ESO QUE ES DIOS

Es muy osado de mi parte querer escribir este artículo sobre Dios.
¿Cómo puede una mente finita explicar lo infinito que es Dios?

No se puede.

Pero si puedo compartir contigo un poquito de lo que encontré en mi búsqueda
hasta este momento.

Para comenzar te diré que nada está fuera de Dios. Él, es absoluto, algo
absoluto que lo abarca todo y lo contiene todo, por lo tanto no puede haber nada que no sea Suyo.

Voltaire dijo:
“Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza, y el hombre le devolvió el
cumplido”.

¿Qué quiere decir esto?

Que le atribuimos a Dios características humanas. Dios es existencia pura sin
atributos.

Cuando decimos Dios es amor, pensamos en el amor humano, con apegos,
preferencias y aversiones.

El amor que es Dios, es verdad y existencia. La verdad es aquello que no tiene
variación.

La verdad es el continente y el amor universal es el contenido.

Por lo tanto Dios no castiga, Dios no se alegra, Dios no se enfurece, Dios
simplemente: ES.

En el libro “El Kibalion” interpretan que si todo está dentro de Dios y nosotros
somos parte de Dios entonces somos el pensamiento de Dios.

“Todo es mental” dice el principio.

El ser humano sólo recibe atisbos de la realidad de Dios, mientras estemos
viviendo en la dualidad, en donde existen el bien y el mal, la oscuridad y la luz,
la vida y la muerte. Nunca podremos comprender lo que es lo absoluto, la
eternidad.

En la unidad, el libre albedrío desaparece, porque se requiere de donde
escoger para ejercerlo y cuando todo lo que tengo, es existencia, sin atributos
¿de dónde escojo?

Se dice que la luz es la sombra de Dios, entonces imposible imaginar la luz
verdadera con mi cerebro limitado.

En cuanto a la vida y la muerte, también desaparecen. Lo eterno es lo que no
termina: el no tiempo.

Durante los talleres cuando fácilmente contactamos con nuestro
supraconsciente (Aumakua, para los hawaianos) El Padre, la chispa divina en
nosotros, nos damos cuenta que siempre ha estado allí.

Tal vez hasta ese momento no sabíamos lo fácil que era contactarlo y que es
aquello que realmente somos nosotros, que no tiene límites , está en un
estado de serenidad constante y absoluto.

Esa sola experiencia es un atisbo de la Divinidad latente en cada uno de
nosotros. Y un camino hacia la paz permanente.

Para concluir, este artículo osado, totalmente rudimentario e incompleto me
gustaría compartir contigo alguna experiencia más.

Es algo muy interesante que aprendí del Maestro Subba Rao en la India ,
sobre numerología explicando lo existente.

Si pudiéramos explicar en números parte de la naturaleza, Dios o lo absoluto
sería el número 9, es el único número que multiplicado por cualquier cifra, al
sumar todos los números componentes del resultado siempre será 9, no tiene
variación.

Cuando este absoluto decide crear, adquiere un atributo y baja al número 8,
Dios Creador es el 8.

Cuando Dios se manifiesta en un Ser superior, un Avatar, un Profeta, este
representa el número 7.

El ser humano es el número 6, con la posibilidad de ascender y fundirse en el 9.

La naturaleza es el 5.

Subba Rao, fue embajador científico en la ONU por cuarenta años, cuando se
retiro, decidió regresar a la India a vivir austeramente en el ashram de mi
maestro.

Tuve el privilegio de escuchar sus charlas, se sentaba debajo de un gran
árbol de baniano (higuera de Bengala), y quienes lo escuchábamos lo hacíamos sentados en el suelo a su alrededor.

Él nos regalaba su sabiduría, con humildad mezclada con un gran sentido del
humor y la delicadeza y el refinamiento de un embajador.

En alguna oportunidad fui a su pequeña casita dentro del ashram, él y su
esposa me recibieron con la tradicional reverencia hindú, que indica “atender al
huésped como a Dios”.

El humor y delicadeza de Subba Rao, contrastaban con la austeridad y
firmeza de Ratan Lal, otro maestro del ashram.

Ratan Lal, enseñaba a quienes temerosamente nos acercábamos a él, a
sabiendas que seríamos duramente recriminados cuando demostrábamos
alguna curiosidad que no fuera estrictamente espiritual. Él siempre decía:

“Todo lo que no te sirve para tu desarrollo espiritual: es ego”.

Se refería a que nuestra indagación debiera ser sólo referente a la búsqueda
de la divinidad yacente en cada uno de nosotros.

Alguna vez dijo: “Si estoy en mi oficina, debo estar informado sobre mi trabajo,
el querer saber otras cosas como, si alguien se divorció o viajó, etc., es ego,
no sirve y entorpece el camino”.

También decía. “ Tan sólo en el silencio absoluto, encontrarán a Dios y serán
iluminados”.

Hoy yo interpreto esto como llegar al cero.

El silencio absoluto se da en los momentos en que nuestra limpieza de
memorias permite que la inspiración nos llegue fluidamente.

Estar en cero es estar en vacío.

El vacío es la ausencia de todo, y todo se puede manifestar en ese vacío.

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como uno solo te
entrego todas mis memorias negativas para que Tú las transmutes en luz.

Llévame de la mano al cero para ser una pizarra en blanco en donde Tú
describas el camino de mi vida.

¡Y así se ha hecho!




Lo siento, por favor perdóname




Te Amo,
Gracias




Ana María

CHAKA RUNA

“Si un pájaro entra en una sala de espejos, ve muchos reflejos de su
propia forma. Se imagina que hay una multitud de pájaros y que son
sus competidores. Por lo tanto, sigue precipitándose hacia los espejos
y los vidrios se rompen en pedazos. Ahora se ve como muchas aves,
ya que hay trozos de espejos. Cuando los espejos se hacen añicos, no
se ve ninguna imagen y el pájaro se va volando.
Este es un estado de ignorancia.
Por el contrario, cuando un hombre de sabiduría entra en la habitación,
reconoce que todas estas son sus propias imágenes y se siente feliz.
De la misma manera, el que se ve a sí mismo en todos los demás y ve
en ellos las propias imágenes, es un verdadero ser humano”. SSB

En este mensaje ¿quién es el hombre de sabiduría? es aquel que ha
llegado a comprender la VERDAD y que puede vivir en ella y compartirla
con sus semejantes.

En la antigua tradición incaica se respetaba a los maestros espirituales y se
les llamaba CHAKA RUNA, que quiere decir hombre puente. Es decir era el
puente entre la tierra y el cielo.
El maestro que te alcanza una información profunda y espiritual.
El maestro comparte una experiencia de vida. Es por eso que conmueve y
estimula a quienes lo siguen.

En este puente entre el cielo y la tierra, el cielo es lo etéreo, es la existencia
sin limites ni variación, lo inmaterial pero que sustenta a lo material.
La tierra es lo denso, lo material, que está modificándose a cada momento:
lo permanente.

El hombre puente sabe conectarlos.

Los seres humanos siempre hemos buscado la trascendencia, en todas las
culturas, pero lo que me sorprende en esta teoría incaica del Chaka Runa,
es que tenga gran afinidad con la teoría del físico francés Jean Pierre Garnier,
él explica que todo lo existente tiene dos aspectos, un cuerpo corpuscular,
el material y un cuerpo ondulatorio, el espiritual.

El cuerpo espiritual tiene acceso a la información que toma de otro tiempo,
el que Garnier llama el “no tiempo”, y la información a la que accede es el
puente entre esos dos mundos. Es una teoría fascinante y accesible para
todos nosotros.

Se dice que los griegos sabían de esta comunicación entre los que
accedían a la información y que servían de puente, y es así como utilizaron
la información obtenida para hacer increíbles diagnósticos médicos sin
utilizar ninguno de los aparatos que se usan hoy, como los microscopios,
los rayos X y el scanner por ejemplo.

Y así quisieron representar esta comunicación con el símbolo del Caduceo
que es el símbolo de la medicina y que representa a los cuerpos entrelazados:
el corpuscular y el ondulatorio.

Como humanidad estamos comenzando una nueva era y los maestros
están allí para todos nosotros, los buscadores, los auto convocados, porque
es por voluntad propia que nos convocamos a seguir la búsqueda hacia la
realización.

Sabemos que para acceder a un estado elevado de conciencia lo primero
es dejar de juzgar y criticar, pero esa decisión que representa una forma de vida diferente, la tomamos con nuestro libre albedrío.

Elegimos cruzar el puente.

Hoy acá y ahora, a ti y a mí, se da la oportunidad de avanzar, elevarnos,
crecer, pero esa oportunidad sólo puede ser aprovechada si decidimos
tomarla.

Desde que el hombre es hombre ha buscado ese “algo más”, hay quienes
pensaban que la respuesta estaba en buscar placeres, complacer al cuerpo,
sin embargo se dieron cuenta que por ese camino nunca llegan a la
satisfacción real.

Quienes buscaron la satisfacción intelectual, buscaron información y en cada
descubrimiento se abrían mil espacios más para estudiar, esa búsqueda no
termina y no es completa.

En cambio quienes buscaron el conocimiento de sí mismo, la relación con
su propio yo, hicieron uso de los chaka runas que se acercaron a sus vidas y
con su guía llegaron a encontrar la paz.

Ese encuentro satisface todos los aspectos.

Busquemos, puentes, seamos puentes, crucemos puentes y que tengamos
paz más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te entrego todas las limitaciones que no me permiten ver la realidad verdadera, para que Tú , las transmutes en luz.

Enséñame a reconocer los puentes que pones en mi camino para poder cruzarlos sin vacilación.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria



Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


LA MIRADA DEL OBSERVADOR

“…Dios tiene muchos nombres y formas, pero la Divinidad es una…
Al tomar consciencia de esta verdad, respetan a todos, aman a todos y
brindan alegría a todos. ¡Entonces se convierten en Dios! Una vez
identificado el hecho de que la Divinidad en todo es la misma, no habrá
sentido de la dualidad. Pueden pensar que esto es muy difícil, pero es
extremadamente simple.
Su incapacidad para reconocer esta verdad se debe al defecto de su
visión y no al Creador…” (SSS, discurso del 23 de noviembre del 2000).

Este mensaje totalmente espiritual se repite en el lenguaje científico cuando la
física cuántica comprueba una y otra vez que:
La mirada del observador modifica lo observado.

¿Te das cuenta del poder que subyace en cada uno de nosotros?

Nuestra mirada tiene el poder de modificar la realidad. Si vemos las pruebas
como un castigo, terminaremos lastimados y víctimizados. En cambio, si en
cada prueba vemos una oportunidad de aprender y avanzar nuestra mirada
modificará lo que podría ser algo doloroso.
Algo que he aprendido es aceptar que sea lo que fuere que me toca vivir es lo
mejor para mí. Toda prueba tiene una potencialidad de cambio y superación.

Hay algo que siempre comparto en los talleres y es cómo cambiaron
determinados hechos en mi vida cuando modifiqué la manera de ver a algunas
personas.

Muchas veces cuando estamos frente a un ser querido que sufre o que está
pasando por una situación difícil, es común que nos refiramos a él, como
“pobrecito”, “el pobre de Juan”, o “me da tanta pena…”

Si algo nos enseña el Ho´oponopono es a utilizar las palabras adecuadamente
con su energía creadora.

Si veo a alguien y pienso o digo “pobrecito”, es un pobrecito lo que me
vendrá de vuelta, si expreso que me “da pena”, sólo estoy diciendo estoy
activando mi culpa, ya que la palabra pena y culpa son afines, puedo sentir
empatía, compasión, y eso es auténtico, es la unión con el otro ser.
Aprendamos a ver con gratitud, mirar con alegría y vivir en amor.

El resultado será que tendremos de vuelta, mucho para agradecer, cosas que
celebrar y amor en nuestro entorno.
De nada sirve alzar la voz de protesta cuando no me he analizado

interiormente primero para ver desde dónde estoy generando la situación por la
protesta y más aún, si estoy dispuesta a corregir lo que me ha llevado a esa
situación, pero si mi protesta es tan sólo un acto público para demostrar algo,
vuelvo a caer en el mismo error de siempre, cuando trato de demostrar algo es
porque en realidad ni yo misma me lo creo.

Cuando SOY, no tengo que demostrarlo, simplemente SOY.

En uno de los últimos talleres alguien mencionó que lo que entendía del
Ho´oponopono, es que podría ser el camino para llegar a repetir las palabras
que Moisés dijo haber recibido de la energía Divina que encontró en el monte
Sinaí, cuando preguntó ¿quién eres? Y escuchó: “Yo SOY el que SOY”.

Yo me pregunto ¿Quién soy?, ¿Cuál es mi mirada cuando me veo en el
espejo? ¿Me acepto?

Cuando la respuesta a esas preguntas sea coherente con mi forma de vivir, de
pensar y de actuar, habré llegado a la autorrealización.

La observación para llegar al reconocimiento es un aprendizaje.

A cada momento estamos recibiendo señales e información, pero si no hemos
aprendido a observar, esas señales pasarán de largo sin que hayamos recibido
su mensaje.

Comencemos a mirar la abundancia que nos rodea y tendremos abundancia,
las bendiciones que llegan cada día a nuestra vida y tendremos más, mucho
más, la belleza que se encuentra en todas partes, la salud, el amor, la alegría,
la constancia y la perseverancia de la naturaleza que se mantiene.

Todo eso, si lo observamos, modificará ¡nuestra realidad!

También será necesario que observemos para corregir: nuestro lenguaje y
pensamiento crítico, nuestro desasosiego, nuestros miedos, dudas, y la
necesidad de demostrar.

Que esta semana que comienza sea nuestra mirada la que modifique nuestra
realidad.

Y que tengamos paz más allá de todo entendimiento

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te entrego la energía de mi mirada para que Tú, la transmutes en luz de creación.

Enséñame a ver lo bueno, decir lo bueno y hacer lo bueno.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria



Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


¿A QUIÉN SEGUIR?

…”Las personas hoy en día tienden a ser ingenuas en sus acciones. Van
detrás de preceptores anodinos y buscan de ellos mensajes. Cuando los
mismos preceptores están sumidos en la esclavitud, ¿cómo van a
liberarlos a ustedes? ¿Cómo puede alguien lleno de ilusiones hacer que
ustedes se liberen de sus ilusiones?…”
Sathya Sai Baba del discurso del 7 de Julio de 1990

Cuando buscamos soluciones y respuestas en otras personas puede que
algunas veces las encontremos, ya que todos somos maestros para nosotros
mismos y para alguien más, pero cuando ponemos toda nuestra fe en otro ser
humano, corremos el riesgo de ser decepcionados.

Es común que en etapas de crisis busquemos desesperadamente quién nos
puede ayudar u orientar y siempre guardamos el deseo secreto de ese alguien
solucione nuestros problemas. Tarde o temprano nos daremos cuenta que la
ayuda de otros seres humanos es limitada y que la única ayuda que nunca falla
y nunca termina es la ayuda divina.

Hay un principio que es parte de la enseñanza de los doce pasos, que dice:
“Hay que seguir principios y no personalidades”, si comprendemos y ponemos
en práctica esta enseñanza, estaremos a salvo de decepciones.

Nos peleamos con la religión porque un sacerdote falló, recordamos con
resentimiento a las monjas del colegio porque una de ellas fue injusta, no
creemos en la justicia, porque no nos favoreció y así sucesivamente.

Los principios son estructuras firmes, las personalidades pueden ser débiles,
fallar, equivocarse o caer.

Si mitificamos o endiosamos al maestro puede que terminemos renegando de
toda su enseñanza, y no tiene porqué ser así.

Hay momentos en que las personas recibimos la inspiración y podemos
compartir alguna enseñanza y en ese momento estuvimos iluminados, eso no
quiere decir que en todo momento lo estemos.

En Ho´oponopono siempre nos mantenemos entregando toda memoria negativa
y decimos, ”Te entrego esta memoria para que Tú, la transmutes en luz”, eso
no es otra cosa que iluminación, entregamos una memoria oscura y la
recibimos de vuelta, transmutada en luz.

El Ho´oponopono cuando es bien entendido y bien practicado es una técnica
de entrega constante y esa entrega nos trae más y más lucidez, y de pronto
nos encontramos entendiendo a otro nivel las cosas, las respuestas fluyen y las
dudas son cada vez más escasas.

De la misma manera se trabaja con la Teoría del desdoblamiento del tiempo,
entregamos a nuestro yo superior lo que sea que necesitemos trabajar,
entonces gracias a una técnica bien aprendida, nuestro supra consciente hará
uso de las aperturas temporales (a las cuales tenemos acceso durante el
sueño) y nos traerá las respuestas claras.

Nuestro yo superior o supra consciente es una célula de Lo Absoluto, si quieres
puedes llamarlo Dios, El Universo o Poder Superior, sin importar el nombre que
le des, puedes tener la absoluta seguridad que tiene toda la capacidad de
aportarnos soluciones y respuestas sin límite.

Somos seres todopoderosos, sin embargo no hacemos uso de ese poder, sólo
creemos en lo que nuestro cuerpo con su información intelectual limitada, sus
sentidos y sus emociones contradictorias nos quiere hacer creer como cierto.

Cuando comenzamos a conectarnos con nuestra parte divina, se terminan las
decepciones, las dudas y las limitaciones. TODO ES POSIBLE.

Tenemos a nuestro alcance las herramientas perfectas, el Ho´oponopono para
limpiar las memorias que trae el pasado y que condicionan el presente y con el
Desdoblamiento aprendemos a utilizar las aperturas temporales para mejorar y
saber elegir el mejor futuro posible que nos ayude en nuestro avance hacia la
realización total.

En Marzo de 1989 sucedieron unas explosiones en el sol que afectaron a toda
la humanidad favorablemente, estas explosiones abrieron nuevamente nuestra
capacidad intuitiva de manera sorprendente, según Garnier, esta apertura
sucede cada 26 mil años y durará 120 años aproximadamente, es por eso que
en los próximos años veremos el cambio de era con mayor dinamismo, tú y yo
formamos parte de ese cambio, la luz está entrando a raudales en nuestra
tierra y es nuestro momento de iluminarnos.

El Ho´oponopono es una técnica con una vibración muy alta y no es casual
que tantas personas estén utilizándola, es una forma de vida, más pura y llena
de amor.

Esta forma de vida es una opción personal, la enseñanza está allí para todos y
nos trae paz duradera, pero no todas las personas están dispuestas a ponerlo
en práctica.

Se requiere dejar, confiar y aceptar, con paciencia , tolerancia, clemencia y
constancia.

Mi opción ya fue tomada, seguiré por este camino y espero que tu recorras
también el mismo camino.

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te entrego todas mis memorias de fanatismo y abandono para que Tú, las transmutes en luz.

Enséñame a conectarme con mi propia divinidad y descansar en ella.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria


Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”