,  ocurre algo parecido, allí, donde hay una tensión extrema, habrá en  un lugar paralelo, una hipotonía.

Cuando comencé a trabajar haciendo las terapias de cuerpo y mente, aprendí de muchas fuentes, una de estas fuentes fueron las enseñanzas contenidas en  el libro “El cuerpo tiene sus razones” de Therese Bertherat.

Allí,  la autora  narra varios casos en que los pacientes  que ella trataba, mostraban gran tensión en una parte del cuerpo y una flacidez extrema en su opuesto y viceversa.

Cuenta el caso,  de los hombres mayores,  que luchan por bajar el vientre prominente y no se dan cuenta que lo que sucede es que hay una gran tensión en la espalda y el músculo largo de la espalda se ha acortado,  por eso produce que el vientre se expanda, entonces en vez de trabajar tratando de bajar la barriga con ejercicios  abdominales, lo saludable sería,  hacer ejercicios de estiramiento para la espalda,  junto con una actitud menos estresada. Es decir: encontrar el equilibrio.

A nivel emocional sucede algo parecido, las personas muy tímidas, pueden tener actitudes sumamente osadas, las personas sumisas, pueden llegar a ser muy abusivas, he conocido casos de  personas que en el trabajo se muestran sumisas y en sus casa les temen, por lo abusivos.

Quisiera compartir contigo esta historia, que escuche alguna vez y que habla de encontrar el equilibrio:

Siddhartha había abandonado su reino y se sometió a intensos sacrificios y ayunos. Un día mientras estaba sentado a orillas del rio , frente a él,  pasó una barca con un hombre que enseñaba a su hijo a tocar la cítara y le decía, “si tensas mucho las cuerdas se romperán, si las dejas sueltas estarán desafinadas, tienes que encontrar el justo medio para tocar una hermosa melodía”.

 En ese momento,  Siddhartha comprendió que se había ido al extremo y volvió a buscar el camino medio, hasta llegar a la iluminación, convirtiéndose en el BUDA.

Este año con la ayuda de Dios, intentare andar por el camino del medio, es un reto dado mi carácter muchas veces exagerado, pero lo intentaré  y  compartiré contigo, lo  que vaya encontrando en mi camino.

Aceptando  mis errores,  bendiciendo su enseñanza y entregando luego,  dado que,  ya cumplieron su ciclo.

 

Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias de excesos  para que tu las transmutes en luz.

Muéstrame cada día el camino del medio para seguirlo en serenidad.

 

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor  perdóname

Te amo

Gracias

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”