Ho´opo Boletín de Junio 2013

Ho´opo Boletín de Junio 2013

Me acostaré, y descansaré sabiendo que tu tienes todo en control. Tú eres quien me libra del temor, que me quita la ansiedad, y me abraza con perdón, solamente Tú.   Salmo 4:8

¡Entrega!…, la busqué durante años y no llegaba al punto de dormir con la fe y la confianza que un poder superior estaba a cargo de todo. La preocupación y el control eran mis compañeros. Pero también fueron mis maestros, porque me hicieron buscar la  paz, esa paz que ellos mismos  me escondían.

“Un cien por ciento de fe significa que Dios no permitirá que sufra. Un cien por ciento de confianza significa que Dios no me fallara”. SSB

http://www.hooponoponoperu.com/index.php/2013/02/fe-y-confianza/

 

El 12 de Mayo pasado, se cumplieron 21 años del encuentro con mi Maestro,  aquel que cambio mi vida para siempre, El me enseño lo que todos hemos venido a aprender: a  reconocer la divinidad en mí.

Hoy cuando recuerdo lo andado con profunda gratitud, me doy cuenta que no había necesidad de ir tan lejos, todas las respuestas estaban en mi Yo Soy.

Fueron años de búsqueda infatigable, tantos viajes a la India, en busca de iluminación,  horas y horas de enseñanza y aprendizaje, muchos  tropiezos para ponerlas en práctica,  !la frustración de no llegar al estado de entrega!

También,  la bendición de recibir la guía y la formación de los maestros que El puso en mi camino, algunos amorosos y condescendientes, otros austeros y directos y finalmente  el Ho´oponopono ya sin maestros ni intermediarios, solo con el contacto de mi  YO SOY.

Haber recibido tanto, deja una huella muy profunda de amor y gratitud, me siento humildemente tocada por ese amor verdadero, ese amor que me hace compartir  contigo lo que vino a mí, como inspiración.

 

El camino es largo y las memorias infinitas, los logros son día a día, estoy consciente que no son definitivos porque al primer descuido pierdo el paso, es necesario mantenerme “despierta”, cuando mi mente gana y me dejo llevar por ella , me doy cuenta y retomo el camino…

 Las palabras:

Paciencia, Tolerancia, Clemencia, Constancia

Dejar, confiar y aceptar …

“La paz comienza conmigo”

Me recuerdan hacer correcto, lo correcto; es decir: Ho´oponopono …!y volver a la inspiración!

Hace poco leía sobre el Karma, a veces le damos un significado negativo, sin embargo esta palabra sánscrita significa acción. Sin ninguna carga positiva o negativa es simplemente causa y efecto.

¡ Respirar es un Karma !,  cada cosa que hacemos genera mas  Karma; por cada causa, hay un efecto. Generamos memorias, entonces cuando trabajamos en trasmutar memorias vamos limpiando Karma, en Ho´oponopono la meta es llegar a CERO, tal y como fuimos creados, escapando así de la rueda interminable de causa y efecto.

Una palabra gatillo que nos ayuda a llegar a este estado, es PUNTO CERO, como un recordatorio que fuimos creados solo con la vibración del amor y en el camino fuimos acumulando memorias, las mismas que repetimos a cada momento de nuestra vida.

Aceptar desde lo mas profundo de mi ser que soy una parte del Creador, que mi naturaleza es divina y que el propósito de mi vida es limpiar y limpiar, hasta realizar esa divinidad. Solo existo yo y mi universo entero se desarrolla dentro de mí. Todo lo que re-conozco en mi vida, ya  me era conocido y tan solo lo repito.

Hay una sola existencia, constante, absoluta y todos la compartimos. Esta realidad no se aprende en los libros; a veces es necesario comenzar a desaprender para poder entregar. El conocimiento intelectual puede fortalecer nuestro ego y las barreras mentales que nos hacen cuestionar lo que nos llega por inspiración. Esa inspiración siempre nueva, nos llega a todos por igual sin hacer diferencia entre credos, géneros, condiciones sociales o culturales, edades o habilidades. Trabajamos de forma individual, sin embargo estamos afectando a la existencia misma,  por lo tanto trabajamos  para la humanidad completa.

Para quienes aun no han compartido un taller les puede parecer complicado, y digo compartir un taller, porque es eso lo que hacemos cada Jueves, compartimos lo  que cada uno trae desde su experiencia y todos juntos, aprendemos una nueva y maravillosa forma de vida.

Para terminar quisiera que tengan un articulo que me envió mi querida amiga y compañera de talleres, Teresa Guerin:

Tomado de El Comercio hace muchos años … y hoy leído con nuevos ojos…

 

“Siempre está viva la fe en el corazón de los hombres”, dijo el sacerdote al ver la iglesia llena.  Eran obreros del barrio más pobre de Río de Janeiro, reunidos esa noche con un solo objetivo común:  la misa de Navidad.

El pequeño se sintió muy confortado al entrar a esa iglesia.  Con paso digno llegó al centro del altar; empezó en voz fuerte:

 -a,b,c,d …..

Perturbaba la solemnidad del oficio.  Los asistentes se volvieron hacia atrás, algo molestos.  La voz continuaba:

 -a,b,c,d …

-¡Para! – dijo el cura.

El niño pareció despertarse de un trance.  Lanzó una mirada temerosa a su alrededor y su rostro enrojeció de vergüenza.

-¿Qué haces?  ¿No ves que perturbas nuestras oraciones? ¿Dónde está tu madre?

El niño bajó la cabeza y unas lágrimas se deslizaron por sus mejillas, y casi en forma inaudible respondió:

-Perdóneme, padre, pero yo no he aprendido a rezar.  He crecido en la calle, sin padre ni madre.  Hoy, como es Navidad, tenía necesidad de conversar con Dios.  Pero no sé cual es la lengua que El comprende, por eso digo sólo las letras que yo sé.  He pensado que, allá arriba,  El podría tomar esas letras y formar las palabras y las frases que le gustan.

El niño se levantó. 

-Me voy – dijo -;  no quiero molestar a las personas que saben bien cómo comunicarse con Dios.

– Ven conmigo – le respondió el sacerdote.

Tomó al niño por la mano y lo condujo al altar.  Después se dirigió a los fieles:

-Esta noche, antes de la misa, vamos a rezar una plegaria muy especial:  vamos a dejar que Dios escriba lo que El desea oír, lo que El sabe que está en nuestro corazón.  Le pediremos que ponga en orden las letras de nuestras vidas.

Con los ojos cerrados, el cura se puso a recitar el alfabeto.  Y, a su vez, toda la iglesia repitió:

–       a,b,c,d ….

–        

¡Que la Divinidad nos ayude a diluir nuestro ego, ilumine nuestro camino, nos haga responsables y nos mantenga clementes, constantes, pacientes y tolerantes!

Lo siento, por favor perdóname

Te amo

Gracias

 

Ana María Araníbar de Gallo

Junio 2013

 

 

 

¿Estoy enojada?

¿Como puedo saber si soy una persona enojada?

¿Guardo emociones que tarde o temprano se manifestaran como enfermedades, físicas o emocionales?

Estar enojada, como todo en la vida, es una opción. Soy libre de elegir. Así como cada mañana elijo que ropa ponerme, puedo elegir usar el vestido del amor o del enojo.

Acá un pequeño test:

¿Cuantas veces hice una critica negativa hoy?

 A mi misma,

A mi familia,

A mi jefe,

Al gobierno,

Al país,

Al clima,

Al transito,

A mi auto, etc. etc., etc..

Me comparé, envidie, competí con envidia, me pregunté ¿porqué a mí?, pedí alabanza y  reconocimiento, fui intolerante, poco paciente, soberbia, me creí dueña de la verdad, mis emociones fueron poco estables, volubles, explosivas….etc.

Bueno si algunos de estas situaciones son parte de mi vida diaria, entonces; acepto que soy una persona enojada.

¿Que hacer?

Bueno, ya que lo acepte, he tomado el 100% de responsabilidad y ahora estoy lista para entregar a la Divinidad todo mi enojo para que sea transmutado en luz.

A veces hacemos de la critica una forma de conversación, sentimos que hablar mal de las autoridades es un ejercicio común, eso no quiere decir que seamos condescendientes, ¡todo lo contrario!

La pregunta constante es: ¿qué hay de malo en mi que esta  provocando el tener estas autoridades en mi vida?

Solo recuerda, ¿cuantas veces tu misma has incumplido una regla?

Y si en verdad hay algo que debe ser corregido entonces recuerdo que:

En el Ho´oponopono no se reclama, solo se informa lo que se necesita. No desde la victima, si desde  la responsabilidad.

En los últimos tiempos y gracias a practica del Ho´oponopono, cada vez  menos, digo o pienso “esa persona no me gusta”, porque antes de decirlo ya me pregunté:

¿que hay de malo en mi,  que puedo reconocer este defecto en el?

¡Que alivio! Ser 100% responsable, me hace dueña de mi vida y de mis emociones. Nadie tiene el poder de quitarme la paz.

No importa cuantas situaciones recree cada día, las acepto y si es necesario las entrego para ser transmutadas.

Llave de Luz

Te amo gracias

Y hecho esta.

 

 

¿Como hago la Limpieza o la transmutación de memorias?

El Ho´oponopono se trata de transmutar memorias.

 Todas las experiencias que vivimos no son otra cosas que memorias que se repiten incesantemente, traemos la memoria ancestral que viene con nosotros, algunas la llaman herencia genética, otros pueden llamarla reencarnación.

Lo cierto es que heredamos, rasgos familiares que  al rastrearlos, se pierden en el pasado familiar, igualmente llegamos a este mundo con una programación que funciona en automático, como el respirar por dar un solo ejemplo

Así como nuestro cuerpo sabe respirar, también sabe como llorar al nacer, como buscar el pecho de la madre para alimentarse y sabe también como crear millones de anticuerpos para combatir una enfermedad; ¿cómo puede nuestro cuerpo re-conocer una enfermedad?

¿Es que ya la conocía?

Bueno si queremos hablar de memorias no terminaríamos nunca; lo importante es saber que somos comandados por nuestras memorias 24 horas al día 7 días a la semana, de forma natural y aleatoria, estas memorias están almacenadas en nuestro subconsciente, (niño interior o unihipili para los hawaianos).

¡Que bueno seria hacer uso de las memorias y no ser usados por ellas!

Con la técnica del Ho´oponopono aprendemos a transmutarlas y utilizarlas en beneficio nuestro y de todo lo existente.

¿Como se hace?

Se hace de la manera mas simple y sin embargo mas poderosa que existe. Se las entregamos a lo divino para ser transmutadas en luz, con palabras simples y llenas de poder

Lo siento, por favor perdóname

Te amo

Gracias

O simplemente

Te amo, Gracias

O tan sencillo como decir

 Llave de Luz,

aludiendo a la llave que abre las puertas de la casa de Dios.

 

Nos cuesta mucho aceptar que palabras dichas sin ninguna carga emocional, sin ninguna disciplina agotadora, sin esfuerzo y mejor aun ¡sin expectativas!, pueda traer tanta paz y equilibrio a nuestra vida.

Transmutamos memorias negativas en luz, en todo lo existente, con tan solo repetirlas. A eso se le llama limpieza.

Tal vez nos encontramos en algún lugar en donde se siente tensión y repetimos Llave de luz, llave de luz y de pronto todo se aligera, comenzando por nosotros mismos

La casa, las plantas, carro, mascotas, cocina, oficina…

 Llave de luz, llave de Luz…

Vemos un accidente: Llave de luz

Me siento enferma: Llave de Luz, te amo gracias

Deseo seguir escribiendo este articulo: Llave de Luz, Llave de luz, para que lo Divino me ilumine.

A cada momento de mi vida Llave de Luz, Te amo, gracias.

Hemos nacido para limpiar memorias y volver a la casa del Padre limpios de corazón , tal como El nos creo.

Lo siento, por favor perdóname

Te amo

Gracias.