KALA: El Tiempo

Kala es el nombre sánscrito para el Tiempo, y el tiempo es considerado
por los vedas como “El cuerpo de Dios”.

Según el diccionario, el tiempo se describe como:
“Dimensión física que representa la sucesión de estados por los que pasa
la materia.
Ejemplo: “no hay espacio ni tiempo fuera del límite de tu universo; el
tiempo transcurre inexorablemente”.

En esta descripción del diccionario, está muy claro que el tiempo es una
medida del mundo físico, sólo rige la materia y lo material; lo espiritual es
eterno.

Lo eterno no tiene principio ni fin y tampoco tiene variación.
Liberado de lo “físico” nuestro espíritu viviría en el “no tiempo”.

Mientras estemos encarnados estamos sujetos al tiempo, a la rueda
interminable de acontecimientos de los cuales cada quien es responsable
debido a las memorias que activamos y utilizamos.

Para quienes hemos tenido la bendición de encontrar esa herramienta de vida
llamada Ho´oponopono, sabemos que es nuestro trabajo aprender a utilizar
debidamente nuestras memorias y tratar de crear una realidad en armonía.

Pasado, presente y futuro son una forma de medida.
(Sobre esto, hace poco vi una película muy interesante que se llama “Lucy”, con
Scarlett Johanson, te la recomiendo).

Es con el tiempo que medimos nuestra vida, pero también es interesante
saber que podemos usarlo a nuestro favor.

¿El tiempo lo cura todo?

Cuando pasamos épocas de prueba, el dolor nos ciega y la verdad queda
oculta, cuando el dolor pasa podemos reconocer lo verdadero, dejar de lado el
rencor, el orgullo y la rabia y permitir que el amor repare todo lo afectado.
Entonces es uno mismo quien cura sus propias heridas, pero es el tiempo
quien ayuda en esa curación.

Es también con el paso del tiempo que podré ver los acontecimientos del
pasado y ponerlos en su justa dimensión, siempre y cuando esos
acontecimientos los haya dejado en el pasado, porque si me dedico a
revivirlos una y otra vez, siempre se mantendrán en el presente.

Hay una ley en el mundo material que dice, el Nombre y la Forma, significan
Presencia.

¿Qué quiere decir esto? el nombre es el pensamiento que evoca un hecho o
una cosa, la forma es la imagen mental, juntos crean la presencia en mi
realidad.

Por ejemplo si yo repito una y otra vez mi historia de sufrimiento, con mi
pensamiento estoy atrayendo ese sufrimiento en su forma real o exagerada
según sea mi carga emocional, y juntos vivo en presente lo que sucedió un
tiempo atrás. ¿No te parece eso algo IRRACIONAL?

Cuento, repito, sufro, exagero y creo nuevamente el sufrimiento. Utilizo el
tiempo en forma negativa.

Pero si por el contrario dejo que los acontecimientos dolorosos se queden en el
pasado, en algún momento los podré recordar sin dolor o como una
experiencia de la cual aprendí algo positivo.
El pasado sólo es bueno tomarlo como un libro de consulta, no como un
elemento al que reviviré una y otra vez.

En las últimas semanas estoy trabajando mucho conmigo misma, son tiempos
muy intensos los que estamos viviendo, no creas que sólo tú estás pasando
por momentos difíciles, este cambio de era nos atañe a todos y cada ser en el
mundo está viviendo su propia purificación.

¿Cómo nos purificamos? Igual como el joyero purifica el oro con el que hace
sus joyas, lo funde en el crisol, lo golpea y le da forma para finalmente pulirlo y
crear una belleza.

Así, tú, yo y todos en la humanidad estamos en las manos del Divino Joyero
que está purificándonos para dejarnos listos para vivir la nueva era en la quinta
dimensión que es la dimensión del amor.

Todo lo que ves a tu alrededor no es más que el reflejo de lo que está sucediendo
en tu interior.

Hoy he querido hablarte sobre el tiempo, porque es nuestro compañero
constante, pero también puede ser una herramienta que trabaje en nuestro
favor.

¿Cómo?

Viviendo el aqui y el ahora, el presente. Cuando vivimos en el presente son
muchas las ventajas que disfrutamos.
Pregúntate, aqui y ahora ¿tengo alguna necesidad? ¿corro algún peligro?¿Me
falta el alimento? ¿No tengo dónde cobijarme?

Lo más probable es que ninguna de estas preguntas tengan un “SÍ” como
respuesta, todo lo que trae sufrimiento son los apegos al pasado o los miedos
o deseos del futuro, el presente es el tiempo ideal.

Deseo de todo corazón que juntos aprendamos a vivir en el presente y que
Kala, el tiempo, nos regale con la sabiduría de bien utilizarlo.

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te
entrego mi pasado, mi presente y mi futuro para que Tú, lo llenes de luz.

Enséñame a utilizar el tiempo para hacerme más sabia y más serena.
Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria



Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


SÓLO HAY QUE DECIRLAS

Siempre quedamos asombrados por la rapidez con la que conseguimos tener paz en Ho´oponopono.

Tú y yo, no somos los primeros en preguntarnos:
¿qué es lo qué lo hace tan efectivo?

A comienzo del siglo veinte, Max Freedon Long, un filósofo e investigador norteamericano, se hizo la misma pregunta y viajó a Hawaii buscando la respuesta.

Pero al tratar de conseguir la información de los nativos se dio cuenta que, no sólo no existía ninguna información escrita sino que el “secreto” estaba muy bien guardado.

Pudo saber que los primeros habitantes que llegaron a Hawaii, venían de la India y de Egipto y que llegaron llevando consigo un compendio de conocimientos sobre todos los aspectos de la vida, dentro de este compendio existía la práctica del Ho´oponopono, que utilizaban únicamente cuando se necesitaba solucionar conflictos entre las personas, ya fueran individuales o grupales.

Después de cuatro años de investigación regresó a su país sin una respuesta concreta pero, algo había cambiado en él, repetía muchas de las palabras hawaianas aprendidas, tratando de encontrar su significado y el resultado fue que pocos meses después despertó en medio de la noche con la respuesta:
¡Las palabras, el secreto estaba en las palabras!

El gran poder de la palabra es lo que hace que al repetirlas encontremos PAZ.

En mi caso recibí el mismo mensaje, estando en Hawaii para un seminario de Ho´oponopono, le comenté a la instructora, que yo trataba de sentir amor por cada persona que venía a mi consulta y ella me contestó, “No sientas nada sólo dilo”.
Su respuesta me sorprendió pero cuando fui entendiendo mejor lo que son las memorias entendí el por qué.

Nuestros sentimientos son el producto de las emociones primarias combinadas con nuestras memorias. Es así como todas están dentro de nuestro subconsciente y las emociones primitivas como el miedo y la ira estarán siempre presentes.

Entonces sucede un fenómeno muy común, queremos tener fe e inmediatamente se activa también la duda, es como si una “jalara” a la otra.

Cuando queremos perdonarnos, inmediatamente activamos nuestra culpa, o si queremos amar a quien consideramos nuestro enemigo, el rencor o el miedo que sentimos se despierta nuevamente.
Con estos ejemplos quiero hacerte ver que las memorias no vienen de una en una. ¡Son un conjunto de memorias que se activan cada vez!
Entonces cuando utilizamos las palabras del Ho´oponopono sin tratar de cargarlas con emoción, las pronunciamos y éstas activan energías puras y auténticas.

Nada es más simple y más efectivo.

Cada vez que los remordimientos (inútiles por cierto) se activan en mi pensamiento, sólo tengo que repetir “Me perdono”, sólo con la palabra, sin querer sentir el perdón, porque entonces activaré los remordimientos.

En esta parte creo que es bueno recordar, que el perdonar siempre es hacia uno mismo.
Por más ofendido que creas que hayas sido, en tu diálogo interno siempre habrá un cuestionamiento hacia ti.
(…)Si pienso que mi padre no me amaba y creo que tengo que perdonarlo a él, estoy equivocada, porque las preguntas que surgen son “Por qué yo no era suficiente para que él me amara” o “por qué no conseguí hacerme amar”… ¿hacia dónde debe ir el perdón?…, ya sea en un maltrato, una infidelidad o cualquier otro caso, la palabra es “Me perdono”, cuando conseguimos perdonarnos, ya no existe conflicto con nadie.

Cuando utilizamos el “Te amo, gracias”, es igual, no tratemos de sentir el amor que conocemos que siempre es limitado y condicionado.
Si sólo repetimos “Te amo, gracias” sin emoción, lo que sucede es que llamamos al amor universal y éste se presenta inmediatamente en todo su esplendor y su pureza, aun si nuestros sentidos no pueden verlo, este amor está purificándolo todo y es por eso que sus efectos son sorprendentes.

Es una forma de entrega, porque al pronunciar las palabras, sin emoción, estamos dejando el control, no estamos tratando de conseguir algo y tratando que otra persona haga esto o aquello.
Simplemente estamos diciendo “Te amo, gracias” y entregando a esta energía universal lo que sea que nos afecta para que finalmente suceda lo que es mejor.

Es una disciplina saludable y que va precedida por una elección consciente.
Nada es más elevado que la entrega y en cada entrega vamos iluminándonos.

El único ser que hace uso de la palabra es el ser humano, y con eso se nos ha dotado de un poder infinito, el poder crear con la palabra.

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te entrego todas mis memorias de control para que Tú, las transmutes en luz.

Enséñame a utilizar mi palabra para crear una realidad de paz.

Y Asi se ha hecho

Lo siento, por favor perdóname

Te amo, Gracias

Ana Maria
Aloha Ke Akua
“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”

LA MANIPULACIÓN

“Sólo puede ser manipulado, un manipulador”

Según el diccionario: La manipulación, se produce cuando un individuo o
grupo de individuos ejercen una tentativa de toma de control del comportamiento
de una persona o de un grupo, utilizando técnicas de persuasión o de
sugestión
Se refiere a un amplio rango de tácticas psicológicas capaces de subvertir el
control de un individuo sobre su propio pensamiento, comportamiento,
emociones o decisiones.

Para mí, la manipulación es un engaño compartido. Para que pueda existir una
manipulación emocional son necesarias dos personas ejerciendo sus roles de
víctima – culpable.

En Ho´oponopono comenzamos por reconocer que nosotros somos cien por
cien responsables de todo lo que está en nuestra realidad, por lo tanto no
somos víctimas.
Las cosas de la vida no nos suceden como si fueramos seres estáticos y
desvalídos a quienes se les envía desde lo alto rayos castigadores. ¡NO!

Al reconocer nuestro cien por cien de responsabilidad, aceptamos que las
memorias que tenemos activas son como magnetos que atraen situaciones
afines a esas memorias. Entonces ya no hay lugar para la victimización.

Si mi estado es de constante queja y dependencia, estoy en estado de víctima,
y para sentirnos víctimas tenemos que conseguirnos un victimario.

Ese victimario se siente culpable y trata de tapar su culpa y al querer hacerlo
también se siente una víctima de la culpa. Es un círculo vicioso.

En cambio cuando hemos tomado el cien por cien de responsabilidad,
podemos reconocer que hemos cometido errores los cuales habrá que reparar,
pero también eso se hará con responsabilidad y no con culpa.

La manipulación entre las personas estará presente siempre que ambas no
sean honestas. Una tratará de conseguir beneficios que no pide directamente,
y la otra tratará de calmar su culpa sin ninguna intención de reparar,
simplemente acallar.

A muy temprana edad escuchamos términos como “ya me hiciste molestar”, en
lugar de “eso que haz hecho me molesta”.

Crecemos disculpándonos por nuestras faltas, respaldándonos en “la falta de
tiempo”, “lo infelices que fuimos en nuestra niñez” o “lo mal que funciona tal o
cual servicio”… las excusas son interminables y todo va orientado a no tomar la
propia responsabilidad.

Si llegamos tarde a algún lugar, lo correcto sería decir: “perdona por la
tardanza”, no más. Ya que el hecho real es que llegamos tarde y eso afectó a
alguien, si luego se nos pregunta el por qué de la tardanza, podremos dar
alguna explicación, pero si llegamos diciendo, “es que el tráfico”, o “me dolía la
cabeza”, o “mi padre se enfermó”, etc.

No estamos aceptando la responsabilidad, ya que se la estamos dejando a
cualquiera de las excusas que estamos dando.

Si entre los miembros de una pareja, hay manipulación, nunca tendrán un
diálogo veraz, ¿cuántas veces hemos escuchado a alguien que amenaza?: “si
me dejas, me mato”, si esa sentencia es recibida por alguien culposo, se
quedará atrapado en una relación sin amor.

Generalmente las amenazas son manipulación, pero sin nos afectan es que
estamos en la misma frecuencia.
Recuerda que sólo puede ser manipulado un manipulador.

Es importante entender que tomar el cien por cien de responsabilidad no nos
hace indolentes, nos hace veraces y auténticos. Pero la veracidad debe ser
ejercida con criterio, no hay necesidad de ser brutalmente honestos.

Muchas veces será necesario callar, si el decir la verdad puede causar dolor o
perjuicio innecesario, a una o más personas.

Siendo veraces y directos con criterio, es como tendremos en nuestra vida la
verdadera compasión que es un sentimiento auténtico y que nos une.

Entre amigos puede existir la manipulación, cuando aparecen re-sentimientos.
“Si yo no te llamo o te busco, tú no lo haces”¡!

¿Cuál es el conflicto?, si quiero saber de alguien o verlo, yo lo busco pero no
entro en el juego manipulador de quedarse en estado de víctima esperando “a
que me llame”.

Hay la manipulación religiosa, en donde el “pecador “ tendrá que enfrentar el
fuego eterno.

Dios es amor y su amor es infinitamente más grande que el amor de una
madre, y por ventura ¿te puedes imaginar a una madre mandando al fuego
eterno a su hijo por cometer un error por más grande que éste sea?

Siempre tendremos oportunidad de reparar los errores, pero también es
importante estar conscientes que existe una ley de causa y efecto, recibimos lo
mismo que damos, entonces no pensemos que es Dios quien envía “castigos”.

La victimización y por ende la manipulación es un mal negocio, es: perder-
perder, aunque en un principio podamos conseguir lo que queremos, no
tardaremos en enfrentar sus consecuencias.

La manipulación en política es llamada demagogia.

Hace unos días Joshua mi nieto mayor que estudia en Francia, me envió un
artículo muy interesante sobre cómo existe en los pueblos, la tendencia a
repetir aquello que ya fue comprobado que no funciona. Sin embargo
aceptamos y repetimos… el artículo terminaba con una sentencia muy dura que
según el columnista pertenece a H. L. Mencken:

“El demagogo es quien predica doctrinas que sabe que son falsas, a personas
que sabe que son tontas”.

No nos engañemos, y no tratemos de engañar a nadie porque ese es un
negocio que sólo trae pérdida para ambos lados.
La verdad y la comunicación directa es como agua cristalina que calma la sed y
refresca.

Bebamos de esas aguas y digamos siempre la verdad con criterio.

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te
entrego todas mis memorias de temor, control y rabia para que Tú, las
transmutes en luz.

Enséñame a ser honesta, pero también guíame para que mi honestidad no
sea motivo de sufrimiento para nadie.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria



Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


UN INSTRUMENTO

(…)Radha*, quien escuchaba todo esto, dijo que si uno quería ser realmente

una flauta y estar contínuamente con el Ser Supremo, tenía que

comprender que la flauta es hueca, de modo que, al igual que ella, uno

debía eliminar de sí todos los deseos y hacer que su corazón fuera hueco

como una flauta, ya que así el Absoluto Universal vendría a residir en ese

corazón…     SSS

 

*Radha era una pastora, que vivió hace cinco mil años y aún hoy,

es recordada por su entrega incondicional a Dios.

 

Como imagen mental, esto de convertirnos en flautas de Dios es algo muy

bello.

 

La cuestión es cómo acercarnos a ese estado, quizá como concepto lo

aceptamos pero, ¿y en la práctica?

 

No se trata de ser seres sin voluntad, se trata de dar lo mejor de nosotros

mismos para ser instrumentos valiosos y afinados con la melodía del universo.

 

Recuerdo que cuando comencé a estudiar las terapias florales en algún libro

encontré esta analogía: “Si fueramos música, la enfermedad sería una o varias

notas desafinadas”.  

¡Que simple!, entonces para estar saludables afinemos el instrumento e

interpretemos adecuadamente la melodía.

 

Pero con qué afinamos nuestro “instrumento”, lo afinamos con nuestro propio

ser y ese afinamiento se llama RECTITUD.

 

Recuerda que Ho´oponopono significa hacer correctamente lo que es correcto.

La rectitud es coherencia para que mi pensamiento, mi palabra y mi accionar estén

orientados en la misma dirección.

 

Entonces. ¿en dónde entra eso de ser instrumentos de Dios?

 

Te recuerdo que tú y yo somos parte de Dios y que cuando somos coherentes,

estamos siendo el instrumento perfecto, la flauta hueca por donde el universo

interpreta su melodía.

 

Todo en el universo tiene su acción correcta. Si vemos la naturaleza a nuestro

alrededor podremos ver esa rectitud sucediendo sin ningún esfuerzo.

 

Alguna vez has observado el fluir de un riachuelo, el agua corre burbujeante y

algunas veces rodea y otras cubre las piedrecillas sin resistencia alguna.

 

Que maravilloso sería fluir así con la vida, dejar las piedras del ego y que el

orgullo, la soberbia, el miedo y los celos no detengan nuestro fluir.

 

No hay nada equivocado en el universo, todo tiene una razón de ser y cuando

dejamos de fluir con esa corriente lo único que hacemos es desviarla, por un

trecho que puede ser largo o corto pero finalmente encontraremos el cauce.

Tú y yo nos hemos re-encontrado en esta vida para apoyarnos en esta

búsqueda de la rectitud. Cuando escribo cada uno de estos artículos, lo hago

para mí, para recordarme cómo pueden ser las cosas. Y al compartirlo contigo,

me haces un servicio enorme, me ayudas a ser coherente, porque no podría

compartir contigo ¡lo que no tengo!

 

Me caigo y me levanto, mi ánimo a veces se decae, a veces quisiera ser

hacedora, solucionar todo desde mis memorias y desde mi ego, y es cuando

comienzo a entrar en angustia, pero luego… ¡RECUERDO!…

 

Hay una manera de vivir en donde la entrega es lo fundamental, en que

puedo entregar mis angustias y falta de fe a un poder superior que se hará

cargo, y escribo, me relajo, lo comparto contigo y el milagro sucede.

 

¡Estoy en paz nuevamente!  

 

Por eso hoy te agradezco, gracias a ti y al Ho´oponopono, vuelvo una y otra

vez a hacer correctamente lo que es correcto.

 

Y eso es volverme un instrumento en las manos Divinas, y dejar fluir la

melodía que Él quiera tocar.

 

Estamos juntos en este camino y cada día es una nueva oportunidad para ti y

para mí, hagamos uso de ella, afinemos nuestras notas.

 

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

 

 

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te

entrego todas mis memorias de soberbia, miedo y terquedad para que Tú,

las transmutes en luz.

 

Enséñame a ser un instrumento en Tus manos para que interpretes tu

divina melodía a través mio.

 

 

Y Asi se ha hecho

 


Lo siento, por favor perdóname
 


 

Te amo,  Gracias

 

 
Ana Maria
 

 

Para lograr cualquier cosa en la vida…

(…)Para lograr cualquier cosa en la vida, dos cosas son esenciales: fe
firme, y amor puro. Para experimentar el amor puro y divino, ustedes
tienen que estar preparados a abandonar el egoísmo y el interés personal.
Deben desarrollar pureza y constancia.
Con fe firme en la Divinidad, deben fomentar el amor a Dios, sin prestar
atención a obstáculos ni a sufrimientos. Nunca deben pensar que el
placer y el dolor son causados por alguna causa externa; no es así. Son
resultado de sus propios pensamientos. No tiene objeto culpar a los
demás. Si ustedes desarrollan amor a Dios, ese amor abolirá todo pesar y
toda mala tendencia, como son el apego, la ira y la envidia… SSS

Esta fórmula de poder no fallará si la entendemos y practicamos con
honestidad. Fe firme y amor puro.
La fe , es algo que inicialmente logramos de manera intelectual, para luego
convertirse en algo que será parte de nosotros a nivel emocional y espiritual.

Te doy un ejemplo muy simple: …sales de tu trabajo y te diriges a tu casa, al
hacerlo tienes la certeza absoluta de que tu casa está en su lugar…, no lo
dudas ni por un momento, ni tampoco hay emoción en esa certeza.
¿Lo entiendes? La certeza es intelectual no emocional.

Cada vez que hacemos uso de la emoción, ésta viene acompañada de otras
emociones, por ejemplo: la duda

La duda es una energía de muy baja vibración y nos debilita.

Entonces se trata de comenzar teniendo la certeza absoluta de que no
estamos solos, de que tenemos a la Divinidad en nosotros y con nosotros.
Esta certeza poco a poco se irá introduciendo más y más profundo, hasta
convertirse en FE.

El amor puro como bien lo dice el texto, es abandonar el egoismo, eso es un
poco más difícil, porque requiere de un proceso de maduración del ser
humano.

El egoismo está presente cuando creemos que nosotros somos nuestro cuerpo
con sus sentidos.
Allí nos quedamos atrapados, entonces buscamos en todo, tener una
satisfacción sensorial.

Es cierto que nosotros tenemos un cuerpo al que hay que cuidar, ya que es
nuestro vehículo en este plano de existencia.
Pero la meta es casualmente ENTENDER eso, el cuerpo es el vehículo del
espíritu que es lo que somos.

Somos eternos, perfectos y principalmente somos una parte de Dios.
Pero entenderlo y vivirlo, es el trabajo que hemos venido a hacer, por lo tanto
nos tomará algún tiempo, que a veces podría durar ¡toda una vida!

Esto me recuerda algo que mi Maestro siempre decía: “Yo les doy todo lo
que me piden, para que después me pidan lo que les he venido a dar”.

Esta misma frase se aplica al Ho´oponopono…
Comenzamos haciendo Ho´oponopono esperando conseguir para nosotros
tranquilidad emocional, económica, social, familiar, etc.

Cuando lo practicamos por algún tiempo ya no esperamos nada, sólo
disfrutamos de lo que verdaderamente se nos ha venido a dar: Paz.
Pero esa paz no está condicionada a que las situaciones cambien, ¡no!

Esa paz ya es parte de nosotros y es entonces cuando comenzamos a dar en
vez de recibir. Y sin desearlo el milagro ocurre, mientras más sincera y
desinteresadamente damos: el universo abre sus puertas y comenzamos a
recibir lo que nunca hubieramos imaginado.

Algo más que nos sugiere el texto inicial es pureza y constancia.

La pureza es la sinceridad, no es necesariamente la perfección, porque
muchas veces podremos equivocarnos, pero si lo que hacemos lo hacemos
creyendo que es verdadero, se nos dará una oportunidad de corregir.

La constancia es lo que nos lleva a perfeccionar nuestra práctica, con
paciencia y tolerancia.

Finalmente el texto que no pertenece al Ho´oponopono, pero que sin embargo
nos menciona el fundamento del Ho´oponopono, y eso es que nada sucede
afuera sino que es generado desde dentro de nosotros, entonces nos está
hablando de tomar el cien por cien de responsabilidad, y entregarle todo a
Dios para que sea transmutado, liberándonos de las memorias negativas que
nos llevan al apego a los sentidos, la ira, la envidia, etc.

Amor y fe… comencemos a desarrollarlos y lo demás llegará por añadidura…

Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te
entrego todas mis memorias de apego, ira y envidia para que Tú, las
transmutes en luz.

Enséñame el camino que me lleve a la identificación de mi verdadero YO.

Y Asi se ha hecho


Lo siento, por favor perdóname
 


Te amo, Gracias



Ana Maria


Aloha Ke Akua



“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”
 


HO´OPO BOLETÍN DE FEBRERO 2016

Este mes de Febrero comienza con novedades y cambios energéticos, en el calendario lunar chino que se inicia con el Año del Mono de Fuego.

 Son doce los animales que según los chinos, conforman la rueda cíclica de los años, y que podemos tomar como base para hacer una autoindagación, cada animal proporciona características especiales y algunas de esas características las tenemos nosotros.

 En el caso del mono, representa la mente, el mono nunca está tranquilo en un solo lugar,  salta inquieto de una rama a otra, nuestra mente tiene esa tendencia, salta de un lugar a otro llenándose de deseos y apegos.

 Por otro lado el mono es alegre creativo e ingenioso.

 Esas también son características que nos conviene observar y desarrollar en nosotros.

 La alegría verdadera en el ser humano es el producto de su armonía interna y estar alegres es un servicio que nos damos.

 

Una persona en armonía atrae armonía, cuando nos encontramos con alguien que está siempre de mal humor o con mala cara, nos afecta, ¿No es así?

 Si eres parte de una familia o un grupo de trabajo y tu mala cara es constante, lo más probable es que estés afectando a los demás.

 Un padre o madre de familia que está siempre de mala cara y de mal humor está generando un estado de intranquilidad en la familia, si para un adulto es desagradable tener que interactuar con una persona malhumorada, un niño estará  mucho más afectado.

 El mal humor tiene que ver con un estado infantil no superado. Recuerda que nacemos con memorias activas de egoismo y  dependencia, que nos hacen  demandantes, quejumbrosos y miedosos.

 A medida que vamos madurando y desarrollándonos como seres humanos, aprendemos a desarrollar otra forma de comportamiento.

 Cuando a ti y a mí, nos llegó la enseñanza del Ho´oponopono, lo primero que aprendimos fue a tomar la responsabilidad, no victimizarnos y entregar.

 ¿Te das cuenta que en esos tres pilares del Ho´oponopono está contenida toda la fórmula de la felicidad?

 Es verdaderamente sencillo, aceptar mi responsabilidad, y en esa aceptación estoy también aceptando y reconociendo  mi capacidad de generar cambios.

 Si yo soy responsable de la mala cara que llevo, yo también puedo ser responsable de cambiarla esa mala cara por una cara sonriente. Es mi elección.

 Al hacerlo dejo de responsabilizar, al clima, a la falta de dinero, a “lo que tú me dijiste” o “la manera como me miraste”…. TÚ NO TIENES ESE PODER, soy yo quien elijo como sentirme. NO SOY VÍCTIMA.

 Y finalmente mi buen humor es mi elección y no está supeditada a que “me va todo muy bien”, a que “no tengo dificultades”, a que “no está malo el clima”: ¡NO!

Mi buen humor es el resultado de la entrega sin condicionamientos.

Finalmente he aceptado “Que se haga Tú voluntad y no la mía”

 MI MENTE YA NO ES UN MONO SALTARÍN, SINO QUE SOY YO QUIEN LA DIRIGE Y SOY YO QUIEN DECIDE SENTIRSE BIEN.

 Algo tan simple como el nombre de un año nuevo, puede servirnos para hacer una reflexión profunda y ayudarnos a cambiar de actitud.

 Podría parecer un trabajo colosal,  pero lo hacemos de manera fácil con el                Ho´oponopono.

 Comencemos Febrero con algo muy simple, una buena cara, un semblante de paz y una mente sin saltos alocados de un lugar al otro.

 Que este año del Mono de Fuego, sea un año de verdadero aprendizaje y de avance espiritual.

 Que tengamos paz, más allá de todo entendimiento.

 Divino Creador, Padre, Madre, Hijo, los tres unidos como sólo Uno. Te entrego todas mis memorias negativas primarias, para que Tú, las transmutes en luz.

 Enséñame a aceptar con alegría y llevar esa alegría a donde sea que voy.

 Y Asi se ha hecho

 Lo siento, por favor perdóname
 


 Te amo,  Gracias

  
Ana Maria
 

 Aloha  Ke Akua


“Dios está dentro”, “Dios es Amor” “Dios Es YO SOY”