Ho´opo Boletín Enero 2014

¡Feliz Año 2014!

Comencemos el año bendiciendo, agradeciendo, perdonándonos y uniéndonos en un solo sentimiento: PAZ

Este articulo tiene una vibración muy especial ,  lo he venido preparando y cargando por varias semanas,  con toda la energía de La Prosperidad, para ti y para mi.

La prosperidad, viene del latín:  “prosperitas”, y se refiere directamente al éxito que se obtenga en lo que se emprenda.

Entonces, eso es lo que tendremos en este nuevo año, éxito , no como algo de qué presumir, sino más bien,  algo que se concreta.

En  este año, seremos conscientes de nuestra absoluta responsabilidad.

Tendremos éxito en nuestra avance espiritual, material y emocional.

El éxito,  según nuestra medida cerebral limitada, esta contenido en  determinados parámetros.

Para Dios no existen los limites, y en nuestra imaginación no se puede concebir un poder tan absoluto, así que lo mejor es entregar,  con la seguridad de que sea lo que sea que nos toque vivir,  es lo perfecto.

El año 2014,   suma siete en sus componentes y siete es el numero que representa la mayoría de los ciclos importantes de la vida.

En hebreo la palabra “siete” es “chevah” que viene de la raíz “sabah”, que significa satisfecho, completo  o lleno.

Este es un buen momento, para completar nuestro ciclo de tomar el cien por ciento de responsabilidad y cerrar el ciclo de quejas y juzgamiento

Este año es para bendecir, me bendigo en todos los aspectos de mi vida y  al hacerlo, bendigo todo aquello que llegue a mi realidad.

Bendecir es dar.

PIKO-PIKO

Una forma de Meditación y Bendición Huna

Es una técnica de respiración que permite aumentar el poder personal y ejercer mayor eficacia en el arte de bendecir.Concentra tu atención en tu forma de respirar. Siente el aire que entra y sale por tu nariz. Pon la palma de una mano sobre el ombligo y la palma de la otra en lo alto de la cabeza. Inspira enfocando tu atención en lo alto de la cabeza y expira enfocando tu atención en el ombligo.Permanece en este ejercicio durante el tiempo que quieras. Cuando te sientas relajado y energizado, visualiza una niebla luminosa penetrando por tu nariz. Bendícete a ti mismo, a las personas con quienes convives, al planeta Tierra y a todos los seres vivos, animales y vegetales. Bendice la belleza, la riqueza, la salud, el suceso, el confort y el trabajo. Procura hacer este ejercicio todos los días al amanecer. Transforma el acto de bendecir en un hábito constante siente el resultado 
 

Que el año 2014,  traiga  a nuestra realidad miles de bendiciones, luz y sobre todo PAZ.

 

¡  FELIZ AÑO 2014 !

 

Hoy te envio dos oraciones diferentes: la oración de “Yo soy el Yo”,  para abrir el año 2014 con bendiciones.

Y  seria maravilloso,  si el  día 31,  pudiéramos hacer como oración de cierre del año 2013:  “La paz del Yo”

Esa es la oración de cierre por excelencia, todo ciclo que se cierra con esa oración,  queda purificado.

La paz del Yo

La Paz esté contigo, toda Mi Paz.

 

La Paz que es YO, la Paz que es el “YO SOY”

 

La Paz por siempre y para siempre, ahora,

y para la  eternidad.

 

Mi Paz te doy a ti.

Mi Paz te dejo a ti,

No la Paz del mundo,

sólo MI PAZ,

La paz del YO

 

 

“YO” soy el “YO”        Para abrir el 2014

“Yo” vengo del vacío hacia la luz,
“Yo” soy el aliento que nutre la vida,
“Yo” soy esa vacuidad, ese vacío más allá de toda conciencia,

El “Yo”, el Ello, El Todo.
“Yo” tenso mi arco como arcoíris a través de las aguas,
La continuidad de las mentes con las tramas

“Yo” soy la entrada y la salida del aliento,
La brisa invisible e intocable,
El átomo indefinible de la creación

“Yo” soy el “Yo”

 

¡Y así se ha hecho!

 

Lo siento, perdóname

Te amo

Gracias

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 

El secreto, está en las palabras

Cuando el famoso investigador,  Max Freedom Long, llegó a Hawaii en 1917, encontró una gran dificultad para hallar información sobre el conjunto de practicas y creencias llamadas Huna.

Quienes guardaban toda la información,  eran los Kahunas o “Guardianes del Secreto”,  ellos pertenecían a una sociedad hermética.

En 1935, luego de 18 años de investigación, Max  tenía  poca  información recopilada, en ese entonces,    el no había conseguido descifrar el misterio, y decide regresar  a Inglaterra, sintiéndose de alguna manera, derrotado.

Tres meses después, mientras dormía, recibe  en un sueño la respuesta:

 ¡ el secreto esta en las palabras!

Las simples palabras que pronunciamos al practicar el ho´oponopono,  son las que guardan el poder que utilizaban los Kahunas y que las hace infalibles.

Esas palabras son la clave para autorizar,  a las fuerzas creadoras de lo Divino, para intervenir en determinados sucesos.

¿Quien puede negar la existencia de un orden universal?

Existe un poder detrás de cada amanecer y atardecer, en la creación y también en la transformación  y la destrucción de los elementos.

Lo simple, no parece suficiente. Sin embargo, todo en la naturaleza es simple.

Alguien me dijo una vez:

“Me niego a  creer,  que repetir dos simples palabras, pueda cambiar mi vida”

Mi respuesta fue: “Imagina cuán poderosas son, que no puedes con ellas”

Aquello que sucede una y otra vez,  al decir un: “Te amo, gracias”, es mas efectivo y permanente que lo conseguido en años de investigación científica para crear en laboratorios,  drogas que generan una sensación artificial de tranquilidad, como  son los antidepresivos.

Otras drogas que te mejoran un resfriado,  pero te malogran el hígado, otras que te alivian la inflamación pero te dan gastritis, etc.

La Divinidad siempre puso a nuestra disposición,  la fuerza de la energía creadora: La palabra

Son innumerables las culturas que coinciden en que, primero fue la vibración del sonido y que de allí,  surgieron todas las formas,.

 Acá algunos ejemplos:

 Recuerdas el comienzo del Evangelio de San Juan, cuando se refiere a la  palabra:

 “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”.

En los antiguos pueblos  mexicanos existe un instrumento llamado: Teponaztli, este es un nombre en  lengua Náhuatl,  y es un tambor ceremonial.

El sonido de ese  tambor para estos  pueblos mexicanos, significaba la voz de la tierra hablándole a sus hijos, llamando a preservar el latido de la vida. Tocar el tambor era la forma de invocar a la Madre Tierra, a la madre biológica, a la fuente primigenia.

Se decía que de la vibración del sonido que emitía el teponatztli habían surgido todas las formas.

Para los Hindúes y  Budistas:

El Om: Es la sílaba sagrada, el primer sonido del Todopoderoso, el sonido del que emergen todos los demás sonidos, ya sean de la música o del lenguaje, y también surge la vibración de las formas de todo lo existente.

 El poder de la palabra es muy grande, por eso es importante estar conscientes de las palabras que utilizamos en el día a día.

Mis palabras dicen mucho de mi y también hacen mucho por mi.

Desde épocas inmemoriales,  los seres humanos hemos hecho uso de la oración, que no es otra cosa que hablar, para pedirle a la Divinidad, por nuestras necesidades.

Cuando practicamos el Ho´oponopono,  estamos un paso más adelante, ya no pedimos: Entregamos.

La diferencia está en que, cuando pedimos lo hacemos con expectativas de cosas especificas, en cambio cuando entregamos lo hacemos en una confianza tal, que sabemos que,  lo que la Divinidad  decida darnos:  será lo perfecto.


Cuando digo “Te amo, gracias”,  lo hago de forma simple, sin involucrar ningún tipo de emoción, la razón es la siguiente: 

 En nuestra memoria tenemos grabada una forma de amor con apego, y si tratamos de cargar las palabras con el amor que conocemos, lo hacemos desde nuestra memoria.

 Si por el contrario,  sólo lo decimos, invocamos a la esencia del amor verdadero, aquel que no tiene apegos, que simplemente se prodiga en el universo.


Estar consciente de mis palabras,  ha sido de gran ayuda en este  camino.

 Mi lenguaje ha cambiado y tendrá que cambiar aún más, pero por el momento, soy yo quien utiliza las palabras y he dejado de ser utilizada, por las que vienen de mis memorias equivocadas.

 

Divino Creador Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno, Te entrego todas mis memorias, aquellas que traen palabras negativas a mi vida,  para que Tú, las transmutes en Luz.

Deja que mi lenguaje sea limpio, que mi voz sea suave y que mi palabra hable de tu infinito amor

¡Y así se ha hecho!

Te amo

Gracias

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


Noche de Paz, día de Serenidad

Se acerca la navidad,  esta es una fecha cargada de emotividad, no importa la religión que se profese,  en el mundo entero hay un cambio, que puede ser  emocional y también funcional, por la congestión de eventos.

Seguimos una hermosa tradición, que poco a poco ha ido cambiando su sentido espiritual,  por algo mucho mas material.

A muchas personas,  la navidad les trae recuerdos tristes.

Ahora se,  que todo lo que sucede en mi vida,  está basado en mis memorias,  es por eso que  entiendo,  que  esta nostálgica memoria, se ha venido heredando de generación en generación.

Depende de ti y de mi, entregar esas memorias a la Divinidad,  para que sean transmutadas en luz; y de esa manera dejar de heredarlas a nuestra  descendencia.

Los conflictos, por situaciones  tan simples como,  quién cocinó qué, quien hizo tal o cual regalo, los apuros, las gratificaciones, la ropa, los adornos, etc.

Pueden tomar tal relevancia, que nos olvidamos de lo que es realmente importante: Vivir el presente, agradecer la vida, el aire que respiramos, la oportunidad de comenzar de nuevo cada día y estar en paz.

Los días son lo que son. Tiempo para vivir,  con lo que venga, la responsabilidad de la carga que le ponga  a cada día, es mía, también la responsabilidad de aliviar esa carga.

Puede que lo que tenga sea una necesidad de aprobación, está necesidad está presente,  cuando mi auto aceptación no se ha instalado  firmemente como una memoria  positiva.

La auto-aceptación, difiere de la autoestima, esta ultima depende mucho del juicio de los demás, en cambio la auto-aceptación, está basada en la consciencia de que “Valgo porque existo”.

Cuando aun no estoy clara, mi visión defectuosa puede confundirme, a veces veo las situaciones totalmente borrosas, de pronto me encuentro actuando un personaje que no soy yo, tratando de recibir la aprobación externa.

Este comportamiento, confunde a mi niño interior.

Otro motivo de conflicto son las expectativas.

Si me lleno de ellas,   imaginando  hechos y situaciones “perfectas”,  es muy probable que llegue a la frustración.

Has pensado alguna vez, que cuando hacemos planes de situaciones perfectas, estas situaciones suceden en un mundo estático, cuando en realidad, el mundo es un lugar en continuo movimiento.

Es como esos juegos de tiro al blanco, en donde  pasan  las filas de patitos en movimiento para dispararles,  y es sumamente difícil acertar.

Así sucede con nuestros planes,  apuntamos a una situación preconcebida, pero las posibilidades son infinitas . El secreto de la felicidad, está  en aceptar que las cosas,  no tienen porqué salir como nosotros queremos.

Aceptar a cada persona tal y como es, no tratar de imponer mi opinión, ni mis ideas, fluir con la vida . Eso es aceptación,  y eso me trae paz.

Normalmente,  mi conflicto con otra persona,  sucede porque tengo un conflicto conmigo misma, quizá siento culpa,  la culpa que no se muestra,  sino que trabaja como un franco- tirador lanzando sus balas desde la oscuridad,

Es en esos momentos, que hago la entrega la Divinidad. Para que sea lo que sea,  que está ocasionando este conflicto,  sea transmutado en luz,  que se aclare mi visión borrosa,  y poder ver lo verdadero.

Cada vez que me enfoco en lo verdadero me relajo… Puede que la conducta de un ser querido me afecte por no ser correcta, si tomo consciencia y acepto que  lo amo,  pero que rechazo su conducta, entonces hay un alivio significativo.

Ya no estoy juzgando desde mi parte culpable, simplemente estoy reconociendo un hecho.

Rechazo el error, no a quien lo comete. Será  entonces, un buen   momento,  de limpiar la memoria con la que reconozco dicho error.

Después de haber revisado y explicado algunas posibles situaciones, me relajaré,  estoy tranquila porque ahora  se,  que las memorias  que me condicionan, pueden ser transmutadas.

Es época de ser sinceros con nosotros mismos, de prodigarnos un amor tan grande que al hacerlo nos sentiremos unidos con todo lo existente, porque realmente no hay diferencias.

El amor y la verdad son dos caras de la misma moneda, uno no puede vivir sin el otro, por eso,  al amar verdaderamente, la verdad estará presente en mi vida.

Deseo de todo corazón que después de la noche de paz del veinticuatro,  el veinticinco, tengamos  un día de serenidad , gracias a que fuimos veraces, tolerantes, porque aceptamos que podemos equivocarnos y corregir,  y porque al habernos perdonado a nosotros mismos, no habrá nada que perdonar en los demás.

 

Reconozco en ti, la misma luz que brilla en mí.

!Que tengamos una navidad llena de paz en nosotros y en todo lo que nos rodea!

 

Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias de tristeza, soledad, escasez,  de expectativas no cumplidas, de conflicto y competencia, para que tu las transmutes en Luz.

Enséñame a estar contenta  por tu compañía constante, por el solo hecho de existir y por la luz de cada amanecer que trae nuevas esperanzas a mi vida.

 

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor perdóname

Te amo, 
Gracias


 

Ana María
 

 

Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”


Deudas y Sacrificios

¿Qué es un sacrificio? ¿Existen realmente los grandes sacrificios?

En este articulo trataré de responderme estas preguntas.

El término sacrificio,  proviene del latín “sacrificium”, que significa “hacer algo sagrado”,

Esta definición, la entiendo como un ritual, una ofrenda, una ceremonia y la acepto así.

Pero hay una interpretación más:

Un sacrificio es renunciar a algo valioso o precioso, a menudo con la intención de lograr un propósito u objetivo de mayor valor.

Si un sacrificio es renunciar a algo para conseguir un bien mayor, entonces seria mas  bien una inversión;  ¿no es así?

Si yo invierto para obtener algo, ¿quién seria la beneficiada? Yo misma.

Muchas veces me he planteado estas interrogantes, cuando he visto las “regalías” que se cobran por aquellos  “Sacrificios”,  que pueden mantener a una  persona tratando de saldar una deuda impagable.

Cuantas veces habré oído  frases como,  “lo soporto solo por mis hijos”, “me sacrifico para verte feliz”, “éste,  es el producto de toda una vida de sacrificio”.

Siempre en estas frases, hay una tremenda carga de victimización.

Donde hay una victima,  hay un victimario.

Yo entiendo que dar es un don, como todo don,  provoca en mi,  gratitud.

Si yo he decidido renunciar a algo,  para ver felices a mis hijos,  estoy haciendo una entrega de amor, con el fin de conseguir el placer, de ver felices a mis hijos. La felicidad es mía.

Entonces no pensaré en sacrifico, pensaré en entrega, con el poder del amor y el brillo de la gratitud.

A nadie tengo que cobrar nada, porque mi entrega fue voluntaria y la hice por un bien mayor.

Cuando lo que hago es una entrega de amor, genero mas amor, gratitud y contento.

Si por el contrario,  siento que estoy haciendo algo en contra de mi voluntad, genero resentimiento y dolor.

 El idioma castellano es tan vasto, que podría utilizar siempre la palabra perfecta, que abarque todo el significado de lo quiero expresar.

Y quizá lo haga, ya que mi Unihipili sabe exactamente la palabra correcta que defina mi sentir.

No está equivocado entonces,  si uso la palabra sacrifico,  cuando siento que he sido utilizada u obligada a hacer algo que no quería.

Pero acá viene una nueva pregunta.

¿Sabiendo que toda mi realidad la genero desde mis memorias, puedo ser utilizada u obligada?

¿No será mas bien,  que soy yo,  la que utilizo?

Si digo: “continúo en esta relación desastrosa,  solo por mis hijos”, estoy utilizando a mis hijos para justificar mi falta de valor, para poner un alto en una relación,  que es  toxica por donde se le mire.

“Me sacrifico por ti” tampoco es válido, si alguien me dice que se sacrifica por mí, le diré “no gracias, no quiero ser utilizada como excusa”.

La carga que se pone sobre los hombros de una persona, más aun, si es un niño, hablándole de sacrificios  es  muy  grande.

A mi , me gusta  la palabra y el contenido de la entrega, cuando pienso en ello me lleno de contento.

La entrega es voluntaria, humilde, auténtica y está llena de amor verdadero.

Los grandes hombres, los grandes maestros, los grandes héroes de la humanidad, se entregaron con tanto amor que dejaron un rastro imborrable.

Culturalmente, se nos educa con culpa, con deudas morales a quienes hicieron grandes sacrificios por nosotros.

Por estas fechas se despiertan todas las creencias que nos condicionan. Y tratamos de pagar deudas y sacrificios.

No te ha pasado que alguien con mucho cariño te hace un regalo, y tú,  lejos de sentirte bien, te incomodas por no tener uno para darle, como si ese acto espontaneo, fuera más una deuda que un regalo.

Aprender a recibir con humildad, es todo un logro.

Por favor, no quisiera que pienses que no hay gratitud en mi corazón, sin gratitud la soberbia se desbordaría.

Yo hablo,  de ser agradecido desde lo mas sublime,  desde el amor, no desde la culpa de alguien,  a quien se le hace una llave de judo emocional y se le obliga a pagar eternamente por algo que el no pidió.

Cuando tomo el cien por ciento de responsabilidad, se acaba la victimización.

Te preguntarás porque  repito  esto,  una y otra vez, lo hago porque a fuerza de leerlo, de ponerlo dentro de mi mente, llegará el día,  en que tomar la total responsabilidad no será algo que me fuerce a hacer,  sino mas bien que sucederá sin pensarlo.

Para que la practica del ho´oponopono sea cada vez mas intensa y efectiva,  es indispensable tomar el cien por ciento de responsabilidad.

Creo haber contestado a mis interrogantes, existen los grandes actos de entrega, no los grandes sacrificios.

 

Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias de culpa, todas mis  memorias de deudas materiales y morales para que tu las transmutes en Luz.

Haz crecer en mi corazón la gratitud verdadera y que mis palabras siempre sean para dar y bendecir.

 

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor perdóname

Te amo, 
Gracias


 

Ana María
 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”


 

 

 

LA IRA

Este tema normalmente es algo confuso, la ira es una reacción a un estimulo de peligro o de amenaza,  todo nuestro cuerpo se pone en alerta, segrega adrenalina y estamos listos para enfrentar el peligro.

Esto es un mecanismo natural y necesario siempre y cuando el peligro sea  real y eminente.

La ira está siempre ligada al miedo.

La confusión está  en que,   la mayoría de las veces la ira es utilizada en situaciones no reales de peligro.

En el libro “Un curso en milagros”, mencionan que la ira que utilizo normalmente, es la provocada por el sentimiento de culpa, al sentirme culpable, creo que voy a ser castigada, entonces veo el peligro de posibles ejecutores del castigo por todas partes y estoy en alerta y segregando adrenalina, lista para defenderme  y como Don Quijote, peleando con molinos imaginarios.

El filtro “mágico” es cuando tomo el cien por ciento de responsabilidad, porque lo que sea que este viviendo, lo estoy interpretando,  a través del marco de referencia de mis memorias.

Tomar el cien por ciento de responsabilidad hace la diferencia, al hacerlo dejo de juzgar, y dado que la responsabilidad es la capacidad de generar cambios,  eso es lo que hago: cambio mi emoción.

 Las emociones son algo totalmente sujeto a mi voluntad, yo elijo sentirlas, ahora tu me dirás. ¿ cómo no sentir ira si soy agredida?.

Lo primero seria,  dilucidar si realmente he sido agredida,  o si yo he interpretado  una acción como una agresión, recuerda que  lo que sea que estoy viviendo lo estoy activando desde mis memorias.

Alguna vez,  hemos hablado de la forma de expresar nuestra desaprobación con la frase “tu conducta me afecta”, en vez de la conocida “me has hecho molestar, gritar, enojarme …etc.”

Si algo me molesta, no tengo porque mostrar mi enfado de manera agresiva y violenta, quizá piense que al hacerlo ganaré seguridad, credibilidad y autoridad.

Pero no es así, todos esos valores no se ganan, se obtienen con trabajo y auto- indagación. Y lo mas probable,  si es que he trabajado conmigo misma,  es que no reaccione a falsos estímulos de peligro.

La forma como reaccionamos a un estimulo negativo esta ligada a nuestra condición interna.

“Somos más sinceros cuando estamos iracundos que cuando estamos tranquilos”.  Cicerón

 Para informar a otra persona que su conducta me afecta, lo mejor es utilizar un lenguaje sereno, sin levantar la voz, yo puedo hablar con mucha firmeza y no dejar de ser educada, no necesito,  levantar la voz, ni ofender;  es más, seguramente, en mi vocabulario ya no hay palabras hirientes, porque si he encontrado la armonía conmigo misma, ya no habrá agresividad en ningún aspecto de mi vida.

 

En el día a día,  existen muchas situaciones que son  estresores  naturales, sólo depende de mi , el debatir con ellos.

 Si me lleno de actividades más allá de mis posibilidades seguramente terminaré estresada.

 Muchas veces cuando entro a debatir internamente,  me doy cuenta que lo que quiero hacer en el momento, no tiene carácter de urgencia, lo puedo derivar a otro momento en que tenga mas disponibilidad de tiempo.

 La presión siempre la pongo yo.

 Si se trata de entregar un trabajo, lo comienzo cuanto antes,  siempre me doy un margen extra, trato de no dejar las cosas  para ultimo momento.

 Programo por escrito mis actividades, no hay nada que favorezca más el aprendizaje que escribir; poner nuestra ideas,  planes y pensamientos,  por escrito, hace que se ordenen y que podamos verlas a distancia.

 En otro articulo tratare también sobre  la importancia de escribir los sueños.

 Pero sigamos con la Ira;

¿cuántas veces hemos escuchado la frase “controlar la ira”?, ¿se puede hacer eso?

 No, la ira no se controla, solo cambia de dirección , hacia dentro o hacia fuera.

 Si soy una persona iracunda, tengo dos opciones, explotar o implosionar.

 Si, es cierto,  si no la dirijo fuera de mi, la traigo dentro de mi y me daño internamente.

 También  puedo “controlar” mi ira y aparentar ser una persona dulce y callada… con ulcera, artritis, dolor de cabeza constante, etc.

 Eso no quiere decir que quienes explotan su ira hacia fuera sean mas saludables, no. Lo que sale hacia fuera es solamente la punta del iceberg, el resto esta también esta dañando por dentro.

 ¿Qué hacer?

 No llegar a  la ira, a no ser que exista una situación de peligro real.

 Para no llegar a la ira, he aprendido a tomar el cien por ciento de responsabilidad, y al hacerlo me perdono y entrego.

 Yo se que este proceso toma su tiempo, pero como dice Lao Tse:

“El viaje de mil leguas, comienza por un paso”

 La ira es parte de mi, vino conmigo como una programación genética para defenderme del peligro. No la rechazo, la acojo y le agradezco.

Al hacerlo pongo en practica el principio

“A lo que me resisto, persiste. Lo que acepto se transmuta”

Recordaré siempre que la ira, el miedo y la culpa son inseparables y que superando alguno de ellos, supero a los tres.

 Que la ira innecesaria,  se transmute en algo parecido  a  la flor  loto que encabeza este articulo y que escogí especialmente,  para que su imagen nos recuerde, lo que es la serenidad.

 Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias que activan en mi, la ira innecesaria para que Tu las transmutes en luz.

Dame la serenidad el contento y la tolerancia que necesito en mi vida.

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor perdóname

Te amo, 
Gracias


 

Ana María
 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”


Conduciendo en la Ciudad

Hoy he decidido no hacer mas comentarios negativos sobre el transito, como tu también lo habrás notado, es el comentario obligado en cada reunión y lo único que hacemos al repetirlo una y otra vez es  fortalecer y acrecentar el problema.

“Allí donde va mi atención, va mi energía”

Hoy he decidido agradecer por tener una movilidad propia, y si no la tuviera agradecería por poder movilizarme de un lugar a otro.

Manejar en la ciudad es como conducir nuestra vida, ¿cuantas veces nos enfocamos solo en lo negativo?

Nos quejamos por todo, nada es suficiente y la critica está a flor de piel.

Cuando algo me incomoda, he aprendido a preguntarme. ¿ que hay dentro de mi que estoy viviendo esto como algo negativo?, porque si el trafico,  tanto como  la bulla que hacen mis nietos, el comportamiento de mis hijos o los comentarios de mi marido me molestan, es porque el problema no esta afuera. Esta dentro de mi.

El conflicto siempre está en  mi interior.

Entonces hoy decidí que habrá gratitud en vez de critica. Gracias por el sol, gracias por la bulla, gracias por las flores, gracias por equivocarme, gracias por pensar, gracias por darme cuenta:

¡ GRACIAS POR VIVIR ¡

Acá,  a continuación va  un link, se trata de un dibujo animado muy antiguo de Walt Disney, “Goofy al volante”.

http://www.youtube.com/watch?v=dX94usHYYqw

Lo recordé hoy,  cuando después de haber hecho mis oraciones de la mañana, salí muy relajada y espiritual, para encontrarme con las calles por donde paso normalmente, totalmente congestionadas, la hora pasaba y se me hacia tarde para reunirme con una amiga para tomar un café, ¡y de pronto!, la gordita pacifica y espiritual,  se convirtió en una guerrera vikinga que quería bajarse del carro y cortar cabezas.

En ese momento pude VER,  me  detuve para hacerme  la pregunta de rigor ¿qué está pasando en mí, que estoy viviendo esta situación?.

 La sola pregunta y el tomar la responsabilidad me volvió a la calma.

 ¡Estaba con pataleta!, porque las cosas no salieron como yo quería. Volví a tener tres años y me comporté,  intolerante y demandante.

Fueron   dos minutos,  no más, pero fueron suficiente para recordarme que no deseo vivir en ese estado nunca más. 

 Gracias a esta herramienta maravillosa del ho´oponopono y la disciplina de tanto tiempo: me perdoné, y retomé la serenidad. Llegué diez minutos mas tarde pero muy contenta conmigo misma.

Mi cuello estaba relajado, sentía mi corazón henchido de alegría y disfruté la reunión al máximo.

No hay mejor estado, que el de la gratitud, la serenidad y el contento. Y  eso solo depende de mi elección.

Puedo elegir engancharme en la inmadurez o tomar el camino de la tranquilidad. Los dos caminos están disponibles y solo depende de mi decisión.

No  le puedo cargar a nadie,  ni a nada por mi  estado de animo.

Yo decido molestarme, resentirme, competir o quejarme, entonces viviré con lo que yo escoja.

No puedo dejar de pensar, pero si puedo cambiar el contenido de mis pensamientos.

Pero: ¿ cómo es que llegamos a vivir en  paz?.

El primer paso a una vida en paz, es la aceptación. Aceptar que las cosas no saldrán como yo quiero, pueden salir mejores, peores o simplemente diferentes.

Aceptar que habrán situaciones con las que yo sola no podré lidiar, es entonces, (y siempre) que recuerdo que tengo un socio vitalicio y todopoderoso, es aquel que mantiene la tierra dando vueltas, el sol suspendido en el firmamento y el día y la noche sucediendo desde siempre.

¿Porqué,  si  El puede hacer todo eso, no va poder con mi pequeño, domestico e insignificante problema?

Acá viene el segundo paso; La entrega

Entrego lo que sea que me esta molestando a este poder, energía, orden, universo, Divinidad: EL

Esta sensibilidad con algo superior a mí, es cuestión de sintonía. Si igualo mi frecuencia interna con la frecuencia de Lo Superior, allí está, allí lo veo , lo escucho, lo conozco.

Hasta el día que entienda,  que El es mi energía vital y eso me hace invencible.

”El agua no horada la piedra por su peso, sino por su constancia” GB

 

Se lo entrego todo a El y me relajo, ya está en buenas manos, por eso cuando termino diciendo ¡Y así se ha hecho!
, estoy diciendo ya esta en tus manos a mi ahora me corresponde seguir con la acción, el resultado siempre es y será tuyo.

Hay algo que es muy importante; en el universo existe la ley de causa y efecto, a una acción corresponde una reacción igual y de sentido contrario: Karma

Pero esta ley no funciona cuando la entrega ha sido verdadera, ya no acumulo karma, porque ¿recuerdas?; Ya no soy yo, el hacedor es EL.

 

Gracias por permitirme compartir contigo estas experiencias, gracias por haber aprendido a observarme y contrastarme. Gracias.

Nada es tan importante que merezca perder la serenidad.

Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias de urgencia, apuro y descontrol,  para que Tú las transmutes en luz..

Que la serenidad este presente a cada momento en mi vida

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor perdóname

Te amo, 
Gracias


 

Ana María
 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”


Bajando la velocidad

Diciembre por costumbre y no por otra razón, es mes de correrías, apuro, ansiedad y velocidad mental.

Hoy es un día igual que ayer, este mes será igual al mes de Enero, y lo cierto es que,  cada minuto vivido en presente es Vida verdadera.

La velocidad con la que pienso y quiero hacer todo a la vez, la velocidad con la que deseo tenerlo todo y hacerlo todo, es la forma como puedo perder lo mas valioso que tengo: PAZ

Cada día conozco a mas personas que han decidido vivir Diciembre en paz, sin correerías, sin gastos innecesarios, sin regalos obligados y poco prácticos.

En nuestro país,  es tan hermosa la llegada de esta época, cuando el invierno se ha ido, comienza el ambiente festivo de los niños que inician sus vacaciones, nosotros los peruanos somos bulliciosos y alegres y parece que siempre estuviéramos celebrando algo.

Hace un tiempo mi esposo trabajo con un empresario Hindú, y cuando le preguntó que le había gustado mas del Perú, él contesto: que ustedes siempre están sonrientes.

Y eso es cierto, sonreímos mucho, somos amables y cariñosos. Si no es eso   lo que ves a tu alrededor , es porque  hay memorias opacando así que:     ¡ hay que seguir limpiando ¡ 

 Bueno volvamos a la velocidad, ¿cómo bajo la velocidad?, simple, muy simple, observo mi respiración, eso es suficiente para calmar mis revoluciones.

Si quiero mas calma aun y dar una mirada desapegada, me observo, observo mis pensamientos, observo mis emociones y de pronto: ESTOY UNIDA.

Si puedo observar mi cuerpo, eso quiere decir que no soy el cuerpo. Si puedo observar mis pensamientos, eso quiere decir que no soy los pensamientos. Si puedo observar mis emociones, eso quiere decir que no soy las emociones.

¡ Soy el observador ¡ inafectado, sereno, solo observo en calma constante y absoluta y al hacerlo me uno a La Fuente.

Que alivio, estoy segura que con solo leer este párrafo, ya estas en calma.

¿Cuántas veces al día puedo hacer ésta practica?, eso ya depende de cada uno.

Es bueno saber que existen tres cualidades que están presentes en todo lo existente, y ellas son: la bondad, la pasión y la ignorancia.

Ellas están presentes siempre, mezcladas o alternándose.

 Mientras la bondad  que  es  ” la Inclinación natural hacia el bien”  prevalece, me lleno de amor, de humildad, me siento atraída a buscar la verdad, a desapegarme, en calma.

Cuando la pasión prevalece, pasión viene del latín: “patior”, que significa sufrir o sentir. Es cuando las emociones son a pesar de uno , mas allá de la voluntad, emociones como  la rabia se convierten en mi motor, quiero todo rápido, soy intolerante, apurada, exagerada.

 

Cuando  la ignorancia  o “ausencia de conocimiento” es la que  prevalece, me paralizo, retrocedo, entonces el odio, la pereza y la envidia,  la avaricia, la gula, la soberbia y la lujuria,  son mis compañeras.

Pero no me angustio ni me desanimo, hasta los santos y los lideres espirituales han tenido que superar  en algún momento, estas características.

Una vez más  recuerdo que mi valor es la existencia, valgo porque existo y soy un ser humano falible, por lo tanto tengo estas características y depende de mí, que  las características bondadosas prevalezcan sobre las pasionales y las de la ignorancia.

Me calmo, vuelvo a la proporción, nadie me apura, no estoy obligada a hacer esto o aquello.

Toda la presión o el apuro vienen de mi interior: No es afuera, es adentro.

Diciembre es un buen momento, si logro bajar mi velocidad mental, si trato de ubicarme en mi observador, sentir la unidad y disfrutar de la calma: Habré dado un paso importante.

Los regalos no son una obligación, regalo significa “expresión de amor”, ninguna fecha es mas importante que otra para expresar y vivir el  amor.

Si deseo hacer un regalo lo hago desde mi corazón, si recibo un regalo lo hago con gratitud y humildad. Nada justifica perder la calma, porque entonces ya no seria una expresión de amor.

 

Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias de presión social para que Tú,  las transmutes en luz.

Permite que en mí, prevalezca la humildad, tanto al dar como al recibir y que la calma se instale en mi vida.

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor perdóname

Te amo, Gracias


 

Ana María
 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”


Compararse, Contrastarse y Competir

¿Cuál es la diferencia entre comparase y contrastarse?

La comparación es el inicio de la envidia, y la envidia solo trae sufrimiento.

Para compararme me separo y compito con alguien más,  de esa competencia puedo salir ganando o perdiendo. Como ganancia es efímera, no llena mi espíritu.

El contrastarme es lo saludable, me uno , me auto-indago y me mejoro, es sólo conmigo y siempre salgo ganando, porque es un aprendizaje.

La competencia sana,  es deportiva, y aunque parece un cliché, la verdad es que “lo importante es competir”, cuando se trata de probar y mejorar mis habilidades.

Competimos en el deporte, en obtener un puesto de trabajo, en conseguir la cuenta de un cliente, etc.

La competencia, si está precedida por el contraste conmigo misma, el resultado será siempre satisfactorio, porque aprenderé de la experiencia, ya sea que gane o pierda.

En cambio, la comparación parte desde la inseguridad y el miedo. Quiero demostrar algo de mi, quiero ser aceptada por lo que tengo, por lo que hago, por mi familia, mi apellido, etc.

Cada vez que está en mi intención demostrar, estoy compitiendo, envidiando y desgastándome.

Todos tenemos ancestros,  podrían ser de abolengo, tristes mendigos, algunos grandes gobernantes, políticos, como también criminales, estafadores y malandrines.

¿De qué podemos presumir?

De nada, ni siquiera de la inteligencia y la belleza actual, porque todo eso es herencia genética, y como la herencia es impredecible, entonces  puede ser,  que  junto con mi belleza también heredé,  la memoria de algún antepasado leproso y otro estafador y esas memorias duermen en mi, puede que no despierten nunca,  pero también puede ser que alguien o algo las active; por eso mejor limpio, limpio. limpio…

Impactante, pero cierto.

Humildad, humildad, humildad, verdadera y constante. Mi valor y el tuyo es la existencia.

Valgo porque existo. Y como ser humano soy falible, tengo errores, pero también soy capáz de mejorarme, de cambiarme y de aceptarme.

Soy única, y como dice Osho:

Dios sólo crea originales; no crea copias.

Ya es algo cultural resaltar lo bueno de alguien o  de algo,  por medio de la comparación, entonces una y otra vez tenemos coexistiendo, el  elogio y la critica.

Nuevamente volvemos al uso del lenguaje, le puedo decir a mi hijo: “haz mejorado notalmente tus calificaciones”, en lugar de “sacaste mejores notas que tus compañeros”

En el primero hay contraste, en lo segundo comparación.

El usar la primera persona en nuestro lenguaje cotidiano, puede parecer egocéntrico, sin embargo en la practica y el uso del ho´oponopono, es una forma de recordarme,  que todo comienza en mi y termina en mi.

Alguna vez, Billy mi muy querido amigo, que lleva mas de cuarenta  años, en una practica espiritual constante,  me dijo: “ Ana María, la verdad es solo hay un Yo,  existiendo en una ” soledad absoluta” ” , el termino soledad no en el sentido mental sino mas bien el UNO sin segundo.

Esa,  es la realidad que aun no descubrimos.

Bueno,  en este  momento, y hasta que lo experimentemos,  todo esto,  no deja de ser teoría, lo que necesito es aclararme para el aquí y ahora:

¿Cómo hago en la práctica diaria, en un mundo competitivo, para no competir?

La competencia, es mental. Yo me contrasto, me mejoro a mi mismo, empleo mis conocimientos, habilidades y doy lo mejor de mi.

Esa es mi actitud en todo lo que haga, ya sea en una competencia deportiva, en una campaña publicitaria, en una entrevista de trabajo o en el trato con mi familia. fluyo, no demuestro, simplemente SOY.

Cuando estoy en coherencia y lo que digo , lo que pienso y lo que hago van en una solo dirección, todo fluye.

Aprenderé a contrastarme, sacar lo mejor de mi y perdonarme por mis errores, y corregirlos

Si me descubro envidiando y comparándome, me detendré para agradecer a La Divinidad por sus bendiciones y aceptarme como un ser único.

 

 Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego todas mis memorias de comparación y envidia para que tu las transmutes en luz de auto-aceptación.

Que tu luz sea mi guía, para continuar en el camino de mejorarme a mi misma.

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor perdóname

Te amo
 Gracias


 

Ana María
 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”


 

 

 

Experimentando la Unidad

Encontrar la unidad en la diversidad es una tarea que puede darnos la felicidad más grande.

Cuando vamos eliminando diferencias, encontrando coincidencias y esforzándonos para sentirnos  parte de un todo. Nos acercamos a ella.

Sabemos que si nos cortamos un dedo del pie, nuestros ojos lloran, hay una unidad  tal, que si algo afecta una mínima parte de nuestro cuerpo, se siente un malestar general.

Entonces porque seria diferente en la humanidad,  a la que pertenecemos, es más, somos una parte del  universo todo.

Yo no estoy separada de ti, y tu no lo estás de mi.

Sólo me separo  y me alejo, cuando juzgo, para bien o para mal. Si juzgo: estoy separada.

Cuando tomo el cien por ciento de la responsabilidad vuelvo  a estar cerca de esa  unidad, porque reconozco que sea lo que sea que estoy experimentando, lo estoy generando YO.

Es un camino largo pero lleno de satisfacciones, sentirme unida, es como un chispazo, un instante,  pero es suficiente para querer tener esa experiencia,  una y otra vez.

Solo cuando la haz experimentado,  la entiendes. Y  no se puede transmitir con palabras.

“Sería muy poco feliz si pudiera decir hasta qué punto lo soy”.

William Shakespeare

 No estamos en unidad siempre, es por momentos, pero al estar atentos y hacernos cien por ciento responsables, tarde o temprano tendremos la experiencia continua.

Recuerda la frase “Frecuencia y alcance”, si nos mantenemos intentándolo tarde o temprano alcanzaremos la meta.

Una forma muy fácil de darme cuenta cuán separada puedo estar, y  es atendiendo a mis palabras. Las palabras dicen mil veces mas que su significado.

El miedo, la rabia, la desconfianza, tanto como  la paz y el contento, están mostrándose en cada una de mis palabras. 

Yo solo puedo hablar de mi propia experiencia, es la única que conozco. En mis palabras se traduce lo que yo experimento por dentro.

 Mientras más violento y critico sea mi lenguaje, más de eso esta sucediendo dentro de mi.

Te darás cuenta como las quejas y las criticas suenan como notas disonantes a tu oído.

 No las rechaces, recuerda que si lo puedes reconocer, es por que aun vive en tu memoria.

A veces sucede, que estas situaciones se nos muestran cuando ya están listas para terminar con la limpieza.

Practicar el H´oponopono nos da lucidez, entonces podemos VER con claridad, pero sobre todo con humildad, ya que aquello que vemos nunca esta fuera, siempre esta dentro de nosotros.

Entonces con este aprendizaje, seré tolerante,  conmigo y contigo, pero no permisiva, estoy acá para limpiar y eso es lo que hago y seguiré haciendo.

 Los desacuerdos, son pasajeros, los disgustos también lo son, pero lo que nosotros somos es existencia pura y eterna; allí radica nuestra unidad.

Dios es perfecto, tu y yo somos sus instrumentos, pero, no te equivoques: Todos lo somos, desde el ser mas primitivo hasta el mas iluminado.

 “Dios no juega a los dados con el hombre”              Albert Einstein

 Este tema de la unidad puede parecer como lejano, y lo será mientras no   intentemos experimentarlo,  eso si,  si algo te puedo asegurar es que no hay estado más maravilloso que sentirte unido.

La existencia  es una sola, está en mí, en ti , en la tierra y en las estrellas.

Seamos UNO.

 

Divino Creador, Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno. Te entrego mis memorias de critica, rigidez y perfeccionismo para que tu las transmutes en luz.

Dame la flexibilidad y la humildad, pero también la firmeza para seguir trabajando conmigo misma.

Déjame experimentar la UNIDAD. 

¡Y así se ha hecho!

Lo siento, por favor perdóname

Te amo
Gracias


 

Ana María
 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”


 


 

Control y Manejo

En  medio de mi búsqueda constante, asistí en los años 80,  a los cursos y seminarios que se dictaron sobre  Control Mental. Fue bueno para mi en esa etapa de mi aprendizaje.

Como dice  Joe Vitale , en su libro “Cero Limites” , comenzamos como victimas, continuamos como hacedores (Controladores) y  con suerte, terminamos como servidores o instrumentos de Lo Divino,  en donde el principio “ Que se haga Tu voluntad y no la mía”, es lo cotidiano.

Por aquella época, yo aun pensaba que lo mejor para mi era tener el control.

Controlar la mente, ¡que cosa tan difícil!, en la India a la mente la representan como  una serpiente, porque la serpiente no avanza derecho sino que lo hace de costado, así es la mente, siempre engañosa.

 Y ya depende de nosotros,  que ella sea nuestro instrumento para la liberación o nuestra carcelera.

Cuenta la leyenda,  que existía un rey que tenia un sirviente que le atendía en todas sus necesidades, pero cuando quedaba ocioso amenazaba con matarlo, entonces el rey ideó un método;  cada vez que no tenia un encargo para ese sirviente,  lo mandaba a subir y bajar la misma escalera hasta que el lo volviera a necesitar.

La mente,  es ese sirviente y el “Te amo, gracias” son la escaleras que lo mantendrán ocupado.

El principio Huna que dice,  “a lo que me resisto persiste, lo que acepto se transmuta”, trata de la no resistencia y la aceptación.

Cuando quiero controlar algo  o a alguien, es resistirme.

 Es como tener una lucha cuerpo a cuerpo para ver quien tiene el poder.

 En esta lucha siempre habrá un ganador y un perdedor, y muchas veces dos perdedores.

En Ho´oponopono no hay lucha, no vamos en contra de nada. Simplemente lo aceptamos y como también aceptamos que no tenemos el poder para manejarlo, se lo entregamos a Lo Divino para que lo transmute en luz.

Así todo es ganancia, solo hay luz, entendimiento y claridad.

¿Cual es la diferencia entre manejo y control?

Como ya lo dije antes,  el control es lucha de poder, el manejo puede ser reorientación, negociación y finalmente si aceptamos nuestra incapacidad para manejarlo y se lo entregamos a lo Divino: Transmutación.

La base del control es el miedo y el miedo es la falta de fe. Cuando soy controladora, estoy atrapada, asustada y a la vez quito la libertad a lo que controlo.

Según Morrnah;

“El Ho´oponopono es un regalo profundo que permite desarrollar una relación de trabajo con la Divinidad que hay dentro, y aprender a entregar en cada momento, nuestros errores en el pensamiento, palabra, obra o acción, para ser limpiados.  El proceso es esencialmente acerca de la libertad y la completa liberación del pasado.”

 

Son mis memorias las que condicionan mi relación con mi mundo exterior, si mis memorias son de ira, mi forma de mirar la vida será así, habrá violencia en mi mirada, en mi trato con las personas y en la relación conmigo misma.

Liberar el pasado significa dejar atrás el lastre de las memorias negativas que me condicionan,  y es en esas memorias que esta la semilla del control.

Controlo para sentirme necesaria, controlo para someter, controlo porque temo.

La entrega es lo contrario al control, y en esa entrega encuentro la paz. Gracias a la inspiración Divina también encontrare como ir manejando mis emociones y las diversas situaciones que me toquen vivir.

Físicamente hay un relajamiento de mi cuello y mi espalda, dejo de apretar las mandíbulas y mi sueño es placentero.

La actitud controladora es agotadora.

Hoy elijo entregarlo todo y quedar en PAZ.

 

Divino Creador Padre, Madre, hijo, los tres unidos como solo Uno, te entrego todas mis memorias de temor, de duda, de traición y soledad, para que Tu las transmutes en luz.

Tu eres el Divino conductor, conduce mi vida porque tu sabes que es lo mejor para mi, y que siempre se haga Tu voluntad y no la mía.

¡Y así se ha hecho!

Te amo

Gracias

Ana María

 


Aloha  Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”